EPC, Gazteria / Juventud, GEIJ, Historia, Japon, Juche, Kim Il Sung, Kim Jong Il, Kim Jong Suk, Kim Jong Un, PTC

Vida de Hwang Sun Hui, mujer luchadora revolucionaria

Hwang Sun Hui en un desfile de antorchas organizado por la Juventud

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La camarada Hwang Sun Hui fue una luchadora revolucionaria que participó en la Guerra Antijaponesa.

Nació el 3 de mayo de 1919, en el seno de una familia de campesinos pobres, durante el gobierno militar del imperialismo japonés abandonó su querido hogar para partir a tierra extraña para ganarse la vida.

Se unió al Ejército Revolucionario Popular de Corea a los 16 años para vengarse del enemigo que mató a miembros de su familia. Ella insistió en ser admitida en ERPC, incluso aferrándose a las mangas de los guerrilleros.

Había pocas mujeres guerrilleras en el EPRC tan pequeñas y frágiles como Hwang, y fue una carga para los demás en sus primeros días.

El camarada Kim Il Sung la conoció por primera vez en un campamento guerrillero a principios de la primavera en 1936, y la animó a convertirse en una excelente guerrillera.

Inspirado por su gran confianza, Hwang hizo grandes esfuerzos y pronto se convirtió en una flor del ejército revolucionario, favorecida por todos. Ella fue templada en una luchadora acérrima, persistente en todas las actividades y fuerte en los principios. Ella también era una persona de buen corazón con un alto sentido de obligación.

En el verano de 1945, en vísperas de la liberación de Corea, Hwang se casó con el camarada Ryu Kyong Su bajo el cuidado paterno del camarada Kim Il Sung y la camarada Kim Jong Suk, la heroína de guerra antijaponesa.

Después de la liberación, trabajó como presidenta de la Unión de Mujeres del condado de Hyesan, provincia de Hamgyong del sur, inspirando a las mujeres a participar como una en la construcción de la nación.

El Presidente Kim Il Sung le dio fuerza y aliento a hacer florecer continuamente la flor de la revolución.

Aseguró que ella estudiara en una escuela del Partido y trabajara después de graduarse como funcionaria principal del Museo de la Revolución de Corea desde febrero de 1965. También verificó personalmente los materiales históricos para hacer que Hwang se convirtiera en una autoridad sin rival en el campo del descubrimiento y la prueba histórica de materiales relacionados con la lucha revolucionaria antijaponesa.

Hwang continuó su brillante carrera bajo el cuidado del camarada Kim Jong Il.

El Dirigente Kim Jong Il respetaba mucho a Hwang, quien era infinitamente fiel al Presidente y fue una camarada cercana de la Generala Kim Jong Suk. Prestando siempre gran atención a su trabajo y su vida, él dilucidó la dirección y los caminos de su trabajo y cuidó meticulosamente de su salud y del futuro de sus hijos.

Su vida se volvió aún más gloriosa gracias al camarada Kim Jong Un, quien le otorgó confianza y afecto genuinos.

Diciendo que como los combatientes veteranos antijaponeses estaban salvaguardando firmemente la avanzada de la tradición revolucionaria, la continuidad de la revolución coreana estaba garantizada de manera confiable, el Máximo Dirigente Kim Jong Un cuidó con benevolencia de su salud, vida y asuntos familiares e incluso envió una respuesta autografiada a su carta.

Bajo el cálido cuidado de los grandes líderes, Hwang trabajó como directora del Museo de la Revolución de Corea en buen estado de salud hasta los 100 años de edad.

Ella escribió muchos libros y reminiscencias, entre ellos Reminiscencias de las guerrillas antijaponesas que lleva las memorias de Hwang de los días en que luchó contra los antijaponeses mediante la lucha armada y Entre el pueblo que llevan las memorias de cuando trabajó como jefa del Museo de la Revolución.

Gozaba de un gran respeto como «abuela guerrillera» del pueblo del país.

Después de su muerte el 17 de enero de 2020, sus restos fueron enterrados en el Cementerio de Mártires Revolucionarios en el Monte Taesong.

Choe Kwang Ho

Dejar una respuesta