GEIJ, Historia, Kim Jong Il, PTC, Socialismo

Dirigente Kim Jong Il, defensor y orientador de la causa socialista

La humanidad progresista del mundo rememora las hazañas ideo-teóricas del Dirigente Kim Jong Il quien hizo contribución indeleble al cumplimiento de la causa de independencia mundial al defender el destino del socialismo.

A finales del siglo XX cuando el movimiento socialista mundial atravesaba severas pruebas, las fuerzas antisocialistas anunciaban con premura que «el siglo XXI será la centuria sin el socialismo», chismeando que «este modelo social es un error desde su ideal».

Entonces, el líder antecesor refutó tales sofisterías de los imperialistas y los traidores al socialismo mediante sus enérgicas actividades ideo-teóricas.

En su obra clásica «La difamación del socialismo no será tolerada«, reveló la esencia reaccionaria de la difamación del socialismo y argumentó la superioridad esencial del socialismo al estilo coreano centrado en las masas populares y los importantes problemas para defender y llevar adelante la causa socialista.

En el trabajo «El socialismo es ciencia«, comprobó lógicamente el carácter científico y la veracidad del socialismo y lo inevitable de su victoria.

Su obra «Problemas esenciales de la construcción del Partido revolucionario» dio claras respuestas al problema principal de la construcción de un partido revolucionario, que exigen la época y el movimiento socialista del mundo, y orientó a numerosos partidos progresistas del mundo a estrechar la unidad y cooperación en aras del cumplimiento de la causa socialista.

Produjo grandes repercusiones en la sociedad internacional «Tratar con respeto a los precursores de la revolución es un sublime deber moral de los revolucionarios» que presentó la vía de dar continuidad al movimiento socialista con el punto de vista y actitud correctos sobre los precursores de la revolución.

Durante 3 meses después de publicación de esa obra, más de 210 medios de prensa del mundo divulgaron su texto completo o contenido principal y muchos políticos y los pueblos progresistas del mundo la elogiaron como «ciclo inmortal de la construcción de la moral socialista que tiene profundo significado y gran valor práctico».

Serán eternas las proezas del Dirigente Kim Jong Il quien defendió y dirigió la causa socialista y la de independencia de la humanidad con sus extraordinarias actividades ideo-teóricas, dirección incansable y noble obligación moral.

ACNC

Dejar una respuesta