Cultura, Gazteria / Juventud, Sur de Corea

Jóvenes cantantes surcoreanos son subordinados a grandes corporaciones, forzados a una vida miserable

Los medios de comunicación surcoreanos informaron recientemente que los cantantes juveniles de renombre en el sur de Corea se ven obligados a vivir una vida miserable, al estar subordinados a las grandes corporaciones.

Según la noticia, la mayoría de los cantantes jóvenes, incluidos los de BTS y Black Pink, han firmado contratos exclusivos con grandes empresas relacionadas con el arte, incluida SM Entertainment, a edades tempranas escolares de primaria y secundaria para recibir educación como cantantes.

Se dice que las grandes corporaciones los bloquean por completo y los fuerzan a un entrenamiento severo, durmiendo solo 2-3 horas al día, y la mayoría de las ganancias que obtienen son absorbidas con la excusa de tener que pagar la educación que reciben.

Sus vidas se asemejan las condenas de cárcel sin barrotes de hierro, ya que muchos cantantes jóvenes sufren dolores mentales y físicos, como ser obligados a prostituirse sexualmente por políticos y empresarios, a severos insultos inhumanos y dolores en el duro proceso de formación. Se dice que son muertos en vida, dando testimonio de que es muy difícil de vivir así.

Según lo declarado a los medios de comunicación del sur de Corea y a los occidentales, han sido confinados a contratos injustos desde la infancia y están retenidos en campos de entrenamiento para cantantes jóvenes en el sur de Corea.

Arirang Meari

Dejar una respuesta