GEIJ, Historia, Juche, KHED DPRK RPDC, Kim Il Sung, Kim Jong Il, Kim Jong Un, Osasuna | Salud, PTC, Socialismo

En la RPD de Corea todos los trabajadores son dueños de los medios de producción

Corea es el digno país del pueblo, en que este deposita para siempre su destino y porvenir.

El fundamento del país es el pueblo, y no hay país más grandioso que el adueñado por este. El país digno y popular, donde se garantizan institucionalmente no sólo la posición y el papel de las masas populares, como dueñas del Estado y la sociedad, sino también se practican las políticas más superiores, bajo el ideal de conceder primacía a ellas, es precisamente la República Popular Democrática de Corea.

Vamos a verlo detalladamente.

Primero, la RPDC es el país que garantiza institucionalmente la posición y el papel de las masas populares, dueñas del Estado y la sociedad.

La dignidad del país es la de las masas populares y esta se asegura merecidamente al ser garantizada por el régimen.

Nuestra República tiene como su base socio-política el régimen estatal y social centrado en las masas populares.

En ella todo el pueblo, siendo miembro ordinario de la sociedad, participa como dueño en el ejercicio de todos los poderes y la administración estatal con el igual derecho político.

Las masas populares, siendo dueñas del poder y el país, disfrutan de la vida digna, ejerciendo legítimamente los derechos políticos, incluyendo el de elegir y ser elegido.

Los obreros, campesinos e intelectuales ordinarios son elegidos diputados a la Asamblea Popular Suprema y discuten los asuntos del Estado y despliegan libremente las actividades socio-políticas.

En la República, todos los trabajadores son dueños de los medios de producción y realizan vigorosamente las actividades creativas para enriquecer los bienes materiales del país.

Todas las personas, con el apego y la dignidad sobre su profesión, cumplen con excelencia la tarea revolucionaria, manifestando infinitamente la responsabilidad y la abnegación, se esfuerzan por hacer más trabajos útiles para la sociedad y el colectivo y se encargan voluntariamente de los quehaceres difíciles y duros.

Segundo, la RPDC es el país donde se practican cabalmente las políticas populares más superiores.

La dignidad del Estado se muestra claramente por el aseguramiento al pueblo de una vida afortunada, mediante las medidas populares estatales.

A fin de asegurar al pueblo una vida equitativa y acomodada la RPDC, aplica innumerables medidas políticas tales como la enseñanza obligatoria general de 12 años, el sistema de derecho a casas de convalecencia y reposo, el sistema médico por zonas, el sistema de la crianza y educación de los niños.

Los habitantes no conocen siquiera la palabra “impuestos” y cualquier persona recibe gratis el tratamiento médico.

El Estado levanta las viviendas modernas en varios repartos de la capital, como los de Científicos Mirae y el Ryomyong, y las suministra gratis a los profesores, investigadores y obreros ordinarios. El costo de la vida de los ex militares minusválidos y los ancianos desamparados se cubre por el Estado.

Por doquier, se hallan los hospicios y orfanatos bien acondicionados donde los huérfanos viven sin preocupación alguna, y el Estado se responsabiliza de la vida de los ex militares minusválidos y los viejos sin amparo.

Por doquier del país, se levantaron magníficamente las casas cuna y jardines infantiles para huérfanos donde estos disfrutan de una vida dichosa, sin conocer la tristeza, mientras los discapacitados y los jubilados llevan una vida digna bajo el beneficio del Partido y el Estado.

Todas estas medidas populares no fueron tomadas recientemente, de ninguna manera. Si la República las practica invariablemente, desde hace mucho tiempo, no es porque tiene las condiciones favorables o cuenta con abundantes bienes materiales que otros. Sólo lo hace para la vida, la felicidad y el porvenir del pueblo.

El Presidente Kim Il Sung y el Dirigente Kim Jong Il consideraban como su máxima Iminwichon (considerar al pueblo como el cielo) y dirigieron todo el proceso de la construcción socialista con el amor al pueblo. Gracias a ellos, que continuaron el camino de abnegación al pueblo, considerando el servio al pueblo como el modo de las actividades estatales y presentando la mejora de la vida del pueblo como el asunto más importante del Estado, nuestra República se convirtió en el paraíso del pueblo digno de acaparar la envidia de todo el mundo.

Hoy en día, bajo la dirección del estimado compañero Kim Jong Un, la RPDC luce como país digno y popular.

Él tiene la férrea voluntad de levantar en este territorio el paraíso terrenal en que se realicen el sueño y el ideal del pueblo, apreciando al pueblo como a los Líderes antecedentes.

Siempre da muestras de mucha alegría oyendo las canciones resonantes de los niños, imaginando sus mesas con abundantes comidas para el pueblo, en los puertos llenos de pescados, y viendo las creaciones que proporcionarían la alegría y la felicidad al pueblo.

Contando con el estimado compañero Kim Jong Un, símbolo de todas las victorias y la gloria de nuestro pueblo, y destacado dirigente de la revolución del Juche, nuestra República manifestará aún más su poderío como país digno y popular.

Kim Ryu Chol, investigador de la Academia de Ciencias Sociales de Corea.

  1. Oscar R. Sanchez M.

    En occidente, lo normal es la satanización de Korea del Norte , orquestada por el fascismo de E.U. La realidad poco se conoce, pero quienes disponemos de otra información sabemos la criminal información de occidente. Korea es un ejemplo de sociedad comunitaria para el mundo.

  2. Mario Vásquez

    Pueblo valeroso, heróico, culto, y unido bajo su noble filosofía juche, dirigido por un partido cohesionado, sólido y revolucionario que ha entregado todos sus esfuerzos en la superación y la conquista de la felicidad humana de las masas populares que son su mayor tesoro. Saludos solidarios y éxitos en la empresa revolucionaria.

Dejar una respuesta