GEIJ, Historia, Kim Jong Il, Kim Jong Un, Socialismo

El desarrollo de arquitectura socialista en Corea

La era de esplendor de la construcción en Corea, que sorprende a todo el mundo, es el resultado de la guía de los grandes personas sin iguales quienes aclararon la idea de arquitectura socialista y la pusieron en práctica.

Las edificaciones monumentales de la época del Partido del Trabajo, inclusive el Monumento a la Idea Juche, el Palacio de Estudio del Pueblo y la Casa de Maternidad de Pyongyang, transmiten generación tras generación las imperecederas hazañas del Dirigente Kim Jong Il, genio de creación y construcción.

El 21 de mayo del 80 de la era Juche (1991), él publicó la obra maestra «El arte arquitectónico», guía programática de la arquitectura socialista.

Samjiyon

En ese trabajo, esclareció científicamente, por primera vez en la historia, los vínculos de la arquitectura con la sociedad y el ser humano y, a base de ello, aclaró nuevamente la esencia y carácter de la arquitectura socialista, su misión, posición y papel en el desarrollo de la sociedad y los principios fundamentales de creación de la arquitectura socialista.

La obra, que sintetiza y sistematiza globalmente todos los temas surgidos en la creación de arquitectura socialista, sirvió de poderoso medio ideo-práctico para desarrollarla acorde a las aspiraciones y exigencias de las masas populares.

En virtud del gran programa inmortal, el líder antecesor abrió la era de auge de la construcción e hizo levantar muchas creaciones monumentales.

En la nueva centuria de la era Juche, se construyen una tras otra las edificaciones icónicas de la época, gracias a la sabia orientación del estimado compañero Kim Jong Un, sucesor de la idea arquitectónica del Dirigente, quien en el 102 de la era Juche (2013) publicó la obra Abramos una era de plena properidad de la construcción materializando cabalmente la original idea del Partido sobre la arquitectura.

Se cambia cada día más la imagen de la patria mientras se levantan por doquier nuevas avenidas y viviendas maravillosas, establecimientos culturales y fábricas modernas. Reflejo de ello son la gran obra de construcción de 50.000 viviendas en Pyongyang, que serán entregadas gratuitamente, y la ciudad Samjiyon, modelo que manifiesta patentemente la civilización socialista, ciudad completamente nueva inaugurada hace menos de dos años.

Dejar una respuesta