GEIJ, USA

¿Se puede exportar un sistema político con las fuerzas militares?

Recientemente la retirada de las fuerzas armadas de la OTAN estacionadas en Afganistán está llegando a la etapa final.

Al mismo tiempo, están resonando las voces que justifican el estacionamiento de las fuerzas armadas de la OTAN en Afganistán en el pasado, diciendo que la OTAN cumplió su misión satisfactoriamente, que el estacionamiento de las fuerzas armadas de la OTAN ha sido una oportunidad que ofreció el ambiente más favorable para el crecimiento de la nueva generación, etc.

Entonces ¿Cuánto se ha desarrollado Afganistán durante los pasados 20 años en el “ambiente más favorable” ofrecido por la OTAN?

La prensa del Occidente comenta que aunque las operaciones militares de la OTAN en Afganistán están terminando, el futuro de este país es inestable y el Afganistán sostenido por el Occidente degeneró en el país más corrupto en el mundo.

Una personalidad de izquierdas del Occidente señaló que la “guerra contra el terrorismo” de la OTAN fracasó y no será buena la salida de la OTAN dejando al país destruido y esto despertó la atención sobre las acciones de la OTAN, que no sólo son insensatas, sino también privadas de la responsabilidad moral.

Por otra parte, algunos especialistas están cuestionando fuertemente la necesidad de la existencia de la OTAN, en relación con el mal hábito inveterado de la OTAN, que está  acostumbrada a quitar la mano de las consecuencias catastróficas después de las intervenciones militares.

Un comentarista asiático indicó en su escrito que la mayoría de las operaciones militares de la OTAN como el bombardeo a la  ex Yugoslavia en 1999 y el ataque aéreo a Libia en 2011 no fueron autodefensivas ni legales, claramente desde el punto de vista del derecho internacional y de la tecnología, porque no fueron autorizadas por el Consejo de Seguridad de la ONU, y enfatizó que si la OTAN, una organización que ya tuvo que ser desintegrada lógicamente, tiende sus tentáculos hacia el Pacífico, más allá del Atlántico, significa justamente un dolor.

Recientemente, un prestigioso médico de  Serbia publicó el sensacional resultado de una investigación, que explica que como consecuencia del uso de las bombas de uranio empobrecido de la OTAN en el ataque aéreo a la ex Yugoslavia en 1999, cuyo uso está prohibido internacionalmente, en Serbia actualmente el número de los fallecidos por el cáncer ocupa el primer lugar en Europa y los pacientes del cáncer aumentan en 60 mil cada año.

Históricamente la OTAN ha llevado a cabo incesantemente las intervenciones militares en otros países con el pretexto de la “libertad”, la “democracia”, la “paz” y la “estabilidad”.

Pero los males sociales de todo tipo como los conflictos, el terrorismo, el problema de los emigrantes etc. se propagan en todos los lugares donde interviene la OTAN causan la ira y la indignación enfurecida de los pueblos de los países y las regiones correspondientes.

Por eso los periódicos y las radios del occidente comentan también que con motivo de esta retirada de Afganistán, el occidente debe abandonar, aunque sea tarde, su pensamiento estúpido de que puede exportar su sistema político a otros países mediante los métodos militares.

Esta es la anatomía exacta sobre la verdadera intención de la OTAN, que habla sobre las futuras “acciones de la paz internacional” hasta en el momento de su salida de Afganistán.

Hoy, la sociedad internacional tiene esto que decir:

La retirada de la OTAN es una necesidad absoluta; no debería haber venido en primer lugar, pero, como sucedió, ¿no sería prudente tener cuidado de que su figura en retirada al menos se viera bien?

Pak Hyon Song

Investigador del Instituto de Estudio de la Política Internacional

Dejar una respuesta