Gazteria / Juventud, GEIJ, Historia

94º aniversario de la Unión de la Juventud Comunista de Corea

Concierto juvenil por el Día de la Juventud

El 28 de agosto de 16 de la era Juche (1927) se fundó la Unión de la Juventud Comunista de Corea, entidad juvenil organizada por los vanguardistas de la Unión de la Juventud Antiimperialista, como núcleo, y jóvenes obreros, campesinos y estudiantes forjados en varias organizaciones revolucionarias y que lucha por la liberación nacional antiimperialista y el comunismo.

Es por ello que el e Dirigente Kim Jong Il hizo definir esa fecha como el Día de la Juventud, para glorificar las hazañas indelebles del Presidente Kim Il Sung, organizador de la Unión de la Juventud Comunista de Corea.

Al integrarse los jóvenes experimentados y sobresalientes en la lucha antijaponesa y ampliarse sin cesar sus filas en varios lugares, esta agrupación se organizó también en las filas armadas después de la fundación del Ejército Revolucionario Popular de Corea (25 de abril de 1932).

Los miembros de la Juventud Comunista combatieron sin doblegarse en la sangrienta lucha armada contra el imperio japonés. Entre ellos figuraba un miembro de la Unión de la Juventud Comunista apodado “Trece Balas”.

A principios de invierno de 1933, él fungía de jefe de la Juventud Comunista del grupo de contención cuando una unidad guerrillera permanecía en el valle Sukpat. El grupo contaba con más de diez guerrilleros. Tenía la misión de controlar y aniquilar la tropa “punitiva” que invadía a la zona guerrillera y, al mismo tiempo, avisar a la comandancia la situación creada.

Un día, una gruesa tropa “punitiva” cercó sigilosamente en una noche al valle Sukpat y se arrojó sobre el puesto. Los guerrilleros entablaron un fiero combate desde la madrugada. Rechazaron siete ataques hasta que la cabaña del puesto, quemada, se vino a tierra.

En medio de la lluvia de proyectiles, “Trece Balas” convocó una reunión de la Juventud Comunista e hizo el siguiente llamamiento: “Camaradas, detrás de nosotros están la base guerrillera y los hermanos queridos. Si retrocedemos un paso siquiera, no tendremos derecho a vivir en este mundo como jóvenes coreanos. ¡Mantengamos nuestro puesto aun cuando nuestros cuerpos se hagan mil pedazos!”

El derrotó a los enemigos aunque recibiera trece balas. Entre sus compañeros había otros que fueron bautizados con los motes de “Siete Balas”, “Tres Balas” y “Dos Balas”.

Entre los incontables héroes antijaponeses quienes sacrificaron su vida sin vacilación alguna para rescatar el país privado por el imperialismo japonés y emancipar la patria, había muchos miembros de la Juventud Comunista.

Su noble espíritu se hereda a través de décadas y siglos. Lo testimonian fidedignamente la imagen valiente y lozana de los jóvenes coreanos de hoy que crean incesantemente nuevos milagros y proezas en la construcción socialista entorno al Secretario General Kim Jong Un, quien lleva adelante la idea y las hazañas de los líderes antecesores, realizadas en el movimiento juvenil.

Naenara

Dejar una respuesta