MINREX

La ONU calla ante los atroces actos de lesa humanidad que perpetran institucionalmente EE.UU. y Occidente

Han Tae Song

Han Tae Song, representante permanente de la República Popular Democrática de Corea (RPDC) en la Oficina de Naciones Unidas en Ginebra y en otras organizaciones internacionales en Suiza, pronunció un discurso el 14 de septiembre en la 48º sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

En el discurso pronunciado durante el debate sobre el artículo 2º de la agenda (la discusión general con respecto al informe renovado del Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU en relación con la situación de derechos humanos del mundo) aclaró el criterio sobre los fenómenos de la politización y distinción de los derechos humanos y doble rasero que perjudican las cooperaciones internacionales en el sector de derechos humanos.

Señaló que los informes por países que se presentan al Consejo de Derechos Humanos están repletos de contenidos con prejuicios y privados de la objetividad, ya que no reflejan correctamente la realidad del país correspondiente o citan los datos sin fundamentos y ni probados. Siguió que el hecho de inculpar y criminalizar la situación sobre los derechos humanos de los países soberanos, incluyendo al coreano, basándose en mentiras y datos falsificados por la realización del turbio propósito político, constituye uno de sus ejemplos.

Mencionó sobre el hecho de que la Oficina de Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU planteó de nuevo, injustamente, el problema de derechos humanos de Venezuela, Nicaragua y Sri Lanka y siguió que se opone y rechaza el hecho de que algunos países utilicen el problema de la región de Xinjiang y Hong Kong de China para la intervención en los asuntos internos.

Señaló que el problema de los derechos humanos no debe ser abusado para propósitos políticos en ningún caso y que el Consejo de Derechos Humanos de la ONU y la Oficina de Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU tienen que implementar cabalmente los principios de actividades de la generalidad, imparcialidad, objetividad, la no distinción, diálogo constructivo y cooperación especificados en la resolución 60/251 de la Asamblea General de la ONU, junto con los principios del respeto a la soberanía, integridad territorial y la no intervención en los asuntos internos inscritos en la Carta de la ONU. Y dijo que el problema de los derechos humanos debe ser manejado sobre bases justas e imparciales y de una manera que promueva las colaboraciones internacionales y el diálogo constructivo, teniendo en cuenta las características políticas, históricas, sociales, religiosas y culturales.

Además, mencionando sobre el hecho de que a veces el escenario de la ONU está siendo mal usada como patio para escoger selectivamente a los países que no siguen la manera de “administración” del Occidente y atacarlos por nombramiento, señaló que en caso de que se sigan permitiendo tales fenómenos, las verdaderas cooperaciones de derechos humanos se esfumarán y el escenario de la ONU se convertirá en el lugar de los fraudes políticos y enfrentamientos.

Familia desahuciada en Phoenix, Arizona

Dijo que a pesar de que recientemente se revelaron los atroces actos de lesa humanidad que se perpetran institucionalmente en EE.UU. y los países del Occidente como la discriminación racial, tortura, tráfico de seres humanos y trabajo de esclavos y que sorprenden en gran medida al mundo, este problema nunca fue cuestionado en la ONU debido a que los países europeos a los que les gustan amonestar e intervenir en el problema de derechos humanos de los países individuales, guardan silencio. Subrayó que tales actos que impiden el esfuerzo internacional para la protección y promoción de los derechos humanos no deben ser tolerados por más tiempo.

Para terminar, el representante permanente mencionó que el Consejo de Derechos Humanos de la ONU tiene que poner fin a tal práctica de distinguir entre DDHH y al doble rasero que existen arraigados profundamente en el sector de los derechos humanos y mantener y consolidar mediante las colaboraciones y diálogos constructivos el UPR que trata de igual manera a la situación de derechos humanos de todos los países miembros de la ONU y prestar la debida atención también a los derechos económico, social y cultural y de desarrollo.

MINREX

Dejar una respuesta