EPC, GEIJ, Kim Jong Il

Con miras a hacer fuerte en lo ideológico al Ejército Popular de Corea

Lo principal del poderío invencible del Ejército Popular de Corea es lo ideo-político.

Éste es el meollo de las fuerzas armadas. Se dice desde la antigüedad, que lo temible no es la flecha del enemigo, sino su espíritu. Eso quiere decir que la conciencia ideológica de los militares juega un rol importante en el combate.

Percatado muy temprano de la importancia decisiva que ocupa el nivel ideo-político de los uniformados en el fortalecimiento de la capacidad militar, el gran General Kim Jong Il prestó primordial atención a su afianzamiento en todo el proceso de su dirección sobre las fuerzas armadas revolucionarias.

Cuando llegaba a sus unidades, pasó siempre y antes que nada por la sala de educación destinada al estudio ideo-político.

Se interesó profundamente por disponerles de los medios y materiales necesarios para la educación ideológica y ponerlos en funcionamiento sustancial.

«Durante la visita a una unidad del EP en enero de 2007, el gran General Kim Jong Il señaló que realizaban de forma nueva y con profundidad la labor política, con suficientes medios de distinta clase para la educación de los militares y valoró sus esfuerzos por preparar a todos los soldados como fuertes ideológicos, poseedores de la firme concepción revolucionaria.

Además, al ver materiales visuales exhibidos en el pasillo de la Casa Militar, dijo que era bueno el contenido de los datos educativos, en particular, los tendentes a preparar a los uniformados como fuertes en la ideología y convicción, y dio encarecidas instrucciones de conceder mayor fuerza especial a intensificar la educación de la convicción entre ellos.»

Jang Un Il, jefe de sala de la Academia de Ciencias Sociales

El estado ideo-espiritual de los militares estuvo reflejado también fielmente en las funciones de grupos artísticos en que se manifestaba la disposición de defender a ultranza al Comandante Supremo.

Gracias a la acertada orientación del gran General Kim Jong Il, el EPC se ha convertido hoy en la invencible hueste fuerte en la ideología y convicción.

Voz de Corea

Dejar una respuesta