Gazteria / Juventud, GEIJ

76º Aniversario de la fundación de la Unión de la Juventud Democrática de Corea

A raíz de la liberación de Corea del colonialismo japonés, en agosto del 34 de la Era Juche (1945), la situación del movimiento juvenil era complicada, la Unión de la Juventud Comunista y otras organizaciones juveniles con diversos nombres actuaban de manera dispersa en las distintas localidades. Los reaccionarios internos maniobraban por separar y desintegrar ese movimiento, creando entidades reaccionarias.

Kim Il Sung durante un mitin en 1946.

En aquel entonces, el Presidente Kim Il Sung propuso fundar de la UJC la Unión de la Juventud Democrática, organización juvenil unitaria de masas. Aún estando muy ocupado con la construcción del nuevo Estado, fue elegido Presidente honorario del Comité preparatorio para constitución de la UJD, se reunió con los delegados juveniles para dar solución a los problemas pendientes y envió a combatientes revolucionarios a las localidades para que ayudaran en esa labor.

En la conferencia de activistas juveniles, en octubre de 1945, se aprobó fundar la UJD junto con el Programa y Estatutos de la organización, junto con la Declaración a toda la juventud de unirse firmemente en la edificación de la nueva Corea. La Declaración causó sensación en la gran mayoría de la juventud coreana.

Al día siguiente, el Presidente Kim Il Sung envió una carta a toda la juventud del país para estimular su lucha por la constitución de la organización juvenil. Por consiguiente, se crearon ramas de la Unión de la Juventud en la fábricas, empresas, campos rurales y escuelas y en todas las regiones e instituciones.

El 17 de enero de 1946, el Gran Líder convocó la Conferencia de la Fundación de la UJD y proclamó ante el mundo el nacimiento de la organización juvenil masiva. Desde entonces, se preparan las nuevas generaciones como dueños encargados de la construcción socialista y la juventud coreana comenzó un nuevo desarrollo.

Tan solo seis meses después de su fundación, la UJD se unió a la Federación Mundial de la Juventud Democrática, junto con las demás organizaciones juveniles comunistas y de liberación nacional del mundo con el objetivo de materializar estrictamente el ideal y los principios del Partido del Trabajo de Corea en materia de política exterior elevando constantemente la posición y la influencia de la potencia juvenil del Monte Paektu, fortalecer la unidad y cooperación con los jóvenes y estudiantes progresistas del mundo aspirantes a la independencia antiimperialista y contribuir activamente al desarrollo del movimiento mundial de jóvenes y estudiantes y al cumplimiento de la causa de verificación de la independencia en el mundo entero.

Tras concluir exitosamente la cooperativización agrícola y la transformación del comercio y la industria privados por vía socialista, estableciendo plenamente el sistema socialista, según las exigencias de la época, la UJC decidió renombrarse como la Unión de la Juventud Trabajadora Socialista de Corea, en mayo de 1964.

La antorcha entregada a los jóvenes por el Dirigente Kim Jong Il, en octubre de 1995, deseándoles que sean siempre la inapagable de la revolución.

La segunda mitad de la década de 1990 fue un período muy severo para el pueblo coreano. Iban más allá de la imaginación humana las pruebas y dificultades. Sin embargo, los jóvenes coreanos dedicaron todo lo suyo en los campos de construcción de importantes objetos como el tendido del ferrocarril y su electrificación que tenían gran significación en el desarrollo económico. En esa época de dura prueba del socialismo, la Juventud decidió asumir el nombre de Unión de la Juventud Socialista Kim Il Sung, en 1996.

El Dirigente Kim Jong Il presentó la idea de dar importancia a los jóvenes como línea estratégica del Partido del Trabajo de Corea y lanzó la consigna «¡Amen a los Jóvenes!». Y fortaleció la organización juvenil como la del líder y formó a la juventud como fidedignos vanguardistas que sostienen al frente la causa del Partido.

Kim Jong Un junto con jóvenes soldados del Ejército Popular.

Hoy, el Secretario General Kim Jong Un, quien continúa el noble propósito de los grandes Líderes antecesores de dar importancia y apreciar a los jóvenes, dedica grandes esfuerzos por formar firmemente a los jóvenes y su organización como fidedigna unidad de reserva, la patrulla y de flanco del PTC.

En agosto de 2016, fue aprobada en su IX Congreso de la Juventud por unanimidad la resolución sobre el cambio del nombre de la organización juvenil por la Unión de la Juventud Kimilsungista-Kimjongilista, en concordancia con las exigencias del nuevo siglo tomando como su meta general y tarea de lucha definitiva la identificación de todas sus filas según el Kimilsungismo-Kimjongilismo.

En abril del año pasado, 2021, el X Congreso de la Juventud decidió actualizar el nombre por la Unión de la Juventud Patriótica Socialista. Esta nueva denominación expresa claramente y de manera directa el carácter y el deber del movimiento juvenil en la etapa actual de la revolución coreana, sintetiza el ideal y los rasgos de los jóvenes contemporáneos y confiere un toque propio a la organización.

También lleva implícita la gran esperanza del Partido y del pueblo de que todos los jóvenes se preparen como patriotas que aprecian el socialismo como su propia vida y luchan firmemente, generación tras generación, por su triunfo y que la Unión demuestre plenamente su poderío como brigada de choque en la construcción socialista.

Su tarea principal en la etapa actual es convertir a todos los jóvenes en patriotas que defienden con firmeza el socialismo y se entregan de lleno a la construcción socialista.

Dejar una respuesta