EPC

Corea prueba misiles crucero de largo alcance y ojivas de proyectil teledirigidos

La Academia de Ciencias de Defensa Nacional de la República Popular Democrática de Corea realizó los días 25 y 27 de enero el lanzamiento de prueba para renovar el sistema de misil crucero de largo alcance y el otro para comprobar el poder de la ojiva convencional de proyectil teledirigido táctico tierra-tierra.

Los dirigieron en el terreno los funcionarios del Departamento de Industria Armamentista del Comité Central del Partido del Trabajo de Corea y los cuadros directivos de la ACDN.

En la prueba del día 25, dos misiles cruceros de largo alcance disparados acertaron el islote blanco a una distancia de 1.800 kilómetros al cabo de navegar 9.137 segundos por la órbita de vuelo establecida en el Mar Este de Corea.

La eficiencia práctica en combate del sistema de misil de ese tipo desempeñará un papel digno en el incremento del disuasivo de guerra del país.

En el ensayo del día 27, dos proyectiles teledirigidos tácticos lanzados atacaron con precisión el islote blanco y se confirmó así que satisfacen los requerimientos de diseño el poder explosivo de la ojiva convencional.

La ACDN aclaró que el Instituto de Ojivas de Misil, adscrito a ella, continuará desarrollando en el futuro las ojivas potentes que cumplan distintas funciones y misiones de combate.

El resultado de lanzamientos exitosos de esos armamentos fue informado al CC del Partido y obtuvo una alta apreciación.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Popular Democrática de Corea hizo pública el 14 de enero la siguiente declaración que aboga por el ejercicio de derecho a la autodefensa de la RPDC:

Estados Unidos se porta de manera provocativa volviendo a cuestionar el ejercicio de nuestro derecho a la autodefensa.

El reciente desarrollo de nuestros armamentos de nuevo tipo no apunta a ningún país o fuerza específicos ni ha vulnerado en nada la seguridad de los países vecinos, pues no es más que una actividad orientada a modernizar el potencial defensivo del Estado.

Sin embargo, EE.UU. remitió el tema de nuestra justa actividad correspondiente al Consejo de Seguridad de la ONU donde lanzó una campaña de censura e insatisfecho con esto, agrava de modo intencional la situación aplicando hasta la sanción independiente.

El hecho de que EE.UU. cuestione el ejercicio de nuestro derecho de autodefensa es una provocación evidente y una lógica bandidesca.

Esto demuestra que si bien la actual administración norteamericana habla tanto de la diplomacia y el diálogo, recurre obstinadamente en realidad a la política de aislamiento y aplastamiento a la RPDC.

El fortalecimiento del poderío de defensa nacional es el derecho legítimo de un Estado soberano y no renunciaremos jamás nuestro derecho justo.

Si EE.UU. se obstina de tal manera en su postura conflictiva, nos veremos obligados a emprender una reacción más fuerte y contundente.

Dejar una respuesta