KCNA

La Unión Europea muestra extrema ignorancia respecto al problema de la Península Coreana y un doble rasero

Recientemente la Unión Europea publicó “declaraciones” que tildan nuestras justas medidas del fortalecimiento de capacidad de defensa nacional para la autodefensa de “una amenaza a la paz y seguridad internacional”.

Esto constituye una violación flagrante de nuestra soberanía e intolerable acto de intervención en los asuntos internos y nosotros lo condenamos y rechazamos categóricamente.

Como ya hemos reiterado en varias ocasiones, nuestras medidas de fortalecimiento de la capacidad de defensa nacional no constituyen ninguna amenaza o perjuicio para los Estados vecinos y la región ni mucho menos para Europa.

Sin embargo, el hecho de que la UE, valiéndose activamente de la anacrónica política hostil de EE.UU. contra la RPDC, haya cuestionado sin razón el ejercicio del derecho autodefensivo de un Estado soberano, es una expresión representativa de la extrema ignorancia de la esencia del problema de la Península Coreana y del doble rasero.

Esto comprueba claramente que la “autonomía estratégica” que la UE preconiza en cada ocasión no pasa de ser más que palabrería para encubrir su obediencia ciega y adulación a EE.UU.

Actualmente, la sociedad internacional eleva día a día las voces de que EE.UU., parte directamente interesada del problema de la Península Coreana, tiene que entrar en acciones prácticas para detener el ciclo vicioso de la agravación de la tensión en la Península Coreana.

Es precisamente EE.UU. el país que, durante casi 4 años después de la Cumbre RPDC-EE.UU. en Singapur, ha desplegado en centenares de ocasiones los ejercicios militares conjuntos contra la RPDC que ellos mismos prometieron su cese y también es EE.UU., el que amenaza seriamente la seguridad de nuestro Estado emplazando los medios sofisticados de ataque en Corea del Sur e introduciendo a cualquier hora los bienes estratégicos nucleares en las regiones cercanas de la Península Coreana.

Aunque actualmente EE.UU. habla ruidosamente sobre el “comprometimiento diplomático” y el “diálogo incondicional” esto no pasa de ser más que una cortina de humo para engañar al mundo y encubrir sus actos hostiles y una prolongación de la política hostil que las administraciones de turno de EE.UU. han perseguido.

La UE tiene que observar correctamente la realidad y librarse cuanto antes del malentendido, vista prejuiciosa y actitud de doble rasero respecto a nosotros y tratar todos los problemas partiendo de una posición objetiva e imparcial.

Junto con esto, tiene que dejar de inmediato la campaña imprudente de confrontación de “DD.HH.” contra la RPDC con los absurdos datos intrigantes siguiendo la política hostil de EE.UU.

En caso de que la UE, siendo marioneta que baila al son que le toca EE.UU., persiga continuamente los actos de confrontación contra la RPDC, sin falta provocará nuestra reacción intransigente.

Para mantener la reputación del “polo autónomo”, la UE tiene que ser prudente en sus palabras y acciones ante la sociedad internacional.

Ri Sang Rim, Presidente de la Asociación Corea-Europa

10 de febrero del año 111 (2022) de la era Juche

Pyongyang

Dejar una respuesta