GEIJ

«La vivienda es una prioridad para inducir en carne propia los beneficios del socialismo», Kim Jong Un al 2º gran cursillo de funcionarios de la construcción

Kim Jong Un recorre el campo de reconstrucción del distrito de Kimhwa

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Quedó iniciado en Pyongyang el 2º gran cursillo de los funcionarios de la rama de construcción con el tema de «El desarrollo vertiginoso de la arquitectura del Juche y la época de gran prosperidad de la construcción».

El segundo cursillo es un hito importante para asimilar las hazañas del Partido del Trabajo de Corea, acumuladas en la historia de desarrollo de la arquitectura del Juche, analizar y balancear los éxitos, experiencias, defectos y lecciones reportados después de la primera edición y buscar los remedios para dar otro salto en el mismo dominio.

Se abordaron en la ocasión los problemas teórico-prácticos para hacer a los funcionarios de la rama encender las llamaradas de nueva revolución en la construcción, conforme a la idea de arquitectura autóctona del partido y su política de construcción.

Participaron los funcionarios de los sectores de diseño arquitectónico, ejecución de obra, producción de materiales de construcción, supervisión, protección territorial y ambiental, urbanismo del nivel central y el local y las instituciones de fuerzas armadas, los funcionarios de los órganos de investigación y educación de la ciencia de construcción, así como los cuadros responsables del partido y la administración del Consejo de Ministros, ministerios y órganos centrales.

La inauguración tuvo lugar el día 8 de febrero.

Salió a la tribuna Kim Tok Hun, miembro del Presidium del Buró Político del Comité Central del Partido del Trabajo de Corea, vicepresidente del Comité de Asuntos Estatales y primer ministro de la República Popular Democrática de Corea.

También lo hicieron O Su Yong, secretario del CC del PTC, Pak Jong Gun, vicepremier y presidente del Comité Estatal de Planificación, el vicepremier Pak Hun, los presidentes de los Comités Populares Provinciales, los funcionarios responsables de los ministerios y órganos centrales, los funcionarios de las instituciones de fuerzas armadas y los ameritados en las obras importantes.

Una vez declarada la apertura del cursillo, se ha interpretado solemnemente el Himno Nacional de la RPDC.

O Su Yong dio lectura al mensaje del estimado compañero Kim Jong Un, Secretario General del PTC y Presidente de Asuntos Estatales de la RPDC, enviado a los participantes en el cursillo:

Orientemos el desarrollo de la civilización del socialismo a nuestro estilo mediante una nueva revolución en la construcción

El II curso de funcionarios del sector de construcción tiene lugar en un momento en que todos los sectores de la construcción socialista se bullen por el fervor revolucionario de escribir una página gloriosa en los anales de la patria en este año de gran significación al materializar cabalmente las resoluciones del IV Pleno del VIII Período del Comité Central del Partido del Trabajo de Corea.

Resulta muy oportuna y significativa esta reunión de los funcionarios del sector de construcción que desempeñan un papel activo en los renglones principales de la creación y transformación en estos tiempos en que se abre una nueva y gran era de la construcción que transformará por completo el país según el grandioso proyecto del Partido, en la cual analizarán y revisarán los éxitos, las experiencias, los errores y las lecciones en la construcción de los últimos años y asimilarán una vez más la idea y la política del Partido referentes a la arquitectura y la construcción.

Felicito calurosamente a los funcionarios del sector de construcción que han participado en este curso con el redoblado fervor de demostrar el desarrollo y la majestuosidad de la arquitectura original que se ha colocado en un peldaño superior en el empeño de abrir una nueva era de ascenso y pleno desarrollo de la construcción socialista.

Igualmente, extiendo mis cordiales saludos militantes a todos los constructores y militares del país que en respuesta al llamamiento del Partido hacen gala de la fuerza y el ímpetu del Estado y crean la leyenda de construcción de la era del Partido del Trabajo en todos los sectores de la construcción de una potencia civilizada.

En la lucha de la etapa actual para obtener una nueva victoria en la construcción socialista redoblando al máximo el coraje en estas dificultades sin precedentes, resultan muy importantes la posición y el papel del sector de la construcción. Si este avanza con vigor conduciendo la civilización de la época al frente de todos los demás sectores, aumentan sin cesar el ímpetu revolucionario y el entusiasmo combativo del pueblo, avanza con vigor el socialismo a nuestro estilo y se aproxima el futuro de la gran potencia.

Por esta razón el Partido concede suma importancia al curso y espera que el mismo sea una oportunidad trascendental para un nuevo salto y desarrollo de nuestra arquitectura original.

El primer curso de funcionarios del sector de construcción, el primero de su carácter en la historia de la construcción nacional, ha sido un jalón importante en materializar cabalmente en el sector el ideal del Partido sobre la primacía de las masas populares y en el devenir de una era de gran prosperidad de la construcción.

Con ese motivo, se han operado innovaciones en el pensar y actuar de los funcionarios del sector y se ha elevado notablemente el nivel de diseño y práctica arquitectónicos. Se ha adquirido una experiencia y se ha asentado una base para diseñar según nuestro deseo las edificaciones de formas creativas y singulares, más allá de la anterior rigidez y estereotipo, se ha incrementado la fuerza de construcción y se ha elevado considerablemente el nivel técnico y de calificación.

Se han implementado las medidas encaminadas a afianzar la base material y técnica del sector de la industria de materiales de construcción, arsenal de la gran construcción, y ha habido cierto avance en la tarea de obtener con recursos nacionales los materiales de acabado.

En una palabra, en esta era de gran prosperidad de la construcción nuestra propia arquitectura y construcción ha experimentado un enorme avance y ha levantado innumerables creaciones monumentales que con todo orgullo podemos ostentar ante el mundo.

Haber alcanzado un nuevo horizonte en la creación arquitectónica destinada a enaltecer para siempre al gran Líder Kim Il Sung y al gran General Kim Jong Il y perpetuar la gloriosa historia, tradiciones y hazañas del Partido constituye el éxito más apreciable logrado con su fervorosa lealtad y abnegación por los funcionarios y demás trabajadores del sector de construcción, bien conscientes de su misión y el rumbo principal de la nuestra propia arquitectura.

Samjiyon

Tras el primer curso de funcionarios del sector de la construcción, hemos concluido obras de gran envergadura equivalentes a todo un reparto moderno y levantado cada año magníficas edificaciones que merecen ser nuevos patrones y paradigmas de la arquitectura autóctona en la construcción urbana, rural, industrial y de establecimientos culturales. Las creaciones que reflejan el ingenio y el talento de nuestros diseñadores y constructores, entre ellas la cabeza de la ciudad de Samjiyon, varias aldeas rurales, el reparto Ryomyong, el reparto de científicos Mirae, la granja-invernadero de hortalizas de Jungphyong, el Palacio de Ciencias y Tecnología y el Centro de Reposo con Baños Termales de Yangdok, son obras maestras de nuestra arquitectura original que nos colman de orgullo por el nuevo aspecto de la civilización de la era del Partido del Trabajo.

Solamente en el año pasado dimos los primeros pasos importantes para alcanzar la meta del plan quinquenal al levantar en las regiones de Songsin y Songhwa modernas viviendas para diez mil núcleos familiares e impulsar exitosamente la construcción de viviendas para cinco mil núcleos familiares en la región de Komdok, así como mediante la construcción peculiar de la zona de residencias con terrazas a orillas del río Pothong creamos un nuevo estilo arquitectónico y adquirimos una buena experiencia digna de ser generalizada en todo el país. Además, se lograron éxitos resonantes en las obras de construcción a lo largo y ancho del país, incluidas las prometidas por el Partido con el pueblo, tales como el Hospital Universal de Pyongyang, la Zona Turística Costera Wonsan-Kalma, la de la industria química de C1, la Central Hidroeléctrica de Tanchon y la remodelación de las fábricas de industria local del distrito de Kimhwa.

Samjiyon

El éxito que nos permite analizar con un orgullo especial es haber culminado con victoria el acondicionamiento de la ciudad de Samjiyon, de gran significado político y estratégico para nuestro Partido, Estado y pueblo. Con él pusimos de manifiesto la voluntad de todo el pueblo de mantener las tradiciones revolucionarias del Partido y legar a la posteridad las hazañas del Líder, creamos un paradigma de la construcción local y preparamos un regalo al aniversario 80 del natalicio del gran General. Quisiera aprovechar esta oportunidad para extender mi más sincero agradecimiento a constructores, militares y a todo el pueblo que, imbuidos del pulcro sentimiento de lealtad al Partido y el Líder, ayudaron espiritual y materialmente, sin escatimar su fuerza e inteligencia, el acondicionamiento de la ciudad de Samjiyon.

Nuestra gran construcción socialista se ha llevado a cabo sin ninguna interrupción, de una envergadura y magnitud sin precedentes y con carácter singular, moderno y tridimensional, en un momento en que el Estado y el pueblo enfrentan un desafío y obstáculo sin precedentes y en medio de una lucha intensa para impulsar la gran obra del fortalecimiento del poderío estatal y las reformas en distintos sectores. Es una prueba palpable de la férrea convicción, extraordinario espíritu creador y redoblado entusiasmo patriótico de nuestro pueblo que marcha viento en popa hacia el futuro luminoso del socialismo, sin ningún titubeo ante las dificultades y del desarrollo y las potencialidades de nuestro Estado que avanza impetuoso para lograr sus grandiosos objetivos.

Tenemos derecho a revisar con merecido orgullo los éxitos en la construcción y el nuevo salto arquitectónico en los últimos años, los cuales nos permiten vislumbrar con optimismo el resplandeciente porvenir de nuestra arquitectura autóctona. Al mismo tiempo, nos toca analizar atinadamente y rectificar infaliblemente los errores y las desviaciones que debemos tomar como lección y superar a fin de desarrollar más la arquitectura original conforme a nuestro grandioso ideal y aspiración.

En la actualidad el sector de la construcción adolece de defectos que demandan la urgente corrección y no son pocos los aspectos que requieren de un mayor afianzamiento. El sector del diseño incurre en el error de no diseñar los edificios en reflejo de los gustos y los sentimientos del pueblo, sin repetición, con peculiaridad y valor práctico según su propósito y función. Aún van muy a la zaga el diseño de la decoración del interior, el del mobiliario y el forestal. Seguimos recurriendo al método de la construcción en condiciones húmedas, existe una diferencia abismal en el nivel de construcción en distintas unidades y obras, los materiales de acabado dependen en gran medida de la importación y es muy bajo el porcentaje de la mecanización en la construcción. Podríamos afirmar que todos estos son agentes principales que impiden el salto cualitativo de nuestra arquitectura.

Aún más crucial resulta que los funcionarios del sector de construcción no asimilen debidamente el ideal y la política del Partido sobre la arquitectura y la construcción y su aprecio del sector de la construcción para el desarrollo del socialismo a nuestro estilo y que debido a su visión estrecha son incapaces de adelantar a otras naciones.

Sigue siendo un problema pendiente y acuciante que la base material y técnica del sector no esté lo suficientemente preparada para desarrollar e impulsar la construcción sin impedimento alguno, según el proyecto e intención del Partido.

Con este curso, el Partido pretende renovar la labor de la construcción en su conjunto y lograr otro salto cualitativo de nuestra arquitectura autóctona para que alcance el nivel mundial. Contamos con un equipo de diseñadores inteligentes y talentosos que puedan protagonizar y conducir la nueva era de saltos y desarrollo de la construcción, con experimentados funcionarios y obreros calificados y con la capacidad de respaldar la gran construcción. Nos corresponde seguir escribiendo las páginas gloriosas de la construcción autóctona para la historia de la construcción socialista al vigorizar en una nueva etapa la revolución de la construcción movilizando todas esas potencialidades.

Nuestro Partido ha trazado el ambicioso proyecto de reformar radicalmente el ambiente de vida de todo el pueblo en los próximos veinte o treinta años como plazo tope y así construir un Estado socialista contemplado con admiración por el mundo y un paraíso socialista que le asegure al pueblo la suprema civilización y una vida acomodada y armoniosa. Y el sector de la construcción es la avanzada en la realización de esa meta.

Ryomyong

La construcción es una labor política importante que le permite al pueblo sentir en carne propia la gratitud con nuestro sistema social y la política del Partido sobre la primacía de las masas populares, lo induce a la civilización de la nueva era mediante una percepción visual de los patrones de creación y del futuro hermoso a que aspiramos y lo anima a consagrarse a la causa del patriotismo socialista con el orgullo de formar parte de un gran Estado y la fe en un futuro mejor. En este sentido, diríamos que la actual revolución en la construcción es una tarea orgullosa dirigida a crear el valioso patrimonio nacional y al mismo tiempo un proceso de la educación ideológica y la revolución cultural que conciencia a las masas y las orienta a un porvenir luminoso.

Asimismo, es una premisa del desarrollo integral del socialismo y de la mejora de la vida de la población y una labor patriótica de largo alcance que crea un futuro civilizado.

Si no le ponemos un gran empeño, ateniéndonos solamente en las actuales dificultades, no podemos consolidar la base del desarrollo estatal ni procurarle al pueblo una vida feliz. La construcción es, en sí, progreso, reforma e inversión en el futuro. Únicamente al anteponerla e impulsarla con audacia, podemos dotarnos de una nueva capacidad para el desarrollo sostenido de la economía, levantar un mayor número de bases del progreso cultural y así operar en todos los dominios de la vida estatal y social cambios reales que le agraden al pueblo.

Nos corresponde hacer gala de la magnificencia de la potencia al demostrar con objetos reales ante el mundo que luego de superar valerosamente la peor etapa de prueba y forja con cambios revolucionarios en la construcción, un pueblo grandioso va allanando el camino con su ideal y ambición en esta nueva era de ascenso y desarrollo de la revolución.

Son muy difíciles estos momentos, pero cada una de las edificaciones que creamos con nuestros propios recursos será un cimiento de la felicidad de nuestro pueblo y las generaciones venideras, una hacienda importante para la prosperidad nacional y un monumento histórico que transmitirá a la posteridad las nobles ideas y sentimientos y la elevada creatividad de quienes viven la época del Partido del Trabajo.

A través del curso, todos los participantes en él grabarán en la mente el propósito del Comité Central del Partido de fomentar el desarrollo integral de la construcción socialista por medio del aprecio de la construcción y la innovación del sector, harán suya su política acerca de la construcción y comprenderán correctamente los asuntos que el sector ha de tomar como directrices.

Además, tomarán plena conciencia de lo que hasta hoy han hecho bien o mal en la construcción, las causas de los errores y la manera de superarlos, compartirán los éxitos y las experiencias y con la confianza en sí mismos avanzarán hacia la innovación y el desarrollo audaces.

construcción de la Avenida Ryomyong, en Pyongyang

El rumbo fundamental en la actual labor de construcción es conceder prioridad a la edificación de obras que fomenten el bienestar del pueblo e impulsar simultáneamente la industrial y la transformación del territorio nacional dirigidas a consolidar la base de la economía nacional.

No podemos concebir el progreso y la prosperidad de la sociedad al margen del alto nivel de la vida cultural del pueblo. Nos corresponde plasmar plenamente la política del Partido y Estado a favor del pueblo y la naturaleza intrínseca del socialismo al procurarle mejores viviendas y excelente ambiente de la vida cultural, así como encauzar los cambios positivos en el ritmo, hábito y modo de vida y el alto nivel de conciencia política y cultura.

La vivienda es, por decirlo así, un objeto de mayor atención del pueblo y una prioridad para inducirlo a sentir en carne propia los beneficios del sistema socialista. El meollo de la política sobre la construcción lanzada por el Partido en su octavo Congreso es convertir al país en el primero en resolver el problema de viviendas. Nos atañe suplir en lo fundamental su falta a escala nacional durante el período del plan quinquenal, al cumplir la resolución del Congreso: levantar sin falta modernas viviendas para 50.000 núcleos familiares en la ciudad de Pyongyang, formar en la región de Komdok una ciudad en la cañada, una moderna ciudad minera poblada de viviendas de estilos singulares para 25.000 núcleos familiares y a su vez impulsar a gran escala y en cada año la construcción de viviendas a nivel de provincias, ciudades y distritos.

Escuela Primaria de Pyongyang

Nos atañe levantar muchos modernos establecimientos educacionales y sanitarios con óptimas condiciones y ambiente que permiten a nuestro pueblo y generaciones venideras aprender a plenitud, adquirir ricos conocimientos y cultura y disfrutar de buena salud, materializando cuanto antes el proyecto del Partido de edificar un Estado socialista civilizado. Debemos dinamizar la modernización de centros docentes de todos los niveles, servicios sanitarios y laboratorios farmacéuticos, a partir de las experiencias y estándares ya establecidos.

Nos toca acondicionar en montes y puntos famosos los centros de reposo cultural y turísticos que armonicen con el hermoso paisaje natural, de manera que el pueblo pueda experimentar plena y sustancialmente la civilización socialista, seguir formando peculiares jardines y parques de recreación en distintas zonas urbanas y rurales del país y habilitar mejor modernos establecimientos de servicio.

Nuestro Partido lanza como importante línea estratégica eliminar esencialmente las diferencias entre la capital y las localidades, entre la ciudad y el campo.

Kim Jong Un recorre el campo de reconstrucción del distrito de Kimhwa

Con el objetivo de acelerar a toda marcha la construcción de las localidades y en particular del campo, el Partido y el Gobierno de la República ha instituido como política y ley la provisión regular de cemento a todas las ciudades y distritos. Por su parte, el IV Pleno del VIII Período del Comité Central del Partido presentó la tarea estratégica de construir por doquier aldeas rurales con rasgos propios del socialismo a nuestro estilo y con marcadas particularidades de las regiones correspondientes.

Cambiar el aspecto y el ambiente de las cabezas urbanas y distritales y las aldeas rurales es una tarea muy orgullosa, aclamada por el pueblo y que promueve la construcción de una sociedad culta. Ateniéndose estrictamente a la política del Partido acerca de la construcción local y rural, el Estado acrecentará las inversiones en tanto las provincias, ciudades y distritos tomarán la iniciativa en la revolución de dicha construcción destinada a convertir todas sus capitales y aldeas rurales en lugares ideales del socialismo.

Es necesario poner un gran empeño en la construcción industrial y la transformación del territorio nacional para consolidar de continuo la nueva base del desarrollo económico.

Nuestra meta en la construcción industrial es renovar la base de desarrollo de la economía nacional al construir o reconstruir modernamente tanto los procesos de producción como los establecimientos industriales, culturales y de servicios públicos, y ofrecerles a los trabajadores mejores y más avanzadas condiciones de trabajo y vida. Lograrán que adquieran rasgos propios de la nueva era y resulten sustanciales tanto la apariencia como el contenido de los edificios, tanto el funcionamiento como el provecho económico de los establecimientos.

Por el momento concentrarán las fuerzas en obras de gran importancia nacional como la de la industria química de C1, la remodelación y modernización de la Fábrica de Tractores Kumsong y la construcción del horno de fundición de hierro de tipo de ahorro de energía, y anticiparán su inauguración.

También levantarán grandes y modernas bases hortícolas tomando como ejemplo la granja-invernadero de hortalizas de Jungphyong y acelerarán la modernización de depósitos de cereales y fábricas de la industria local en ciudades y distritos.

15 ferrovía Hyesan-Samjiyon

Es preciso prestar atención a la infraestructura económica como ferrocarriles, puertos y centrales eléctricas, bases del desarrollo nacional, y realizar con perseverancia la transformación del territorio nacional que incluye la construcción de rompeolas, estructuras hidráulicas y carreteras y la regulación fluvial, con la finalidad de metamorfosear la imagen del país y defender de los desastres naturales la vida y los bienes del pueblo y las herencias materiales y culturales obtenidas con mucho esfuerzo.

Se supone que sea inmensa y costosa la tarea de construcción que tenemos por delante, pero si la llevamos a cabo con el sentido de responsabilidad y sin interrupción, conscientes de que es un procedimiento indispensable que asegura el desarrollo estable del Estado y la mejora de la vida de la población, tanto nuestra generación como las futuras serán sus beneficiarios y en un futuro cercano el país se transformará en un paraíso socialista hermoso y agradable para vivir.

Sede del Comité Central del PTC

La primera exigencia principal que hemos de mantener invariablemente en la construcción es implantar estrictamente el sistema de dirección única del Comité Central del Partido sobre la misma.

Como ya he enfatizado con anterioridad, la construcción es una labor importante destinada a materializar la política de nuestro Partido de dar primacía a las masas populares, elevar su nivel espiritual y cultural y remozar la fisonomía del país, antes que un quehacer para crear bienes materiales. Solo al establecer estrictamente el sistema de dirección única del Comité Central del Partido sobre la labor de la construcción, podrán llevarla a la práctica conforme a la intención y el proyecto políticos del Partido que conduce el desarrollo integral del socialismo a nuestro estilo y aplicar correctamente la idea e ideal de arquitectura originales en todos los edificios de nuestra época.

En todos los procesos de la construcción, desde el diseño hasta su culminación, meditarán y actuarán con el enfoque en materializar el proyecto y la intención del Comité Central del Partido y organizarán y realizarán los quehaceres con la política de construcción del Partido como guía única y pauta absoluta. Tomarán como el principio inviolable informar a tiempo al Partido cuantos problemas encaran en la construcción y ejecutarlos según su conclusión. Construirán solo con arreglo al plan de conformación aprobado por el Partido y no tolerarán jamás fenómenos anormales como hacerlo sin la conclusión del Partido, aunque quisieran o pudieran hacer algo más.

La segunda exigencia principal en la labor de la construcción es politizar cabalmente la arquitectura.

Sin el carácter político nuestra arquitectura no tiene ningún sentido. Rechazamos la inclinación a considerar como omnipotentes la estética arquitectónica y el arte, ignorando el carácter político e ideológico y concediéndole a la construcción un carácter puramente administrativo y económico. Su politización constituye el núcleo y la semilla en el desarrollo de nuestra arquitectura original. Tomarán como orientación invariable en la arquitectura plasmar en los medios visuales el principio de primacía de nuestro Partido, ideología, régimen y nación, incluyendo la presentación de consignas o lemas políticos en los edificios. Harán de cuantos edificios levantamos creaciones vivas que reflejen el carácter original y popular y el estilo de nuestro Partido y Estado que no tienen parangón en el mundo, la aspiración y el sentimiento del pueblo y la dignidad e ímpetu de la gran potencia.

Kim Jong Un en una vivienda de la avenida Mirae de viviendas gratuítas para científicos

La tercera exigencia principal es crear y desarrollar un estilo arquitectónico novedoso y peculiar que pueda representar y simbolizar la época del Partido del Trabajo.

El estilo arquitectónico muestra directamente la aspiración, la estética, el nivel de civilización y el poderío nacional de una época determinada. Crearán nuestro típico estilo arquitectónico que sintetice las formas de una arquitectura que simboliza la civilización de la época del Partido del Trabajo y los aspectos arquitectónicos que idealizamos y lo introducirán en el conjunto de la construcción. En ello resulta muy importante que en todos los elementos de la arquitectura se perciba el aroma nacional, palpite el espíritu de la época y se ponga de pleno manifiesto el espíritu de innovación y creación. Es decir, hemos de aplicar a nuestro modo todos los requisitos de la arquitectura moderna realzando nuestra propia elegancia y peculiaridad.

La cuarta exigencia principal es asegurar en un alto nivel los valores económicos y utilitarios.

La construcción necesita colosales recursos humanos y materiales y reviste el carácter irrevocable una vez que haya terminado. Puede conducir con fuerza el progreso social o al contrario impedirlo según la demanda que presenta y la calidad que asegura. Por eso deben hacerla con cálculos científicos en estrecha concordancia con la perspectiva de desarrollo del Estado y asegurar los valores económicos y utilitarios con proyectos óptimos en todo su proceso en el que participan la elaboración del plan general, el diseño, la obra, etc. Mantendrán el principio del provecho real, promoverán activamente la construcción de tipo de ahorro de recurso, solar y energía conforme a la tendencia mundial y a las condiciones concretas de nuestro país y asegurarán la perfección en todos los aspectos para que la construcción sirva de base para el aumento de la capacidad económica y la civilización y respalde la prosperidad nacional hoy y 50 ó 100 años después.

Todos se levantarán con el ánimo redoblado por el auge revolucionario de la gran era de construcción manteniendo con firmeza el rumbo y las exigencias principales de la labor de la construcción arriba mencionados.

Se requieren el avance y el cambio ya en el diseño para logar el desarrollo trascendental en la construcción según la intención del Partido.

La impecable obra que resuma la idea original del Partido sobre la estética arquitectónica y el ideal del pueblo nace primero en la mesa de diseño y con este último comenzamos a dar pasos agigantados hacia el país civilizado socialista.

Nuestro Partido exige que en cada línea y punto del plano reflejen la idea, el espíritu y el ímpetu de la época del Partido del Trabajo y muestren una civilización de nivel mundial. Para los diseñadores que asumen la misión de llevar a la práctica tal exigencia resulta imprescindible el esfuerzo persistente por un ingenio notable e inspiración que concuerden con la idea y el ideal del Partido y la aspiración del pueblo, y el temperamento tesonero de no reconocer nada que no sea nuevo ni retroceder.

Kim Jong Un dirige la construcción de invernaderos en Ryonpho

Conscientes de que cada uno de sus planos contribuye a realizar el lineamiento y la política del Partido y abrir el hermoso futuro de la patria, meditarán y estudiarán sin perder ni un segundo y redoblarán los esfuerzos.

La tarea central en el diseño es mantener el carácter autóctono y la nacionalidad, realzar la originalidad y el confort y asegurar la utilidad y la funcionalidad.

El Partido subraya una y mil veces que el carácter autóctono y la nacionalidad le dan vida a la arquitectura, mientras que los demás elementos sirven de guía en el diseño. A este sector le incumbe observar el principio de dar prioridad a la comodidad, a la estética y a la infraestructura, diseñar todos los edificios conforme al sentimiento y el gusto del pueblo, a nuestra realidad y a la utilidad y también de forma diversa y peculiar y así abrir nuevos horizontes de la creación arquitectónica.

El alzado es precisamente la cara del edificio y el encanto de este último debe aparecer primero en dicha representación.

En el alzado es importante evitar la semejanza y repetición y destacar las características propias de cada uno de los edificios, o sea, asegurarle los valores plásticos y artísticos realzando su peculiaridad estructural para que la simple vista de su apariencia permita conocer su finalidad. En el diseño del alzado se debe prestar atención a idear semillas singulares que reflejen de forma intensa la finalidad, la utilidad y la particularidad del edificio y a subordinarles todos sus componentes y detalles. Es de particular importancia diseñar edificios sin repetición ni monotonía, concorde con el entorno natural y destacando las características de las localidades que pueden ser una zona montañosa, una costa y una llanura, aunque los edificios tengan el mismo propósito y utilidad.

Kim Jong Un inspecciona la construcción de viviendas de Pothong que serán regaladas a trabajadores

Es importante que un edificio, además de ser elegante en su apariencia, tener un interior utilitario, cómodo y estéticamente intachable.

En la conformación de su interior lo principal es asegurar por igual y de forma perfecta la utilidad, el confort y los valores artísticos y plásticos. No deben menospreciar estos valores acentuando solamente la utilidad y el confort ni pasar por alto estos elementos interesándose solamente por dichos valores.

Es preciso prestar atención a organizar racionalmente el plano en el sentido de satisfacer las demandas funcionales acorde a la misión y utilidad del edificio, aprovechar al máximo su superficie y asegurar la comodidad. Al mismo tiempo, crear y aplicar de modo activo nuevos y diversos métodos de formación arquitectónica a nuestro estilo.

Es de importancia especial esmerarse en la decoración del interior, la cual es como una disciplina del arte. Observarán el principio de ajustarla al gusto coreano atribuyéndole el sentido de modernidad. Aumentarán el efecto decorativo al instalar diversos componentes como el biombo y la pintura, aplicar métodos como la decoración perforada y ubicar armoniosamente variados muebles en concordancia con su uso.

Se empeñarán particularmente en promover el estilo arquitectónico de la nación y acentuar sus peculiaridades en el diseño del exterior e interior del edificio.

El proyecto de formación de un edificio se concreta por el diseño tecnológico, en tanto que la calidad de este último garantiza la calidad y la seguridad del edificio, así como los requisitos de la técnica y la ingeniería.

En el diseño tecnológico deben garantizar la cientificidad, precisión, racionalidad y refinamiento. Al atenerse estrictamente al proyecto de formación y la demanda tecnológica, ratificados por el Partido, presentarán diseños rentabilizados y racionalizados al máximo que puedan asegurar la calidad y seguridad del edificio con menos materiales y mano de obra y cubrir satisfactoriamente los requisitos funcionales y tecnológicos resaltando al mismo tiempo los gustos actuales y el efecto decorativo.

Es menester dedicar ingentes esfuerzos a la elaboración del presupuesto de la obra por medio del diseño. Acabarán con fenómenos como crear reservas u ocasionar despilfarros al no calcular exactamente la mano de obra, los materiales y los fondos, y así aprovechar eficientemente un hombre-día, un gramo de cemento y un trozo de hierro.

Transplantan árboles con los alumnos de la Escuela Revolucionaria de Mangyongdae

Es imperioso producir cambios radicales en el diseño mobiliario y el forestal.

Actualmente es muy bajo el nivel del diseño mobiliario, lo cual trae como consecuencia la confección de muebles toscos, de mal apariencia e incómodos para el uso, aunque sean excelentes sus materias, y la consiguiente degradación del interior del edificio.

Al diseñar los muebles hay que observar el principio de asegurar su utilidad, además de armonizarlos con el carácter del edificio y la estructura de su espacio interior y concordar con los gustos del usuario. Concederán importancia a lograr la diversificación, plasticidad, multifuncionalidad y ligereza de los muebles, convertir en desmontables los que son un todo único y diseñarlos a tenor de su propósito. En su confección no utilizarán solamente la madera sino diversas materias para hacerlos más ligeros y agradables a la vista y le elegirán colores acordes al del espacio interior del edificio.

En la arquitectura contemporánea, la formación del área verde deviene un medio importante de formación y el nivel de la forestación es un parámetro del nivel de la civilización de un país.

Por ser la creación del área verde una faceta del arte plástico, es necesario anteponer su diseño y realizarlo en atención a ella.

Hamgyong del Sur

Al tomar en consideración el entorno, la peculiaridad topográfica y las características ecológicas de las plantas, hay que diseñar las áreas verdes con peculiaridad en lo plástico para mostrar el paisaje natural poniendo de relieve la presencia del edificio. Se guardarán de la uniformidad en el diseño, lo diversificarán para exaltar la belleza natural ubicando intensamente los árboles ornamentales, formando armoniosamente el césped y los arriates y combinando elementos como montículos artificiales y rocas.

Es preciso ampliar la visión de los diseñadores, profundizar en el estudio de la creación del área verde y hacer una buena labor dirigida a introducir acorde a nuestra realidad, los métodos que se aplican ampliamente a escala mundial.

Es aconsejable elaborar bien el plan general de la construcción en el sector del diseño.

En cuanto a ese proyecto, ante todo deben definir correctamente su ideal acorde a la intención del Partido, previendo más de 50 ó 100 años, y elaborar el plan en perspectiva poniendo de relieve la semilla y el tema y a base del cálculo científico de las condiciones concretas de las regiones y objetos correspondientes, sus circunstancias y rumbo de desarrollo.

En la elaboración del plan general de construcción resulta importante definir correctamente el eje principal acorde a la región y objeto, separar claramente las divisiones según su función y formar grupos arquitectónicos peculiares en cada una de las áreas. En la zona con desniveles y que no sea llana se tomará como principio ubicar los edificios aprovechando su topografía natural y en la llanura es mejor dividir secciones en forma cuadrada y colocar en ellas las construcciones decentes. Han de resaltar las formas peculiares de cada uno de los edificios que participan en la formación arquitectónica y al mismo tiempo lograr la agilidad y refinamiento de su reciprocidad artística, compatibilidad y conexión. Al trazar un plan escrupuloso de la red de instalaciones técnicas que abarca el suministro de agua, el tratamiento de aguas residuales, el abastecimiento de electricidad, la informática y la comunicación, se esforzarán para asegurar a los habitantes las condiciones y el ambiente apropiados a una vida confortable.

Investigarán e introducirán proyectos de la arquitectura verde e intelectual acordes a la tendencia mundial y de esta manera sabrán emular con naciones más avanzadas en la tecnología arquitectónica. Igualmente volcarán esfuerzos para colocar a la altura mundial el nivel del conjunto del diseño de construcción de puertos, ferrocarriles, carreteras y puentes.

Al superar el subjetivismo y formalismo en la dirección y revisión del diseño, lograr el carácter científico y la celeridad y lograr a carta cabal la colaboración y coincidencia sectoriales y sistemáticas entre los centros de diseño, garantizarán el éxito de la construcción ya en la etapa de su planificación.

La calidad de la construcción redunda en la del edificio.

Kim Jong Un inspecciona la construcción de viviendas de Pothong que serán regaladas a trabajadore

Para asegurar esa calidad resulta primordial elevar el nivel de los constructores. Las unidades de construcción deben empujar con fuerza la labor para que los obreros posean aptitudes profesionales y categorías que les permiten cumplir impecablemente cualquier tarea. En especial, pondrán un gran empeño en aumentar el número de los calificados capaces de realizar bien el trabajo de acabado. Organizarán sustancialmente el estudio y la enseñanza de técnicas y la competencia de obreros calificados, agruparán racionalmente los equipos de constructores para que los novatos puedan aprender y perfeccionar los métodos de construcción trabajando con obreros de alta categoría y, de esta manera, elevar cuanto antes el nivel general de técnica y calificación.

En el sector de la construcción establecerán correctamente el sistema de control de la calidad de la obra, introducirán avanzados métodos en la materia y jamás harán concesiones ni conciliaciones en cuanto a la calidad.

Las unidades de construcción formarán un fuerte equipo de dirección de la obra y dirigirán correctamente el trabajo para que se realice de acuerdo con la demanda de la ingeniería y la estética arquitectónicas. Al mismo tiempo, darán a los constructores a conocer bien el diseño, las normas del plan y los requisitos de la obra, serán muy exigentes con ellos para su observancia estricta y harán un riguroso balance sobre la calidad del trabajo. Una vez que ellos, incapaces de renunciar al mal hábito y empirismo, no los hayan observado, los criticarán duramente hasta que se rectifiquen.

No se inclinarán exclusivamente a la velocidad, como en un ataque, poniendo un plazo tope a la obra, y concederán prioridad a la calidad en atención al principio de primero la calidad y después la cantidad.

Kim Jong Un supervisa la construcción del Hospital Universal de Pyongyang

La calidad y velocidad de la obra mejoran por los avanzados métodos de construcción. Es una tarea del sector desarrollar un nuevo movimiento de innovación encaminado a introducirlos. Fomentarán el método de construcción en seco, perfeccionarán nuestra manera de repellar con la argamasa de color y profundizarán en el estudio y el invento de nuevos métodos que posibilitan ahorrar los materiales y la mano de obra. También en las unidades de construcción aplicarán sin cesar los nuevos y ventajosos métodos de construcción.

Para impulsar la construcción sin cesar, tal como uno desea y conforme al propósito del Partido, hace falta una mayor cantidad de materiales.

En esta nueva era en que se avivan las llamas de la revolución de construcción, todas las ramas demandan el cemento. Nos corresponde poner en plena marcha las fábricas de cemento, impulsando paralelamente la ampliación de su capacidad, y construir otras modernas que hayan introducido los adelantos tecnológicos, en las regiones con condiciones favorables, conquistando así la meta de su producción trazada por el VIII Congreso del Partido.

A partir de este año, debemos producir y suministrar incondicionalmente toda la cantidad de cemento destinado a las ciudades y los distritos.

A la industria de materiales de construcción le incumbe, sobre todo, obtener resultados sustanciales en la materialización de la política del Partido de autoabastecerse de los materiales de acabado y diversificar los géneros, las formas y los colores de los materiales de construcción. Podemos afirmar, sin temor a equivocarnos, que solamente aquel edificio construido por nuestro diseño, nuestro personal de construcción y materiales de acabado hechos con nuestros recursos y tecnología simboliza nuestra arquitectura autóctona.

Impulsarán enérgicamente el desarrollo de nuevos materiales de acabado y el establecimiento de los procesos de producción con nuestras materias primas y recursos. A la industria de materiales de construcción le compete definir acertadamente la pauta y la meta de la producción en el país de materiales de acabado necesarios como calorífugos, pinturas para exteriores, impermeabilizantes, empapelados, forros de vinil, paredes prefabricadas, etc., además de azulejos, materiales de piedra, vidrios, metales y materias de plástico, y cumplirlas de manera planificada.

Construcción del Hospital Universal de Pyongyang

A la par de mejorar la calidad de los materiales de acabado y aumentar su producción, se esforzarán por reducir el costo de la producción. Modernizarán los procesos de producción, introducirán de modo activo los últimos logros tecnológicos y estandarizarán los materiales de construcción según el género, la calidad, el tamaño, la forma y el color.

Además, intensificarán la investigación de los materiales de la construcción verde y utilizarán al máximo desechos y residuos en la producción.

Hay que proteger y fortalecer la industria de materiales de construcción del país. El Estado aumentará las inversiones en esta rama, fomentará el uso de nuestros materiales de construcción desde en el diseño arquitectónico y tomará medidas para restringir la importación de materiales de acabado.

Deben ser consecuentes en el cumplimiento de la exigencia del Partido de especializarse en la construcción y concentrarla.

Lo fundamental en la especialización en la construcción es engrosar las filas de constructores profesionales capaces de cumplir cualquier tarea asignada. Es cierto que la construcción es una obra de masas, pero a fin de cuentas el principio es que el personal profesional se encargue de ella.

A las empresas constructoras les incumbe cumplir su papel. Es necesario tomar las medidas para reajustar y reforzar a nivel nacional las empresas que hayan cerrado sus puertas, suplir la falta de constructores y dotarlas con equipos modernos.

En las empresas constructoras se esforzarán con denuedo para formar su propio personal técnico, engrosar las filas de obreros calificados y producir por propia cuenta equipos e instrumentos, no solo esperando la ayuda de entidades superiores.

Es imprescindible construir de manera intensiva y de forma planificada.

Para intensificar la construcción es preciso, ante todo, planificar de forma atinada.

A escala nacional y en provincias, ciudades y distritos considerarán como principio trazar detalladamente el plan anual de construcción y ejecutarlo sin falta a partir de un estudio meticuloso de las condiciones, las potencialidades y las posibilidades, tomando como guía de sus actividades la política de construcción del Partido. Es necesario definir acertadamente el rumbo y las tareas primarias y secundarias de la construcción y ejecutarlas de manera planificada, con un cálculo exacto y sobre todo vinculando la construcción con el desarrollo de la economía nacional y local y la meta en perspectiva para mejorar la vida del pueblo.

Después de trazar el plan conforme a ello, urge asegurar ordenadamente y con intensidad el diseño, las fuerzas de la obra, los materiales y los fondos, organizar y dirigir vigorosamente la construcción, para así terminar la obra a su debido tiempo. Acabarán con el fenómeno de dispersar las construcciones sin un cálculo concreto, con subjetivismo, solo para lucirse y retrasar obras malgastando fuerzas, materiales y recursos financieros.

Hay que operar cambios sustanciales en la tarea de modernizar la construcción y asentarla sobre un fundamento científico.

Ante todo, es necesario traer cambios en el concepto y la actitud de funcionarios y constructores respecto a la fundamentación científica. Siempre tendrán bien presente que la construcción está vinculada directamente a la vida y seguridad de las personas y el desarrollo socio-económico, y asegurarán el carácter científico en todos los procesos de la construcción como la cimentación, la armazón y el acabado. Eliminarán la tendencia a trabajar con chapucería, aferrándose al empirismo y menospreciando las normas científico-técnicas, ejecutarán en lo científico-técnico todo el proceso de construcción desde el diseño hasta la obra y, en particular, todos serán protagonistas en introducir los últimos logros científicos.

A los científicos y técnicos del sector les compete trazar altas metas e inventar y desarrollar con una posición independiente los avanzados métodos de diseño y construcción, los materiales de construcción, los equipamientos e instrumentos.

Mediante simposios y seminarios promoverán consultas y debates de los problemas prácticos, nuevos proyectos y experiencias, encontrarán soluciones y asimilarán y generalizarán los buenos éxitos.

Construcción de viviendas de Pothong que serán regaladas a trabajadores

A los centros docentes de construcción como el Instituto Superior de Arquitectura de Pyongyang les incumbe renovar la enseñanza de acuerdo con la original idea del Partido sobre la arquitectura y las exigencias de desarrollo de la moderna arquitectura para formar a un mayor número de constructores talentosos y competentes, encargados del futuro de nuestra arquitectura. Ubicarán a los graduados de institutos superiores en los centros especializados como el instituto de diseño y la empresa de construcción, para que ellos cumplan su papel en asentar la construcción sobre una base científica. Las entidades de construcción encontrarán a los talentosos y no escatimarán esfuerzos en formarlos como abanderados. Aprovecharán ampliamente el sistema y los medios de divulgación científica y técnica para elevar constantemente el nivel de conocimientos de los funcionarios y constructores.

Actualmente la falta de modernización es lo que más vulnera el sector de la construcción. Es algo cotidiano movilizar a muchas personas, recurriendo a la táctica del mar de gente, para las obras de importancia nacional, lo cual genera la constante carencia de mano de obra, incide negativamente en otros sectores, no asegura suficiente velocidad y calidad en la construcción y ocasiona el despilfarro de muchos materiales. Que muchas personas se aglomeren y trabajen manualmente en una obra de construcción, aun en la actual era de la economía del conocimiento, resulta definitivamente incompatible con el alto grado de desarrollo que ha alcanzado nuestra arquitectura.

Han de modernizar a todo tren la construcción asumiéndola como tarea de capital importancia que no se puede aplazar por más tiempo.

Modernizarán los medios de diseño y normalizarán el sistema de divulgación de los avanzados métodos y programas de diseño, creando así condiciones necesarias para terminar cuanto antes y con calidad cualquier diseño.

Komdok

Hace falta incrementar decisivamente el porcentaje de mecanización de la construcción. El Estado se esforzará para consolidar la base de la fabricación de modernos equipos e instrumentos de construcción y desarrollar y fabricar máquinas para diferentes objetivos como la construcción de viviendas, la industrial y la transformación del territorio nacional. Las unidades de construcción deben producir por propia cuenta los simples equipos e instrumentos y montar periódicamente exhibiciones de herramientas y aparatos inventados para generalizar los que sean de gran utilidad.

Es menester intensificar la supervisión de las actividades de construcción.

Con una supervisión débil, no se puede materializar atinadamente la original idea y la política del Partido sobre la construcción, se perjudican los intereses de la patria y el pueblo y no se garantiza la seguridad de edificios.

A los órganos de supervisión de construcción les compete intensificar el control del conjunto de las construcciones con los principios partidistas, ateniéndose estrictamente a las exigencias de la política del Partido y las leyes del Estado sobre la construcción. Realizarán sus labores solamente según los reglamentos estipulados por el Estado, asumiendo total responsabilidad de la calidad de las construcciones ante el Partido, el Estado y el pueblo aunque puedan quedar mal con ciertos individuos o deshonrarlos.

Exigirán a todas las unidades a que procedan a la construcción solamente con el previo permiso de acuerdo a la norma y las supervisarán rigurosamente averiguando si observan estrictamente las exigencias de la ingeniería en el diseño y satisfacen las exigencias arquitectónicas y estéticas de la obra según el diseño.

Entregan gratuitamente viviendas modernas para más de mil de familias en Samjiyon

Serán intransigentes en el examen previo a la inauguración de las obras y arreciarán la disciplina y el orden para que no puedan ponerlas en funcionamiento si no hayan aprobado en el examen. Criticarán y combatirán sin demora las violaciones de la ley de construcción, sin tomar en consideración su motivo o la entidad a la que pertenece el infractor, para que bajo ningún concepto ganen terreno las ilegalidades.

Quisiera aprovechar la oportunidad para enfatizar una vez más la construcción en las localidades, especialmente en el campo.

La revolución en dicha construcción es una labor de una magnitud sin precedentes en la historia de la construcción socialista de nuestro país que nuestro Partido está resuelto a realizar infaliblemente.

Será toda una transformación encaminada a quitar la mugre que el campo lleva acumulada a lo largo de su historia y levantar un campo moderno donde florece la civilización socialista. No es una labor que termina en uno o dos años, sino un trabajo de suma responsabilidad que debemos impulsar audazmente y con proyectos a largo y mediano plazos a fin de acoger una nueva era de la metamorfosis de las localidades y realizar el anhelo secular de los agricultores.

Para hacer realidad ese propósito del Partido, urge formar el personal de diseño y construcción en las localidades. En virtud de las medidas del Partido se simultaneará la construcción en todas las provincias, ciudades y distritos del país, por lo cual si acuden a la ayuda de diseñadores y constructores de nivel central, jamás les llegará la hora de materializar la referida política del Partido.

Wonsan

Es preciso contar con el suficiente número de diseñadores que desempeñarán el papel de precursores en la construcción de las localidades y elevar sin cesar su nivel.

Este curso persigue también el objetivo importante de desarrollar por igual el diseño arquitectónico de la capital y el de las localidades al reforzar en estas las filas de diseñadores.

En cuanto a la construcción de las localidades nuestro Partido exige realzar las características peculiares de las regiones correspondientes. Entre ellas difieren las condiciones naturales y geográficas, el ambiente de desarrollo económico y las costumbres tradicionales, por lo cual para resaltar sus particularidades es necesario preparar un equipo de diseño que sepa y refleje en los planos no solo sus características naturales y geográficas sino además sus propias condiciones económicas y costumbres.

Se necesita incorporar a los centros locales de diseño a trabajadores talentosos y con amplia visión arquitectónica y elevar su nivel y papel. Los diseñadores en las localidades elevarán sus aptitudes en la práctica de la construcción y también aprenderán mucho mientras colaboran con sus colegas de nivel central. Es indispensable exigirles para que eleven constantemente su nivel profesional y agilizarles el acceso a los avanzados datos arquitectónicos extranjeros. Matricularán en centros de la enseñanza superior de la construcción a las nuevas promesas como los que tengan aptitudes para las bellas artes, y los formarán como reservas de diseñadores en las localidades correspondientes.

Mapa político Corea

Es menester afianzar el colectivo de constructores de las localidades para que pueda levantar cualquiera edificación por su propia cuenta y con calidad. Ya he hecho hincapié en la necesidad de concluir la organización de brigadas de construcción urbana y distrital y elevar su nivel de calificación. A las provincias, ciudades y distritos les atañe crear unidades competentes de construcción ampliando las filas de expertos con el método según el cual los trabajadores altamente calificados y forjados en unidades o contingentes especializados en la construcción son matrices y enseñan sus habilidades a otros.

En la formación de constructores de las localidades deben desempeñar un papel importante los comités del Partido a nivel provincial, urbano y distrital. En momentos tan difíciles como hoy el Partido ha tomado la medida de destinar una colosal cantidad de cemento a la construcción del campo, así que para impulsar previendo cien años la construcción de su localidad. Ante todo es preciso consolidar su propio colectivo de construcción. Los comités del Partido en la provincia, ciudad y distrito tomarán la conciencia de que robustecerlo, sobre todo el de diseño, es una firme garantía para desarrollar su región con peculiaridad y una labor para obtener recursos y bienes.

Las localidades deben encaminarse a acentuar sus peculiaridades al consolidar las bases de producción de materiales de acabado y desarrollar con sus propios recursos y aprovechar esos materiales de excelente calidad.

Kim Jong Un supervisa la reconstrucción tras las inundaciones y tifones

Es necesario organizar con eficiencia las exhibiciones provinciales de materiales de construcción que se efectúan periódicamente y hacer apropiadamente su balance y evaluación para de esta forma fomentar su producción con recursos nacionales y contribuir al desarrollo de la industria de los materiales de construcción del país.

En cuanto al plan de construir las localidades y el campo acorde a la intención del Partido, lo trazarán con el sentido de realidad tomando como la mayor prioridad la construcción de viviendas rurales y establecerán la rigurosa disciplina de cumplirlo a carta cabal.

Hay que elevar de manera decisiva el sentido de responsabilidad y el papel de los funcionarios y otros trabajadores del sector de la construcción.

Estos deben aceptar como importantes la misión y responsabilidad que asumen ante el Partido, la revolución, la patria y el pueblo y desempeñarse debidamente como grueso de la actual revolución en la construcción.

Deben versarse en la política del Partido sobre la construcción, esforzarse con tesón para asimilar los últimos logros científicos y tecnológicos en el sector y adquirir con fluidez sus habilidades y así prepararse para que el Partido pueda encargarles sin titubeos y en cualquier instante cualquier tarea de la construcción.

Conscientes de que el patriotismo se manifiesta en la calidad del edificio, deben volcar su conciencia inmaculada, sinceridad y técnica aun para colocar un ladrillo. Cuidarán cada uno de los equipos y aparatos como las niñas de sus ojos, ahorrarán al máximo los materiales y se acostumbrarán a hacer cualquier trabajo con esmero y dedicación.

En esta revolución en la construcción hay que manifestar una vez más el poderío de la cooperación del ejército y el pueblo.

Aun en medio de la gran tensión que implicaba asumir la importante tarea de defender el Estado, nuestro Ejército Popular ha sido muy activo en su intenso batallar para abrir una era de gran prosperidad de la construcción como artífice de la felicidad del pueblo. Hoy en día, los monumentos dignos de ser mostradas al mundo como modelo de nuestra arquitectura autóctona y las magnas obras de construcción llevan impregnadas la abnegación patriótica, la creatividad y el talento de nuestro ejército, siempre fiel a las órdenes e instrucciones del Partido. Nuestro Partido jamás olvidará su proeza heroica y noble abnegación por la prosperidad nacional y la felicidad del pueblo. Y nuestro pueblo estará orgulloso en todo momento de tener a un ejército que ha enaltecido la gran era del Partido del Trabajo.

Como en el pasado, los constructores militares cumplirán impecablemente todas las tareas asignadas por el Partido a la altura y en el período fijado por este, al frente de la nueva revolución de construcción, y así manifestarán plenamente el poderío de nuestro Ejército Popular.

Al aprender de su espíritu de cumplir las tareas a toda costa e incondicionalmente, su esmerado modo de trabajo como educadores de la construcción y su estilo de trabajo vigoroso y optimista, los funcionarios y otros del sector de la construcción producirán nuevos prodigios y proezas en todas las obras y construirán en el nivel supremo cada uno de los edificios para que representen la civilización socialista a nuestro estilo.

Las organizaciones del Partido deben desempeñar satisfactoriamente su papel en esta nueva revolución de la construcción.

Kim Il Sung y Kim Jong Il en Changgwang

Se esforzarán mucho por inculcarles a los funcionarios y otros trabajadores del sector la grandeza y las proezas del gran Líder Kim Il Sung y del gran General Kim Jong Il de haber levantado sobre las cenizas un paraíso socialista durante la posguerra y escrito una nueva historia de la arquitectura autóctona, y de nuestro Partido de haber acogido una era de gran prosperidad de la construcción en la época del Partido del Trabajo, para así cultivar en ellos la lealtad ardiente al Partido y el Líder y alentarlos a dedicarse de lleno a la nueva revolución en la construcción, orgullosos de sus misiones y oficios.

Intensificarán entre ellos la educación ideológica para pertrecharlos firmemente con la autóctona idea arquitectónica y la política de construcción de nuestro Partido y orientarlos a plasmarlas cabalmente, de modo que materialicen el proyecto del Partido con su práctica en la construcción.

Despacharán poderosos equipos de propaganda y agitación a los lugares de construcción y, mediante la propaganda con medios visuales y la agitación económica, incentivarán la fuerza espiritual de las masas y el fervor de emulación socialista, de modo que se produzcan nuevos milagros en todos los lugares de la construcción.

Prestarán atención primordial a la vida y seguridad de los constructores, que el Partido tiene en alta estima, y controlarán rigurosamente por vía partidista y con total responsabilidad para que nadie pueda trabajar sin la garantía de seguridad en cien por ciento.

A los constructores de gran carga laboral les asegurarán excelentes condiciones de abastecimiento y de descanso y atenderán solícitamente a los familiares de los que trabajan lejos de sus casas.

En la tarea de procurarle al pueblo una vida envidiable y renovar la fisonomía de la arquitectura autóctona al materializar perfectamente la idea de nuestro Partido de dar primacía a las masas populares en la arquitectura, los funcionarios del sector de la construcción asumen una tarea muy difícil e importante.

Estoy firmemente convencido de que todos los funcionarios y demás trabajadores del sector de construcción seguirán realizando méritos orgullosos en todos los frentes de la nueva revolución de construcción, en respuesta total al grandioso proyecto del Partido, en aras del fortalecimiento y el desarrollo de nuestro gran Estado y el bienestar del pueblo, y conducirán vigorosamente el la civilización y el desarrollo de nuestro socialismo.

Kim Jong Un

A continuación, se abrió la reunión de balance del trabajo del dominio de construcción.

En el informe, Kim Tok Hun apuntó la intención del partido que concede gran importancia a este cursillo para manifestar patentemente el poderío y la potencialidad de desarrollo de nuestro Estado y propiciar nueva coyuntura de creación de la civilización socialista, al lograr de nuevo la innovación y salto en la rama de construcción.

Dijo que el estimado compañero Kim Jong Un hizo organizar y librar una ofensiva para producir viraje radical en la construcción considerándola como importante trabajo político, encaminado a elevar el poderío general del país, inspirar la convicción al pueblo y orientar a la civilización socialista.

Pothong

La idea de combinar correctamente el carácter autóctono, el moderno y la nacionalidad tomando como ideal invariable el espíritu de dar primacía a las masas populares en la construcción, la de impulsar la construcción local considerándola como importante tarea estratégica y otros pensamientos y teorías del Secretario General constituyen la guía programática que refleja con acierto la aspiración del pueblo coreano y la exigencia de la época, señaló.

Mencionó que después de la primera edición del gran cursillo, se obtuvieron en la construcción los éxitos orgullosos que hacen galas del poderío del socialismo a estilo coreano y su nivel de desarrollo.

Analizó y balanceó algunos defectos surgidos en la rama de construcción.

Exigió a todos los funcionarios y trabajadores del dominio que contribuyan mucho a elevar el poderío estatal y acelerar la construcción de civilización socialista acatando con acción la idea y política del partido sobre la construcción.

Por último, llamó a orientar el desarrollo integral de la construcción socialista a estilo coreano al producir nueva revolución en la construcción, unidos compactamente en torno al estimado camarada Kim Jong Un.

Acto seguido, se produjeron intervenciones.

Se produjeron intervenciones también en la segunda jornada de la reunión de balance del trabajo de la rama, sesionada el día 9 de febrero.

Los oradores evaluaron que el mensaje del estimado camarada Kim Jong Un «Orientemos el desarrollo de la civilización del socialismo a nuestro estilo mediante una nueva revolución en la construcción» deviene el programa inmortal que conduce a la nueva revolución en la construcción por la prosperidad y desarrollo de nuestro gran Estado y el bienestar del pueblo.

En representación de todos los participantes en el evento y habitantes a lo largo del país que veneran fuertemente al Secretario General del PTC, rindieron la máxima gloria y saludo más cordial a él quien dejó abierta en la tierra patria la era de gran prosperidad de la construcción materializando perfectamente el espíritu de dar primacía a las masas populares y orienta a la victoria la histórica causa por la prosperidad integral de nuestro Estado haciendo uso de su extraordinaria capacidad y probado liderazgo.

Hablaron de las proezas imperecederas del Secretario General quien al conceder importancia a la construcción en la lucha por edificar una potencia socialista, presentó el gran programa de la arquitectura tipo Juche y produjo una revolución en la construcción ampliando la visión de los funcionarios con su genial perspicacia ideo-teórica e incansable dirección.

Se refirieron al cumplimiento de la política del partido acerca de dar primacía a las masas populares y mantener el carácter autóctono, el moderno y la nacionalidad en la arquitectura y a los éxitos obtenidos en la formación de talentosos del dominio.

Señalaron que el Ejército Popular demostró plenamente su temple de ejército revolucionario del partido, que desconoce lo imposible, en numerosas obras importantes respondiendo con acción resuelta al llamamiento del partido.

Apuntaron que al incrementar la producción de materiales de construcción como el cemento con el espíritu revolucionario de autoconfianza, hicieron mucho aporte a la construcción de gran dimensión.

Recalcaron que los funcionarios deben cumplir su responsabilidad y rol de organizador y abanderado en la implementación de la política del partido sobre la construcción.

Expresaron la determinación de hacer más majestuosa y elegante la ciudad de Pyongyang e introducir innovación continua en la revolución de la construcción para abrir la nueva era de cambio de las localidades, en pleno acato a las tareas combativas presentadas en el susodicho mensaje histórico.

Analizaron y balancearon los defectos surgidos por el desempeño insuficiente de los funcionarios en la materialización de la orientación del partido de producir una revolución en la construcción y sus causas.

Kim Tok Hun, Primer Ministro

Kim Tok Hun, miembro del Presidium del Buró Político del Comité Central del Partido del Trabajo de Corea, vicepresidente del Comité de Asuntos Estatales y primer ministro de la República Popular Democrática de Corea, pronunció la palabra de conclusión de la reunión de balance del trabajo.

Acto seguido, tuvo lugar la ceremonia de otorgamiento de condecoraciones del Partido y el Estado a los diseñadores, funcionarios e innovadores que realizaron méritos en la construcción.

Según el decreto correspondiente del Presidium de la Asamblea Popular Suprema de la República Popular Democrática de Corea, quedaron otorgadas la Orden Kim Il Sung a Jong Yong Thaek y Maeng Kyong Chan y la Orden Kim Jong Il a Kil Song Ung.

Paek Song Un, Kim Sun Chol, Pak Song Min, Kim Sang Ryong, Song Hak y Ro Ik recibieron el título de Héroe del Trabajo de la RPDC junto con la Medalla de Oro «El Martillo y la Hoz» y la Orden Bandera Nacional de primera clase.

Fue concedido el reloj con el nombre inscrito del Dirigente Kim Jong Il a Ri Chol Sam y el diploma de honor del Secretario General del Partido del Trabajo de Corea, Kim Jong Un a Kim Tae Gil, Pak Jong Ryol, Kim Mu Song, Kim Kwan Su y Han Yong Nam.

El Premio de Honor Juvenil Kim Il Sung fue conferido a Kim Kuk Chol, Pae Rim Gwang, Kim Il Hyok, Ryu Ji Song y O Yong Un y el Premio de Honor Juvenil Kim Jong Il a Won Hyok Chol, Kim Chung Mi, Roe Jin Song y Sin Chol Min.

El título de Diseñador del Pueblo correspondió a Kim Hwa Song; el de Diseñador Benemérito a Kim Jong Bom, Kim Song Hak, Ri Pyong Hak, Rim Gwang y Kim Jong Gwan; el de Constructor Benemérito a Ri Song Ho, Hyon Ki Son, Ryu Myong Do y Jong Chol; el de Chofer Benemérito a Yun In Jin, Choe Ryong Se y Ri Yong Su; el de Técnico Benemérito a Kim Chang Ho; el de Calcinador Benemérito a Ri Kwang Chol y el de Maquinista Benemérito a Pak Kwang Thae.

Quedaron otorgadas la Orden Bandera Nacional de primera y segunda clases a 20 y 56, respectivamente, y la Orden del Trabajo a 28.

Los participantes procedieron al cursillo de trabajo.

Dejar una respuesta