GEIJ, Kim Jong Un, PTC

Kim Jong Un llama a levantar sin falta la sociedad comunista esperada por el pueblo en la clausura de la II Conferencia de Secretarios de Comité de Base del Partido

Consolidemos las organizaciones primarias de todo el Partido como entes fieles que compartan la idea, el propósito y la acción con su Comité Central

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Quedó clausurada el 28 de febrero la II Conferencia de los Secretarios de Comité de Base del Partido del Trabajo de Corea, que marcó un nuevo hito para potenciar todo el partido acaparando la gran atención y esperanza de todos los militantes del partido y los habitantes.

Presidió el conclave el Secretario General del PTC, Kim Jong Un.

Sesionó la tercera jornada de la conferencia donde se conoció la firme voluntad de todos los participantes de consolidar las organizaciones primarias de todo el Partido como un organismo vivo, que comparta con el Comité Central del Partido la ideología, el propósito y la acción, y bastión de unidad monolítica, en acato a la idea del Partido de conceder importancia a sus organizaciones primarias y su línea de robustecerlas, y de servir con total entrega por el desarrollo del Estado y el bienestar del pueblo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Intervinieron en la ocasión el secretario del Comité del Partido en la comuna de Junghung de la ciudad de Samjiyon, Choe Song Bok, el secretario del comité partidista de base en el Instituto Central de Minería de la Academia Estatal de Ciencias, Kim Myong Chan, el de la Mina Carbonífera Juventud de Namdok, Kim Jong Hun, y otros.

Los oradores dijeron que libraron de manera intensiva la campaña de educación ideológica entre los cuadros y trabajadores para que ellos asimilen profundamente la grandeza del Partido y continúen la tradición de fidelidad y los formaron así como ejecutores incondicionales de las indicaciones del Partido.

Tras destacar la importancia y significado que revisten en la labor ideológica la educación en las nobles personalidades de los líderes y la otra en la fidelidad, infundieron en los reunidos la disposición ideológica de defender y glorificar siempre las indelebles hazañas de dirección de los grandes hombres, impregnadas en sus centros de trabajo, la cual es el núcleo del poder espiritual a ponerse en pleno juego.

Se presentaron en las intervenciones las experiencias adquiridas en el proceso de preparar a los trabajadores agrícolas como autores de la revolución rural, tal como ha instruido el Secretario General, y cumplir la política agrícola del Partido.

Dejaron profunda impresión al público las alocuciones que relataron el fortalecimiento de la base rural mediante la formación de los militares licenciados como personal medular y la producción de auge en la revolución rural a través de la ayuda sincera a los angustiados.

Los oradores refirieron que tomando como tarea principal de la labor partidista la inyección en los investigadores del credo de dedicarse a la investigación científica por la patria, la cumplieron con métodos adecuados y formaron así a ellos como científicos fieles al Partido y la patria alentándoles a lograr éxitos que promovieron el desarrollo económico del país.

Señalaron que en esos días, se dieron cuenta de que el honor verdadero de los científicos de la Corea del Juche está en el orgullo de haber complacido al Partido y contribuido a la patria y el pueblo, y que la misión fundamental de las organizaciones partidistas de la rama reside en guiar y animar a los investigadores para que ellos cumplan hasta el final sus tareas de estudio conservando la fidelidad y el patriotismo.

Mencionaron que han glorificado el honor de entidad prototípica al intensificar la dirección colectiva del comité de Partido y conceder importancia a la labor con los carboneros, en particular, con los jóvenes.

Escuchando las intervenciones, los participantes volvieron a constatar que la clave de alcanzar avance trascendental en el cumplimiento de la resolución del Congreso del Partido está en aplicar cabalmente el tradicional método de trabajo, creado por el partido, con alta conciencia política, voluntariedad y metas claras.

El estimado camarada Kim Jong Un pronunció el programático discurso de conclusión:

Que los secretarios de organizaciones primarias sean auténticos cuadros políticos del Partido madre

Al afirmar ante todo que es muy grande la esperanza de todo el Partido y pueblo depositada en este cónclave, abierto por segunda vez en la historia del PTC, hizo referencia al significado de la misma cita convocada en el tiempo crucial de la revolución coreana.

Señaló que el comité de base del Partido es el defensor directo que se responsabiliza de la vida política de sus militantes y trabajadores, y dependen de su papel el desarrollo de su entidad y el mejoramiento de la vida de los trabajadores.

Agregó que todos están fijándose en cuáles tareas se presentan en esta conferencia y qué cambios se producirán en las posteriores labores de los comités partidistas de base.

Si se preparan y trabajan bien todas las organizaciones primarias, entidades básicas del Partido y unidades principales de cumplimiento de las políticas partidistas, se potenciará todo el Partido y se producirá un auge en todos los sectores de la construcción socialista, acotó.

Desde tal punto de vista, resulta muy importante en el tiempo crucial como ahora reexaminar y reevaluar generalmente la capacidad combativa de las organizaciones primarias y penetrar a sus secretarios de la idea y el intento estratégico del Comité Central del Partido, dijo.

Evaluó que mediante esta cita, se definió de nuevo y con unanimidad el criterio sobre la importancia y la urgencia de mejoramiento del trabajo de comité partidista de base, se analizaron y se balancearon detalladamente los éxitos y desviaciones reportados en el trayecto de reforzamiento de organizaciones primarias y se discutieron sinceramente los proyectos realistas.

Hizo resumen de los notables cambios positivos registrados en las labores de todas las organizaciones primarias de último lustro que concentraron sus fuerzas en convertir su unidad en el colectivo consecuente que coordina la idea, el propósito y la acción con el Comité Central del Partido y, acorde a su misión de Estado Mayor político de su entidad, dirigieron con el control partidista riguroso desde el establecimiento de las metas hasta el balance y evaluación partiendo de la firme concepción de cumplir sin falta las resoluciones del Partido y el plan de la economía nacional.

Hay muchos cuadros partidistas profesionales en el Partido, pero no habrá los que trabajen tanto encargándose de distintos quehaceres como los secretarios de comité de base, dijo y agregó que gracias a sus abnegados esfuerzos, conscientes profundamente de su misión y deber asumidos ante las exigencias rigurosas del Partido y la revolución, se han consolidado firmemente los fundamentos de fortalecimiento del Partido y de materialización de sus políticas y se incrementaron las unidades que se incorporan a la primera línea de la época.

El Secretario General destacó la importancia de reflexionar con serenidad sobre los defectos, además de los éxitos, y sacar lecciones, diciendo que el objetivo del cónclave está en obtener el desarrollo posterior.

En los últimos años, se han profundizado más que nunca la construcción y las actividades partidistas y forman nuevas innovaciones, creación audaz y constante avance la corriente principal de la época, pero se ven todavía muchos errores graves en el trabajo de los secretarios de comité de base, criticó y enumeró sus defectos generales.

Dado que en el presente cónclave se ha balanceado seriamente el trabajo de los secretarios de organizaciones primarias en el pasado y discutido con profundidad los temas relacionados con el desarrollo de la labor de ellas, todos ellos deben renovar su trabajo de acuerdo con el propósito del Comité Central del Partido y la exigencia de la realidad en desarrollo superando totalmente los elementos negativos inmanentes, acotó.

El Secretario General presentó las tareas importantes que deben mantener y ejecutar ahora como cuestión principal los secretarios de organizaciones primarias, cuadros políticos del Partido del pueblo y el servidor a éste.

Impulsar la revolución y la construcción con la confianza y amor por el pueblo, servirle incondicionalmente y levantar sin falta la sociedad comunista esperada por el pueblo, he aquí la firme voluntad del PTC y su meta perspectiva definitiva, señaló y añadió que el PTC no lucha por ninguna doctrina o prestigio, sino por proteger y apoyar con devoción a la población y asegurar su felicidad e intereses.

El ideario Iminwichon (considerar al pueblo como el cielo) y el de consagración al pueblo fundamentan todas las líneas y políticas del PTC, su probado liderazgo e invencible capacidad combativa, y la construcción socialista al estilo coreano que conduce enérgicamente el PTC, puntualizó y continuó:

El Partido del pueblo que sirve a éste, esta es la única razón de existencia, mejor distintivo y eterno atributo del PTC.

No se cambiarán nunca la meta y el credo del PTC de hacerse el auténtico servidor a los habitantes que les atienda con todo afecto sin evadir los sufrimientos de cualquier índole por el bien de ellos.

El objetivo principal de nuestros esfuerzos arduos y perseverantes por edificar un nuevo mundo cambiante no reside en hacer alarde de dar saltos venciendo las dificultades sino en atender con mayor afecto a la población y hacerle vivir en mejores condiciones.

Los secretarios de comité de base del Partido, que asumen la responsabilidad de plasmar estrictamente en sus unidades el propósito y el cariño del Comité Central del Partido, deben amar y apoyar naturalmente con gran afecto y esmero a la población.

Para ellos, no habrá el honor más valioso que servir con sinceridad al pueblo.

Hoy día, el Comité Central del Partido asigna a todos ellos la tarea fija de hacerse auténticos cuadros políticos del Partido del pueblo y el servidor a éste.

Tanto en el presente como en el futuro, se evaluarán el trabajo y la forma de ser de los secretarios de comité de base según el grado de su abnegación al pueblo como madre y servidor.

Ellos deben considerar el proceder sincero ante el pueblo y los sufrimientos por éste como su disposición natural y trabajo más valioso y facilitar ofrendando todo lo suyo la comodidad y las condiciones de vida sin reparar en los trabajos duros y difíciles. Esto es la actitud y cualidad principales de los secretarios de comité de base que espera el PTC.

No es fácil hacerlo. Sin embargo, por la dignidad y prestigio del PTC, servidor al pueblo sin igual en este mundo, los secretarios de comité de base deben comenzar desde ahora la marcha forzada de consagración por el pueblo.

Ahora es el momento en que nuestros cuadros partidistas deben acercarse más a los habitantes con mayor intimidad.

El Secretario General aclaró los asuntos a que deben dar enfoque los secretarios de comité de base para desempeñar en la actualidad el papel de madre genuina y servidor sincero.

Uno de ellos es formar a los cuadros, militantes del Partido y trabajadores de sus entidades como hombres y mujeres socialistas con excelentes rasgos políticos y morales y el otro consiste en desplegar con dinamismo las labores políticas y organizativas para la materialización de las resoluciones del Congreso del Partido y los plenos de su Comité Central.

En otras palabras, hay que cambiar en primer lugar la conciencia ideológica de las personas y, en el segundo, hacer realidad la política del PTC por el fomento de bienestar del pueblo.

Esto conviene totalmente a la naturaleza, misión y objetivo de lucha de nuestro Partido.

Les compete a todos los secretarios de comité de base del Partido orientar a ello las labores partidistas conociendo bien lo que les toca hacer como cuadros políticos del Partido del pueblo y el servidor para éste.

Ante todo, prepararán bien y completarán en sentido político y moral a los cuadros, militantes del Partido y trabajadores de sus entidades.

Nuestras madres se sienten más contentas cuando ven a sus hijas e hijos hechos mujeres y hombres excelentes que están dispuestos al sacrificio por la patria y el pueblo y personas de verdad que asumen actitud sincera ante la sociedad y el colectivo y saben portarse con moral y sentido del deber.

Por eso, todas las madres sufren mucho mentalmente por sus hijos y algunas veces les pegan palos a desganas para formarlos como honrados.

El trabajo que debe hacer primero nuestro Partido para el pueblo es formar excelentemente a todos los habitantes con el amor tan sincero como maternidad.

Lo principal de ello es convertir al pueblo en el poseedor y encarnador de la elevada conciencia política y la concepción moral revolucionaria.

Diciendo que los secretarios de comité de base deben concentrarse en preparar bien a las personas de sus unidades hasta poder avalarlas en lo político y moral ante el Partido y revolución, el estimado camarada Kim Jong Un mencionó los problemas de principios que surgen en impartir primero de manera constante y sustancial la educación para elevar la conciencia política y la concepción de moral de las personas.

Es posible recuperarse del estancamiento y el retroceso en las labores económicas, pero estos fenómenos en la educación causarían finalmente las consecuencias irreparables, alertó y subrayó que las organizaciones primarias del Partido deben impulsar de manera persistente y fructífera con muchos esfuerzos el trabajo para elevar la conciencia política y moral de las personas, antes de discutir las estadísticas del plan y la producción.

Se puede decir que la educación en la historia revolucionaria y la otra basada en las proezas de dirección del Partido son la raíz de la labor ideológica del Partido y el primer paso de la educación ideológica, señaló y continuó que es la responsabilidad totalmente de los secretarios de comité de base educar a todos los militantes partidistas y trabajadores para que tracen las metas de su vida y busquen su dignidad y honor en el camino de fidelidad y patriotismo y cumplan su obligación moral y el sentido de deber del ser humano, asumidos ante la sociedad y el colectivo.

Definió como núcleo de la labor de historia revolucionaria la conversión del sentimiento de veneración al Partido y al líder en una acostumbrada cualidad ideo-espiritual del pueblo.

Se les presenta a los secretarios de comité de base del Partido la tarea de acondicionar bien la sala de estudio de Kimilsungismo-Kimjongilismo, la de educación en la historia revolucionaria, la de presentación del historial y otras bases de educación y tomar como proceso prioritario el mantenimiento y la operación normales de ellas, de manera que los militantes partidistas y trabajadores cultiven su fidelidad, convicción y obligación moral con el Partido y den firme continuidad al noble espíritu de lucha manifestado por las generaciones anteriores de la revolución, especificó.

La elevada conciencia política y los nobles rasgos morales se consolidan como hábito través de la vida organizativa y la práctica, dijo y continuó que los secretarios de comité de base deben establecer una férrea disciplina de organización y regularizar y normalizar la vida organizativa e ideológica en cualquier caso para que todos se forjen en lo político y moral sometiéndose constantemente a la guía de la organización y a la ayuda del colectivo.

La práctica revolucionaria es la escuela magnífica para la formación de la gente, apuntó y exigió a los secretarios de comité de base organizar y desarrollar intencionalmente la campaña para preparar a todos los empleados como trabajadores patrióticos con mucho apego a su fábrica, ocupación y tierra natal e innovadores de trabajo en la lucha práctica de la revolución, sin esperar que salgan espontáneamente de sus entidades los ejemplares de la época.

Los secretarios de organizaciones primarias deben respetar y apreciar más a las personas que cumplen fielmente su responsabilidad sin esperar el honor ni la evaluación y aumentar las filas de sinceros trabajadores socialistas al estimular a las masas con la conducta ejemplar de aquéllas, instruyó.

Prosiguió que les compete dirigir bien a los trabajadores de las respectivas entidades para que hagan cosas provechosas al colectivo complementando uno al otro los conocimientos, compartiendo buenas experiencias y enseñando las faltas y pongan en pleno juego la noble y adorable ética moral.

El Secretario General indicó a los secretarios de comité de base que lograran éxitos sustanciales al dinamizar la labor organizativa y política para cumplir las resoluciones del VIII Congreso del Partido y los plenos de su Comité Central.

Estas resoluciones son penetradas de la firme decisión y voluntad de nuestro Partido de eliminar lo más pronto posible y a cualquier precio los sufrimientos del pueblo y hacerle llevar una vida más estabilizada y mejorada.

Por lo tanto, nuestros cuadros partidistas y secretarios de organizaciones primarias deben cumplir con toda su responsabilidad para que resulten fructíferas las importantes decisiones del Partido.

Es menester que la lucha por la implementación de resoluciones del Partido se convierta en un trabajo propio de las masas.

En la lucha de hoy por lograr nueva victoria de la construcción socialista superando las dificultades y pruebas sin precedentes, nuestro Partido confía más en la fuerza espiritual de las masas.

Por muy correctas que sean las resoluciones adoptadas por el Partido, serán un papel mojado si las masas populares no se movilizan para implementarlas.

Los secretarios de comité de base deben estimular a sus militantes y trabajadores a incorporarse voluntariamente en el cumplimiento de las resoluciones partidistas, al hacerles comprender en claro que las políticas del Partido son para ellos mismos y nadie puede reemplazarles en su ejecución y que le irá bien al país y se mejorarán las condiciones de vida poblacional cuando cada unidad implemente cabalmente las resoluciones partidistas.

Les hace falta dar a conocer exactamente a todos los trabajadores el plan de trabajo de su unidad por la materialización de las resoluciones aprobadas en el Congreso del Partido y los plenos de su Comité Central y recordárselo a menudo hasta que lo tengan bien presente.

Tienen que exigir a las masas populares que es esfuercen constantemente con ánimo redoblado tomando las resoluciones partidistas como pauta y meta de su trabajo y haciendo balance de su ejecución y despertar sus facultades creadoras discutiendo con ellas los remedios innovadores por el desarrollo de su unidad.

Es necesario desplegar de manera original y ofensiva la labor política para que en todos los centros de trabajo se levante la ola de materialización de las resoluciones partidistas y cumplimiento del plan de economía nacional.

Son importantes el balance y la evaluación sustanciales para alentar a los cuadros, militantes partidistas y trabajadores que cumplan sin falta las tareas asumidas con la correcta posición y punto de vista sobre la implementación de las resoluciones partidistas.

Hay que remediar de antemano las posibles dificultades para el cumplimiento de las resoluciones partidistas y resolver a tiempo los problemas pendientes, de modo que no se afloje el elevado entusiasmo de las masas populares.

El estimado camarada Kim Jong Un destacó que lo importante que no se debe descuidar en la ejecución de resoluciones partidistas es formar el personal científico-técnico propio y profundizar la dirección partidista para hacerlo efectivo.

Los talentosos científicos y técnicos pueden brillar o ser olvidados según el cuadro partidista que los dirija.

Puede trabajar bien con los talentos si un secretario de comité de base encarna la idea del Partido de dar importancia a las ciencias y tecnologías y a los talentos y está versado en las ciencias y técnicas de su dominio.

Los secretarios de organizaciones primarias deben conocer, sin excepción alguna, a todo el personal técnico y los talentosos de su unidad, darles ánimo y facilitar sus condiciones para que todos ellos cumplan bien su misión, y responsabilizarse junto con ellos por el proceso de investigación y su resultado.

Anotarán el plan de desarrollo científico-técnico como un punto importante del programa de trabajo del comité partidista de base y, a través de su ejecución, elevarán el nivel de los técnicos y obreros cualificados e incrementarán sus filas.

Prestarán siempre profunda atención a la operación sustancial de la base de divulgación de ciencias y técnicas e intensificarán el estudio científico-técnico entre los cuadros y trabajadores.

Al comité partidista de base le compete asignar a los cuadros y trabajadores las tareas de estudio científico-técnico y revisar estrictamente el estado de su cumplimiento, para que ellos mejoren constantemente su nivel técnico y de calificación a través del estudio considerándolo como una exigencia de la política partidista.

Hay que anteponer siempre las ciencias y tecnologías en la ejecución de las resoluciones partidistas y el cumplimiento del plan de la economía nacional y brindar la ayuda partidista para que se establezca el ambiente de resolver los problemas pendientes con las ciencias y tecnologías y la innovación técnica masiva.

El Secretario General apuntó que la implementación de las resoluciones partidistas correspondientes a cada unidad depende principalmente de lograr o no la unidad tripartita entre los directivos partidistas, administrativos y técnicos.

Enseñó los principios de trabajo de los secretarios de comité de base del Partido, autores principales de esa ente tripartita, inclusive el de apreciar a los cuadros administrativos y técnicos y respetar sus opiniones y el de apoyarles por parte del Prtido para que los trabajadores acepten con seriedad y cumplan a tiempo las indicaciones de aquellos.

El Secretario General destacó la importancia de la labor de intendencia en aumentar el afán de los militantes partidistas y trabajadores levantados en la materialización de las resoluciones del Partido.

Los secretarios de comité de base deben traer un avance notable en el abastecimiento para los trabajadores al hacer ingentes esfuerzos con la firme decisión de resolver a toda costa sus problemas de vida, dijo y agregó que la intendencia de cada unidad es una tarea totalmente de su secretario de organización primaria del Partido y el abastecimiento de verdad consiste en aportar beneficios sustanciales a los trabajadores en cualesquier condiciones.

Se refirió a los problemas surgidos en mejorar el abastecimiento en el principio de sujetarlo incondicionalmente a la dirección y control unificados del Estado sobre las gestiones económicas y anteponer los intereses estatales. E hizo referencia a revitalizar la base de abastecimiento conforme a las características de su unidad y las condiciones reales en cambio y establecer el sistema y métodos racionales para el respecto.

El Secretario General hizo hincapié en prevenir los accidentes en todas las entidades.

Señaló que los secretarios de comité partidista de base deben averiguar y chequear con responsabilidad y de manera ordinaria y detallada la situación de sus unidades, establecer un régimen y orden revolucionarios, exigir a todos los cuadros, militantes del Partido y trabajadores que los observen en el trabajo y la vida, eliminar con previsión todos los factores de accidente desde el punto de vista de anteponer la seguridad y, en particular, tomar las medidas sustanciales para buscar y reparar los imperfectos que vulneran la vida y seguridad de la población.

Presentó los remedios para convertir los comités básicos del Partido en los grupos vivos de fuerte combatividad y unidad.

Si fuera un secretario de comité de base, sería natural que trabajase con toda dedicación para convertir mi entidad en una poderosa base ideo-política y un destacamento vigoroso de combate que defienda fidedignamente un puesto del Partido y la revolución, dijo e insistió en consolidar los comités de base como entes de fieles que compartan la ideología, el propósito y las acciones con el Comité Central del Partido.

Determinó como punto de partida y rumbo general de la labor del comité partidista de base inspirar a los cuadros y militantes del Partido la inconmovible convicción de apoyar siempre al Comité Central del Partido en cualquier situación adversa.

Los secretarios de organizaciones primarias tienen que educar a los cuadros y militantes para que consideren como su deber más sagrado y máximo honor profesar como verdad absoluta la idea revolucionaria del Comité Central del Partido, tratar lo todo ateniéndose a ella, apoyar incondicionalmente sus intenciones y proyectos y acatarlos con total disposición, indicó.

Les encomendó que se concentren en componer bien el comité de base del Partido, Estado Mayor político de cada unidad, y mejorar el papel de sus miembros.

Dijo que el fortalecimiento de las entidades primarias del Partido toma por su premisa el robustecimiento de sus células.

Pueden ser considerados como colectivos vivos de fuerte combatividad y unidad aquellos comités de base que tengan sanas y pujantes todas sus células.

Es preciso que los secretarios de comité de base sigan profundizando, sin ningún momento de descuido, el trabajo con los secretarios de célula, autores de la labor de esta unidad partidista.

Hay que preparar bien la fila de los secretarios de célula con los que cuenten con el apoyo y confianza de los militantes partidistas y exigirles fuertemente que se entreguen de cuerpo y alma a su trabajo teniendo siempre presente las 10 tareas y 12 cualidades que les corresponden.

Para convertir las células partidistas en agrupaciones sanas, pujantes y sólidamente unidas sobre la base del amor al ser humano, es preciso crear ejemplos y generalizar sus experiencias y situar así todas las células de cada entidad en el nivel deseado por el Comité Central del Partido.

Puesto que los secretarios del comité de base también son miembros de célula partidista, deben dar ejemplo en la actitud de tratar a los secretarios de célula y en la postura de recibir y cumplir las tareas partidistas y ejercer así una influencia positiva a los militantes partidistas y alentar a los secretarios de célula.

El Secretario General enumeró los asuntos para mejorar radicalmente el trabajo con el ser humano, diciendo que depende de éste el resultado de la preparación política y moral de los militantes partidistas y trabajadores y la ejecución de las resoluciones partidistas.

Lo primordial del trabajo con las personas es diagnosticar correctamente la intención y la forma de ser de los trabajadores compenetrándose con ellos, señaló y encomendó a los secretarios de comité de base que estrechen la intimidad con los trabajadores trabajando y conversando regularmente con ellos y esforzarse por escuchar sus opiniones sinceras y exigencias de corazón.

Instó que hagan ese trabajo de manera creativa y conforme a las características del ser humano con que se traten.

Instruyó estudiar constantemente los métodos eficientes y aplicarlos activamente teniendo presente que no pueden esperar ningún éxito con el método monótono en el trabajo con las personas.

Al igual que la madre que sabe distinguir lo que puede decir aparte a su hijo o a su hija y tratarlos de distintas maneras en cada etapa de crecimiento, los secretarios de organizaciones primarias deben trabajar con creatividad con los trabajadores, aunque fueran cientos o miles, conforme a las características de cada uno y las circunstancias dadas, aseveró.

Enseñó detalladamente los métodos de trabajo correspondientes a distintas clases de gente tales como los jóvenes muy emprendedores y optimistas, las mujeres preocupadas por sus hijos y la vida familiar, los hombres con defectos en el trabajo y la vida, etc.

El Secretario General exigió a los secretarios de comité de base que atiendan bien las condiciones de vida de los trabajadores.

El punto común en el trabajo de las unidades donde marchan bien todas las cosas es que los secretarios partidistas prestan profunda atención a la vida de los trabajadores y se esfuerzan por resolver sus problemas, apuntó.

Encomendó que atiendan con mayor esmero a los trabajadores y realicen esfuerzos sinceros por aliviarles las dificultades de vida, diciendo que ellos se ponen emocionados sólo al ver a su secretario de comité de base preguntándoles sobre sus dificultades y penas y agradecidos de la sinceridad de los cuadros partidistas que trabajan con empeño para ellos.

Con la mentalidad de servidor al pueblo, los secretarios de organizaciones primarias deben acostumbrarse a resolver a toda costa lo que les duele y falta a los trabajadores, acotó y prosiguió que deben tratar cordialmente a todos éstos como familiares sin ningún gesto discriminatorio, al igual que para una madre no hay hijos agradables o desagradables.

Precisó que ellos han de mantener el principio, al tiempo de trabajar con el hombre de manera seria y probada.

Es un tabú tomar como absolutas las palabras de uno o dos individuos y abordar a la ligera los problemas surgidos entre las personas a base del criterio superficial y conjetura infundada, recalcó y reiteró que ellos deben trabajar con el hombre de manera imparcial y probada sin cautivarse nunca de subjetivismo y prejuicio.

En particular, antes de decidir el problema vinculado con el destino político de las personas, hay que confirmar decenas de veces, por costumbre, los detalles planteados y manejarlo seriamente tomando en cuenta los intereses del Partido y la revolución, enfatizó.

El trato y atención cordiales y el respeto a las personas no significa que las amparen sin principios haciendo vista gorda de sus errores o tratando de congraciarse por gusto con ellas, precisó y agregó que los secretarios de comité de base han de educar a base de principios a los trabajadores y librar una lucha incisiva contra los fenómenos negativos, al tiempo de tratarlos cordialmente con humanidad.

Para mejorar la labor con el ser humano, ellos deben ser muy competentes, remarcó.

La construcción socialista de hoy en que se alcanzan ambiciosas metas pese a las circunstancias severas y difíciles, exige a los secretarios de comité de base con la misión de educar, transformar, organizar y movilizar a los hombres y mujeres que adquieran los conocimientos más amplios que nunca, dijo y añadió que lo principal para ese fin es prepararse como versados en las líneas y políticas del Partido y en los pormenores de trabajo partidista.

Hay que poner en el primer lugar el estudio de las obras del Congreso del Partido y los plenos de su Comité Central que recogen las líneas y políticas partidistas, específicamente, no basta leerlas un par de veces sino asimilarlas por completo mediante el estudio rutinario hasta que se pueda interpretarlas libremente a las masas, dijo.

Los secretarios de organizaciones primarias han de habituarse a estudiar todos los días el órgano del Partido para elevar constantemente su nivel político y profesional captando regularmente la idea e intención del CC del Partido y aprendiendo los métodos de materialización de las políticas del Partido, precisó.

Resaltó la necesidad de aprender con asiduo desde una postura sincera para adquirir los conocimientos multifacéticos conforme a la época en desarrollo, específicamente, profundizar de continuo el estudio sobre la labor partidista, asimilar y acumular los conocimientos especializados de los respectivos dominios y los otros y tecnologías vinculados con el trabajo de sus entidades.

Mencionó que los secretarios de comités de base tienen que desarrollar la capacidad de organización minuciosa, control riguroso y ejecución tenaz abundando experiencias y aprendiendo lecciones en el trabajo.

Para la labor con el ser humano, deben cultivar la noble cualidad popular, apuntó y añadió que se quedarán distanciados de la gente si son toscos en el modo de tratarse aunque fueran firmes en lo ideo-político y posean alta capacidad profesional.

Junto al elevado partidismo y al apego a principios, la noble humanidad y filantropía constituyen el atributo principal de los secretarios de organizaciones primarias que les hace atractivos entre la gente, instruyó.

Con el genio de escatimar y amar cálidamente al ser humano, ellos deben atender y guiar sinceramente a los trabajadores desde la posición de responsabilizarse por la vida actual de éstos y hasta su futuro, especificó.

La modestia, franqueza y honestidad componen la cualidad indispensable para los secretarios de organizaciones de base que por oficio tratan siempre a la gente, valoró y agregó que ellos deben tratar siempre con buen semblante, cortesía y franqueza a los trabajadores y vivir modestamente sin perseguir provechos personales.

Les corresponde procurar la decencia en su apariencia y acto verbal y esforzarse adrede por poseer ricos dotes culturales y sentimientos optimistas con que puedan abrir el corazón de la gente y cambiar con iniciativa el humor del colectivo, remarcó.

El estimado camarada Kim Jong Un dio énfasis especial en elevar el sentido de responsabilidad y el papel de los secretarios de los comités del Partido en los ministerios y órganos centrales y en las comunas del campo.

Los primeros se responsabilizan por parte del Partido de las labores de los órganos de dirección administrativa del Estado que organizan y dirigen a escala nacional el cumplimiento de las líneas y políticas del Partido, aclaró y prosiguió que al tener presente que asumen una misión muy importante en el período tan responsable, ellos deberán guiar a todos los cuadros de sus entidades a proyectar y dirigir bien los quehaceres para cumplir las políticas del Partido forjándose constantemente mediante la militancia y la vida política.

Hoy en día, cuando tenemos que dar un avance trascendental en todas las labores del Estado y lograr cada año los éxitos sustanciales de desarrollo de la economía nacional, el Comité Central del Partido concede mucha importancia al mejoramiento del papel de los secretarios de los comités del Partido en los ministerios y órganos centrales, señaló.

Evaluando de muy importante la tarea que incumbe a los secretarios de los comités del Partido en las comunas en la lucha histórica para cambiar totalmente el panorama de todas las zonas rurales del país, indicó que ellos deben trabajar con esfuerzos y asiduidad redoblados y el honor y responsabilidad de dedicarse a la labor partidista en la grandiosa y nueva época de la revolución rural.

Les atañe a los departamentos del CC del Partido y los comités partidistas en las provincias, ciudades y distritos prestar profunda atención a los quehaceres para mejorar el desempeño de los secretarios de comités de base, apuntó.

Hizo referencia al tema de prestar atención a reforzar la fila de los secretarios de organizaciones primarias e impulsar bien las labores para intensificar la educación para ellos y mejorar su nivel de trabajo.

El CC del Partido define como políticas, incluso las estatales, todo lo deseado por los habitantes y sus filiales primarias las implementan cabalmente para aportar beneficios reales a éstos, he aquí el modo de acción propio del PTC, que cumple fielmente su deber de trabajador y servidor al pueblo, y la doctrina de su Comité Central acerca del papel de sus filiales de base y de considerarlas importantes, subrayó.

La imagen verdadera de los secretarios de comités de base del Partido se refleja en la postura de servidor que como si fuera una madre atenta y cariñosa, trabaja con toda el alma para aportar un bienestar más a la población, reiteró y agregó que los secretarios de organizaciones primarias de todo el Partido han de ser idénticos en ese sentido para reciprocar la esperanza del pueblo que sigue elogiando como madre al Partido bajo cualesquier vientos y mareas del tiempo y cumplir fielmente el ideal político y la misión histórica del PTC como partido del pueblo y servidor a éste.

Al final, exhortó encarecidamente a todos a trabajar con toda energía en la lucha sagrada por ofrecer cuanto antes una vida acomodada al pueblo y convertir nuestro Estado en la gran potencia socialista, bien conscientes de su obligación de cuadro político del Partido del pueblo y servidor a éste.

El programático discurso de conclusión pronunciado por el estimado camarada Kim Jong Un en la II Conferencia de los Secretarios de Comité de Base del PTC deviene la bandera de combate que permite convertir todas las organizaciones primarias del Partido en las filas selectas de fidelidad con la capacidad organizativa y combativa y la actividad correspondientes a la nueva época de prosperidad total del Estado y estimula a todos los militantes del partido y trabajadores a implementar el ambicioso programa de lucha trazado por el Congreso partidista.

Al recibir con emoción las instrucciones programáticas, los participantes se pusieron entusiasmados por hacer un aporte real al fortalecimiento de todo el Partido y la prosperidad del Estado al trabajar con abnegación para cumplir el gran ideal y programa de lucha, presentados por el PTC, bien conscientes de su honrosa e importante responsabilidad de cuadros políticos del Partido del pueblo y el servidor a éste.

Cuando el Secretario General terminó las palabras de conclusión, todos los participantes le aclamaron con vivas estruendosas rindiendo el máximo homenaje y saludo más cordial a él que con sus pensamientos profundos y gran perspicacia ideo-teórica, presentó la acertada orientación de lucha de la nueva época por elevar por todos los medios la función combativa y el papel de las organizaciones primarias del partido y va abriendo la era de esplendor para el fortalecimiento de todo el partido.

En la ocasión, quedó conferido el diploma de honor del Secretario General del PTC a los ejemplares secretarios de comité de base.

El estimado camarada Kim Jong Un dijo unas palabras significativas sobre la condecoración.

Se refirió al propósito con que el CC del Partido condecora especialmente en esta ocasión a los secretarios de comité de base quienes logran éxitos relevantes en sus labores a partir de la posición y modo de trabajo correctos para un cuadro político del Partido.

Al resaltar otra vez la posición y la importancia que ocupa el comité de base en cumplir la gran causa de fortalecimiento de todo el Partido, se mostró muy satisfecho diciendo que le complace más que una estrella traída del cielo el hallazgo de los excelentes cuadros del Partido, servidores fieles al pueblo, que trabajan con toda su alma y energía conscientes de su importante misión de responsabilizarse por la unidad básica de cumplimiento de las políticas partidistas en el tiempo crucial en que la revolución coreana entra en la nueva etapa de desarrollo.

Diciendo que la organización primaria del Partido no debe ser una simple unidad de base para conservar y administrar el personal del Partido sino la fila justa que lucha dinámicamente por realizar el programa del Partido de construir el socialismo y el comunismo, subrayó que si todas ellas se preparan y hacen uso de su fuerte capacidad combativa, pueden forjar sin falta con fuerzas propias la nueva y gran época y lograr nueva victoria.

Convencido de que los secretarios de comité de base del Partido serán revolucionarios y comunistas genuinos y consecuentes en el sagrado camino de servicio al Partido, la revolución y el pueblo guardando en lo profundo de corazón la esperanza del CC del Partido y el pueblo, propuso felicitar cordialmente con efusiva ovación a los condecorados a la vista de todo el partido.

El Secretario General entregó personalmente los diplomas a los secretarios ejemplares en el cumplimiento de las políticas partidistas: Ri Tong Chol, Paek Hak Chol, So Hyon Chol, Kang Hyon Guk, Kim Song Man, Tong Myong Hak, Pak Song Chol, Won Chol, An Chol Rim, Kim Yong Il, Ri Chi Myong, Ryom Kyong Chun, Kim Myong Gil, Kim Jong Gwan, Ri Su Nam, Kim Jong Hun, Hong Jong Guk, Kim Kwang Chol, Choe Song Bok, Kim Myong Il, Kim Ju Chon, Paek Yong Song, O Pong Chol, Kang Yong Son, Pak Sung Hak, Ri Yong Hyop, Paek Ui Sik, Kim Man Bok, Kim Yong Gyu, Jon Kyong Su, Ryu Yong Gil, Choe Jong Gil, Choe Kyong Sam, Pak Song Jin, Kim Chol Min, Ri Un Sil, Kim Myong Chan, Kim Kwang Chol, Kim Chol, Ri Sung Chol, Ho Song Chol, Kim Jin Myong, Jong Yong Hui, Jon Yong Gil, Yun Nam Chol, Paek Kyong Il, Pak Chun Il, Pak Myong Chol, Choe Song Bong y Choe Jong Su. Y se tomó una foto de recuerdo con ellos que se conservará siempre en la historia del Partido.

Los camaradas condecorados muy conmovidos por el inolvidable momento de honor de su vida y los demás participantes expresaron la gratitud al Secretario General quien siendo gran maestro y Padre generoso, les enseñó atentamente los principios y tácticas de la labor partidista y les dispensa repetidamente gran afecto y benevolencias.

El Secretario General pronunció el discurso de clausura

Camaradas secretarios de organizaciones primarias del Partido:

La II Conferencia de Secretarios de Organizaciones Primarias del Partido del Trabajo de Corea, de gran importancia en nuestro empeño de impulsar vigorosamente la materialización de las resoluciones del VIII Congreso del Partido, se ha celebrado con todo éxito despertando expectativas excepcionales de todos los militantes y en medio del fervor político elevado de todos los participantes.

Constituye un nuevo hito en el trabajo de revitalizar a todo el Partido concienciando, estimulando y rearmando con ideas, propósitos y orientaciones estratégicas del Comité Central a los secretarios de organizaciones primarias que tienen a su cargo las organizaciones de base y unidades de combate, y de materializar a cabalidad la dirección del Partido sobre la construcción socialista en su conjunto.

El cónclave analizó y evaluó las labores efectuadas en el último lustro para fortalecer las organizaciones primarias del Partido, así como presentó tareas importantes y vías prácticas que enfrentan hoy dichos secretarios para el cumplimiento satisfactorio de la sagrada misión de nuestra agrupación política que existe para el pueblo y está a su servicio.

A través de la seriedad adoptada en todo el transcurso de la cita por los participantes, enfrascados en los tópicos abordados, he sentido su ardiente deseo de operar mejoras revolucionarias reales al asimilar todas las ideas del Comité Central y aplicarlas en sus faenas, lo cual me proporciona una gran satisfacción.

La conferencia quedará registrada indeleblemente en la historia de la construcción partidista como un evento de gran trascendencia que ha preparado una guía de acción concreta y un arma práctica destinadas a consolidar las organizaciones primarias de todo el Partido y que ha enriquecido nuevamente nuestras teorías de la construcción partidista en consonancia con las demandas de la revolución en desarrollo.

Camaradas:

En este cónclave el Comité Central ha lanzado la idea importante de que todos ustedes sean genuinos cuadros políticos de un Partido que existe para el pueblo y que le sirve.

Las organizaciones primarias difieren en la composición de sus integrantes, las tareas que asumen y el alcance del trabajo que realizan, pero las tareas fundamentales que encaran sus secretarios son idénticas y claras.

Que ellos deben enaltecer y consagrarse al pueblo como si fueran su auténtica madre y honrado servidor y materializar de forma incondicional la política del Partido a favor de él, es el espíritu y la idea esenciales de este evento.

Por excelente que sea la política del Partido y claras las maneras de su implementación, si las organizaciones primarias no cumplen con sus deberes dicha política no se ejecutará como es debido y en la misma medida la construcción socialista avanzará con lentitud hacia su triunfo.

De ahí que llamamos órgano de diseño al Congreso del Partido y unidades ejecutoras a las organizaciones primarias y he aquí la importancia que atribuimos al papel de sus secretarios.

A estos les corresponde coincidir y subordinar todos sus pensamientos y acciones a los proyectos, intenciones, estrategias y tácticas del Comité Central, pues solamente de esa manera las tareas que plantean se harán realidad una tras otra y el pueblo lo percibirá de forma tangible.

Para ellos no será nada fácil llevar a vías de hecho la misión que asumen en estos momentos de gran dificultad.

Les atañe sobreponerse al peso que llevan en la espalda, conscientes a toda hora del espíritu y las tareas presentadas por la conferencia y haciendo gala de una disposición extraordinaria, entusiasmo fervoroso y tenacidad.

Los novatos todo lo comenzarán con denuedo, mientras que los veteranos laborarán con el espíritu innovador, renovando sus decisiones.

Serán los primeros en versarse en las líneas y políticas del Partido, examinar, diagnosticar y tratar todos los asuntos tomándolas como pautas, así como garantizarán el progreso de las faenas de sus unidades y la ejecución exitosa de la política del Partido con el estudio constante, la organización meticulosa, la labor política dinámica y el ejemplo.

En la actualidad su espíritu partidista y revolucionario se expresa de forma elocuente en su servicio incondicional y abnegado al pueblo.

Nuestro pueblo venció y sigue venciendo con perseverancia todas las pruebas y dificultades, confiando invariablemente en el Partido.

Para procurarle a un pueblo tan loable y grandioso una vida y unos beneficios envidiables, nuestro Partido asumirá más responsabilidades y acelerará más el avance de la revolución y construcción.

Aun en las pésimas circunstancias que otras naciones no podrían aguantar un solo día, no nos limitamos a mantenernos en pie, sino que proyectamos las metas y el futuro con ambición y certidumbre y las llevamos a la práctica con resolución, con el objetivo de realizar con antelación el ideal y el sueño seculares de nuestro pueblo. Igualmente, desarrollamos con energía la revolución de cuadros en todo el Partido, para que en esa empresa histórica ellos cumplan con su responsabilidad y deber como auténticos servidores del pueblo.

Los secretarios de organizaciones primarias no olvidarán ni por un instante que el pueblo es la razón de su ser y el objeto de su entrega total.

Nuestro pueblo comprende la precaria situación económica del país y no exterioriza sus dificultades. Les incumbe seguir compenetrándose con él, corresponder a su esperanza con el afecto apasionado y el servicio abnegado y lograr que se apoye más en el Partido y le deposite mayor confianza.

Las masas percibirán la fragancia y la atención esmerada de nuestro Partido como organización del pueblo y su servidor siempre que ustedes sepan leer sus pensamientos más íntimos, hagan suyos sus problemas y se esfuercen con sinceridad por resolvérselos.

Vale la pena recalcar que ustedes deben tener presente que las masas no les abren el corazón ni les siguen si no se portan bien con ellas.

Antes que educarlas se mirarán a sí mismos en el espejo, se reformarán a conciencia, se precaverán contra las más insignificantes manifestaciones de abuso de autoridad, burocratismo y otros actos ilícitos y corruptos, y cultivarán con honradez los rasgos propios de un genuino cuadro político del Partido.

Camaradas:

Grande es nuestro ideal, inmensas son nuestras tareas de lucha y nada fácil es superar los retos y obstáculos que impiden nuestro avance y desarrollo.

Las tareas de la época que nosotros mismos nos hemos planteado y asumido, las debemos cumplir sin falta por cuenta propia, con un nuevo esfuerzo que supere el que hemos dedicado hasta la fecha.

Son comunistas verdaderos aquellos que saben sentir el júbilo auténtico de la vida y encontrar el orgullo de hacer la revolución al servicio del pueblo, aunque este sea un camino tortuoso que no ha sido recorrido por nadie.

Todos los cuadros partidistas, incluyendo los secretarios de organizaciones primarias, redoblarán la decisión y voluntad, lucharán con audacia y resolución contra elementos que no sean revolucionarios ni combativos y materializarán cada año los proyectos y políticas populares del Partido, mostrándole así al pueblo su aspecto metamorfoseado.

Exhortando de forma combativa y enérgica a los participantes en este evento y demás secretarios de organizaciones primarias de todo el Partido a trabajar con ahínco para merecer su honrosa condición de cuadros políticos de un Partido del pueblo y que le sirve y asumir con dignidad su gran responsabilidad, así como para anticipar el devenir de un futuro luminoso en que nuestro gran pueblo disfrute plenamente de una vida civilizada y acomodada, declaro clausurada la II Conferencia de Secretarios de Organizaciones Primarias del Partido del Trabajo de Corea.

Cuando él anunció el cierre de la conferencia, se interpretó solemnemente «La Internacional».

Estallaron de nuevo los vítores estruendosos hacia el gran líder del PTC y la revolución coreana quien fortalece el PTC como invencible organización política de carácter revolucionario y combativo.

La II Conferencia de los Secretarios de Comité de Base del PTC, efectuada bajo la guía enérgica del Secretario General, se registrará en la historia del PTC como cónclave de gran relevancia que garantizó la implementación perfecta de las tareas de cambio presentadas por el Congreso partidista y dio un buen impulso al cumplimiento de la causa de transformación de toda la sociedad según el Kimilsungismo-Kimjongilismo y al avance victorioso de la construcción socialista al estilo coreano, al establecer con más firmeza en todo el Partido el sistema de dirección única del Comité Central y elevar considerablemente la combatividad de organizaciones primarias.

ACNC

Dejar una respuesta