ONU, Rusia, USA

Embajador coreano en la ONU: EEUU y Occidente han detonado la situación de Ucrania con la expansión de la OTAN

Kim Song, representante permanente de la República Popular Democrática de Corea (RPDC) ante la ONU pronunció un discurso en la Sesión extraordinaria de emergencia de la Asamblea General de las Naciones Unidas, celebrada el 2 de marzo en Nueva York, para tratar el incidente de Ucrania:

Hoy la situación en Ucrania es el objeto de la atención de la comunidad internacional. La causa profunda de la crisis ucraniana reside en la política hegemónica de los Estados Unidos y de Occidente que se dedican a dar lecciones a otros países y comportarse de manera arbitraria.

Estados Unidos y Occidente, desafiando la demanda razonable y justa de Rusia de que se le brinden garantías legales de seguridad, han socavado sistemáticamente el entorno de seguridad de Europa al volverse más flagrantes en sus intentos de desplegar sistemas de armas de ataque, mientras buscan la expansión de la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte) hacia el este.

Recordamos con claridad cuando Irak, Afganistán y Libia fueron objeto también de violación de su integridad territorial de manera brutal por Estados Unidos y por Occidente, so pretexto de la paz y seguridad internacionales.

Es absurdo que Estados Unidos y Occidente, que han devastado Irak, Afganistán y Libia, mencionen el respeto a la soberanía y la integridad territorial, que en el caso ucraniano ellos mismos detonaron.

No tiene ni pies ni cabeza. El orden internacional presente se ha convertido en un derecho inmutable que siembra las semillas de la discordancia en cada región y en todos los países donde interviene Estados Unidos. A partir de ese momento, las relaciones entre los Estados no hacen más que deteriorarse.

El principal peligro que encara el mundo ahora es la soberbia y la arbitrariedad de Estados Unidos y de sus seguidores que están conmocionando la paz y estabilidad internacionales desde sus bases.

La realidad ha demostrado, una vez más, que la paz jamás regirá en el mundo mientras siga existiendo una política de doble rasero y unilateral de Estados Unidos que sigue amenazando la paz y la seguridad de los Estados soberanos.

La RPDC votó en contra de la Resolución A/ES-11/L.1 de la Asamblea General de las Naciones Unidas, de «condena a la agresión de Rusia a Ucrania».

Kim Song se pronunció también el pasado 26 de febrero en la sesión del comité especial sobre la Carta de la ONU y el fortalecimiento del rol de la Organización:

 

En relación con los problemas que se presentan en transformar a la ONU en una organización internacional imparcial y práctica que cumple su misión inherente de acuerdo con el objetivo y los principios de la Carta.

En primer lugar, se debe poner fin cuanto antes a la conducta injusta y de doble rasero del Consejo de Seguridad de la ONU. Aunque la Carta de la ONU estipula que el Consejo de Seguridad debe actuar de acuerdo con los principios de la ONU, como la objetividad, imparcialidad y la equidad, etc., el prejuicio anacrónico del Consejo de Seguridad aún continúa.

En relación con esto, nuestra delegación llama la atención sobre el hecho de que el Consejo de Seguridad está condenando nuestro legítimo ejercicio del derecho a la autodefensa como una “amenaza a la paz y seguridad internacional”. Nuestras medidas de fortalecimiento del poder de defensa nacional autodefensivo constituyen una parte de las actividades regulares para cumplir el plan de mediano y largo plazo del desarrollo de ciencias de defensa nacional, y no ha creado ninguna amenaza o daño a la seguridad de los países vecinos y de la región.

Para garantizar la paz y la seguridad de la Península Coreana, Estados Unidos deberá abandonar la política hostil en contra de la RPDC y el doble rasero, y deberá suspender eternamente los ejercicios militares de carácter ofensivo y la introducción de todo tipo de bienes estratégicos nucleares en la Península Coreana y su alrededor.

A pesar de esto, el hecho de que el Consejo de Seguridad vuelve la espalda obstinadamente a los actos hostiles de los EE.UU. en contra de la RPDC y cuestiona solamente cada una de nuestras medidas de fortalecimiento del poder de defensa nacional autodefensivo, constituye el colmo del doble rasero, y al mismo tiempo, es un acto que se une abiertamente a la política hostil de EE.UU. en contra de nuestra República.

El fortalecimiento del poder de defensa nacional es el derecho legítimo del Estado soberano y nosotros jamás toleraremos ningún intento de violar nuestros derechos e intereses nacionales.

En segundo lugar, la reforma de la ONU debe ser realizada con rumbo a la elevación de la autoridad de la Asamblea General de acuerdo con el propósito y el principio de la Carta de la ONU.

La Asamblea General es el órgano principal de elaboración de la política de la ONU donde todos los países ejercen igual derecho de la representación y por tanto la Asamblea General tiene que desempeñar debidamente el papel central en la solución del problema internacional.

Con respecto a esto, cuando el Consejo de Seguridad maneja los asuntos que pertenecen a la competencia de la Asamblea General tiene que prestar una debida atención a la eliminación de los fenómenos que infringen los derechos y la función de la Asamblea General.

Además, consideramos necesaria la toma de las medidas para otorgar a la Asamblea General la autoridad de examinar una por una las resoluciones del Consejo de Seguridad sobre el aseguramiento de la paz y seguridad internacional y presentar las recomendaciones correspondientes.

Por otra parte, los órganos de la ONU como la Asamblea General tendrán que examinar seriamente todos los asuntos a base de los principios de la igualdad de la soberanía y adoptar las correspondientes resoluciones y decisiones.

En tercer lugar, el Comité Especial tendrá que prestar la debida atención al desmantelamiento del ilegal aparato como “la comandancia de las tropas de la ONU” en Corea del Sur que contraviene a la Carta de la ONU.

Como todo el mundo sabe “la comandancia de las tropas de la ONU” es algo que EE.UU., tras desencadenar la guerra de Corea en 1950, fabricó arbitrariamente abusando del nombre de la ONU para encubrir su identidad del agresor y hoy día, esta comandancia, sirviendo a la realización de la política hostil de EE.UU. contra la RPDC y su estrategia sobre Asia, amenaza gravemente la paz y la seguridad de la Península Coreana y la región.

EE.UU. violó de manera flagrante el artículo 32 del capítulo 5 de la Carta de la ONU sobre la participación de la parte interesada respecto al conflicto que el Consejo de Seguridad examina y también de la cláusula 3 del artículo 27 del capítulo 5 de la Carta de la ONU relacionada con la adopción de la decisión del Consejo de Seguridad, y fabricó una “resolución” con respecto a “la comandancia de las tropas de la ONU”.

Por último, “la comandancia de las tropas de la ONU” en Corea del Sur es perfectamente una comandancia del ejército norteamericano que se abusa del nombre y la bandera de la ONU y no está bajo ningún mando de la ONU ni es objeto del desembolso del presupuesto de la ONU y, por tanto, tienen que ser tomadas las medidas activas para su desmantelamiento inmediato según la resolución del trigésimo período de sesiones de la Asamblea General de la ONU de 1975.

  1. Martha Elena Morales Anduray

    Los EU siempre violando la seguridad mundial con su mal actual premeditadamente, jugando con la inteligencia de los seres humanos, más ni se dan cuenta que ellos mismos se debilitan en su afán de poder. El desmantelamiento de las tropas de la ONU es tan necesaria para una buena fe de esa organización.

Dejar una respuesta