Rusia

La unificación de Crimea a Rusia fue una opción justa basada en el derecho a la autodeterminación nacional y de acuerdo con la libre expresión de la voluntad de sus habitantes

En medio de que el nivel de sanciones y presiones contra Rusia por parte de EE.UU. y el Occidente se aumenta con el pasar del tiempo, relación a la reciente situación de Ucrania, en Rusia fue realizada hace poco solemnemente el acto conmemorativo del 8º aniversario de la unificación de Crimea.

El presidente Putin, al pronunciar el discurso en la función conmemorativa del aniversario 8 de la unificación de Crimea, subrayó:

«Nosotros teníamos que rescatar a Crimea y Sebastopol que se habían hundido en una situación humillante perteneciendo a otro Estado. El principal objetivo de la operación militar especial comenzada en Donbas y Ucrania es salvar a los habitantes de los sufrimientos y la masacre masiva.«

Vladimir Putin

Antes de esto, el presidente Putin, en una videoconferencia de consulta relacionada con el desarrollo socioeconómico de la República de Crimea y la ciudad de Sebastopol, señaló que la realidad demuestra cuán correcta y oportuna fue la unificación hacia Rusia optada por los habitantes de Crimea hace 8 años.

La portavoz oficial del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, en una rueda de prensa regular, señaló:

«El futuro de Crimea siempre está con Rusia y este problema fue resuelto definitivamente. Cualquier sanción, amenaza o intimidación de EE.UU., que procede como el dueño del mundo, y de sus seguidores, jamás podrán cambiar la posición de Rusia.»

María Zajárova

Manifestantes en Simferopol, Crimea

Aunque en marzo de 2014, Rusia, unificó a la península Crimea a base de la Carta de la ONU y los reglamentos de las leyes internacionales sobre el derecho a la autodeterminación nacional y de acuerdo con la libre expresión de la voluntad de los habitantes de Crimea que demandaron unánimemente la unificación a Rusia, EE.UU. y el Occidente lo tildó de “una violación de la ley internacional” y “un acto de agresión”, y se aferraron a los crueles alborotos de sanción y presión para “castigar” a Rusia.

Además EE.UU. y el Occidente, aprovechándose de la crisis de Ucrania causada por sus coacciones, arbitrariedades y la política hegemónica, se aferran frenéticamente a las máximas sanciones en la historia para aislar completamente a Rusia en el escenario internacional y asfixiarla económicamente.

Actualmente, Rusia, a base de las experiencias acumuladas en el enfrentamiento a las sanciones de EE.UU. y el Occidente tras la unificación de Crimea, por una parte, toma las medidas activas por minimizar las consecuencias de las sanciones prestando una atención primordial al aseguramiento de la estabilidad del mercado financiero y la realización de la política de la producción nacional y la activación de las actividades de inversión y gestión de las empresas nacionales y, por la otra, se enfrenta inflexiblemente tomando medidas de represalia a los países que han participado en las sanciones contra su país.

Todos los hechos comprueban que ya no se admite más la política hegemónica de EE.UU. y el Occidente y ellos no pueden cambiar la opción de Rusia por defender la seguridad e interés del Estado con las sanciones durísimas, la amenaza y chantaje de todo tipo.

Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Popular Democrática de Corea

Dejar una respuesta