GEIJ, Kim Jong Un, PTC

1º cursillo de propagandistas del Partido del Trabajo de Corea decide suprimir el formalismo y renovar radicalmente la labor ideológica

1º cursillo de propagandistas del Partido del Trabajo de Corea decide suprimir el formalismo y renovar radicalmente la labor ideológica, abril de 2022

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Quedó iniciado el 28 de marzo en la Casa Cultural 25 de Abril el 1º Cursillo de Cuadros del Sector de Propaganda del Partido del Trabajo de Corea.

La presente cita será una oportunidad importante para reforzar la combatividad de todo el Partido y multiplicar la fuerza motriz típica del socialismo al estilo coreano, al identificar toda la sociedad con la gran idea revolucionaria del estimado camarada Kim Jong Un y elevar la función combativa y el papel del sector de propaganda en la lucha responsable por lograr la prosperidad y desarrollo del Estado y la felicidad del pueblo dando primacía a la ideología.

El cónclave estudió y asimiló profundamente las imborrables hazañas del Secretario General del PTC, Kim Jong Un, realizadas en la labor ideológica partidista, y analizó y balanceó total y sustancialmente de las experiencias y lecciones observadas en el trabajo del sector de propaganda partidista.

A base de ello, discutió los remedios para registrar innovaciones decisivas en todos los aspectos de la labor ideológica de acuerdo con la nueva etapa de desarrollo de la revolución coreana y con las exigencias de la realidad en cambio.

Asistieron a la ocasión los cuadros de los departamentos de organización y de propagada y agitación de los comités partidistas provinciales, urbanos y distritales y los otros que cumplen la misma función que ellos, los cuadros directivos partidistas de los ministerios y órganos centrales, los propagandistas de las instituciones, fábricas, empresas y granjas cooperativas, los cuadros de la rama de conservación de objetos de interés histórico-revolucionario, así como los cuadros de los departamentos correspondientes del Comité Central del Partido.

Tomaron asientos de la tribuna Ri Il Hwan, Kim Jae Ryong, O Il Jong, Ju Chang Il, Ri Tu Song y otros directivos del Departamento de Organización, el de Propaganda y Agitación y otros correspondientes del CC del PTC, los secretarios de propaganda de los comités partidistas provinciales, los propagandistas del Consejo de Ministros y los ministerios, y los cuadros de las entidades importantes de la rama de propaganda.

Ri Il Hwan, miembro del Buró Político y secretario del CC del PTC, transmitió cortésmente el mensaje programático enviado por el Secretario General a los participantes en la ocasión:

Para suprimir el formalismo y renovar radicalmente la labor ideológica del Partido

El cursillo tiene lugar en el tiempo histórico en que la muy digna y poderosa República Popular Democrática de Corea trazó el magno proyecto de su desarrollo integral haciendo gala de la gran unidad e inagotable potencial, y prosiguió:

Quisiera extender cordiales saludos de estímulo y respaldo a los participantes y sus colegas de todo el Partido que vinieron haciendo gran aporte a la gran empresa de consolidar la fuerza ideo-política, la primera de nuestro Partido y régimen, uniendo el Partido y las masas populares como un ente que comparte la idea y respira el mismo aire.

Hago propicia la ocasión para mandar un saludo militante también a los propagandistas primarios de todo el país, que dedican toda su devoción a la constante educación ideológica y la transformación del ser humano encontrándose siempre con las masas populares y realizando ingentes esfuerzos por defender la base ideológica de la revolución del Juche, y a los camaradas del sector de conservación de materiales de interés histórico-revolucionario, el de literatura y arte y el de prensa que trabajan con empeño en los puestos importantes del frente ideológico del Partido.

Después del histórico VIII Congreso partidista, nuestro Partido y pueblo libran una lucha bien planeada y audaz que avanzó con toda soltura pese a las peores adversidades que atraviesa el país y propició así la coyuntura de nueva victoria que engendra uno tras otro colosales cambios materiales y, por fin, nuestra revolución pudo pasar seguramente a la etapa más alta en que se logra un desarrollo integral de la construcción socialista.

Si bien continúan siendo severas las dificultades y los desafíos, la revolución marcha adelante a pasos dinámicos.

El IV Pleno del VIII Período del CC del Partido decidió garantizar el cumplimiento exitoso del nuevo Plan Quinquenal, lanzado por el Congreso partidista, y dar avance sustancial en el mejoramiento de las condiciones de vida poblacional y delineó el programa de resolver definitivamente el problema rural socialista.

Para cumplir las tareas importantes y nada fáciles debido a las múltiples pruebas que impiden la marcha, hay que movilizar, como de siempre y por todos los medios, la fuerza ideo-espiritual de las masas populares tomándola como mejor arma.

La autóctona teoría sobre la ideología, según la cual ésta decide lo todo y no hay nada imposible si se moviliza la gente en lo ideológico, manifestará plenamente su justeza y vitalidad siendo siempre el principio directivo de la revolución y la filosofía política de nuestro partido.

Para nuestro Partido, que la mantiene invariablemente, la labor ideológica resulta el núcleo de su trabajo.

La primacía de la ideología es precisamente la clave principal de la nueva victoria sobre las dificultades y el modo revolucionario propio del PTC. El Comité Central del Partido considera como lo más importante el frente ideológico para impulsar y garantizar el avance victorioso de la revolución con el poderío de la idea.

Los cuadros del sector de propaganda del Partido desempeñan un papel tan importante, que nadie puede reemplazar, en pertrechar a los funcionarios, militantes del Partido y trabajadores con la idea y orientaciones de lucha del CC del Partido y canalizar y movilizar la fuerza de todos ellos para alcanzar la única meta que es la implementación de las políticas partidistas.

Están sujetos en mayor parte a la operación y actuación del sector de propaganda del Partido los resultados de la educación constante y sustancial para hacer a todos los miembros de la sociedad adquirir y asimilar la idea del CC del Partido y de la materialización correcta del propósito y voluntad de esta instancia en la lucha revolucionaria, la construcción socialista y toda la vida social. Es especialmente importante la responsabilidad que asumen los propagandistas del Partido para procurar que las filas de la revolución coreana incrementen constantemente el poderío de unidad monolítica y todo el país se ponga caldeado por la firme convicción y gran vitalidad.

Cuando todos ellos estén bien preparados y cumplan correctamente su papel, se mantendrán la pureza e identidad ideológicas del Partido y las filas de la revolución y resultará satisfactoria la guía del Partido sobre la construcción socialista. La historia y la realidad confirmaron la verdad de que el socialismo marchará adelante con firmeza y victoria a medida que crezcan la solidez y vigor del frente ideológico del Partido.

El CC del Partido organizó este cursillo para volver a inculcar en los cuadros de todo el Partido la importancia de la labor ideológica y alentar a los propagandistas del Partido a manifestar su enorme potencial en las tareas revolucionarias recobrando la conciencia y empeño y llenándose de dignidad y honor.

Los vocativos de portavoz fiel del CC del Partido y trompetero de la revolución son valiosos títulos que corresponden sólo a los propagandistas entre los cuadros de todo el Partido.

Los cuadros de propaganda de nuestro Partido han de cumplir la función de portavoz y micrófono de alta potencia y amplificador sin interferencias en la empresa de notificar y hacer penetrar a tiempo y con exactitud la idea e intención del CC del Partido hasta en las unidades terminales de base y movilizar al cumplimiento de ellas a todo el Partido, todo el país y todo el pueblo, he aquí el espíritu principal del 1º cursillo de funcionarios del sector de propaganda del PTC.

Ya se dio énfasis en que el sector de propaganda del Partido sea amplificador sin interferencias que se haga eco de la idea e intención del Partido.

El CC del Partido se propone incrementar mediante esta cita la potencia de altavoz y micrófono que inyectan en los habitantes la idea del Partido, es decir, elevar considerablemente el papel y poderío del sector de propaganda del Partido.

«¡Que los propagandistas del Partido sean altavoces de gran potencia y amplificadores sin interferencias, fieles a su Comité Central!», esto es la consigna y el postulado principal que deben tomar hoy en día nuestros propagandistas.

El deber principal de la labor ideológica del PTC reside en identificar todo el Partido y toda la sociedad con la idea revolucionaria de su Comité Central.

En una palabra, esto significa lograr que la idea e intención del CC del Partido predominen exclusivamente la lucha y vida de todos los miembros de la sociedad. Es decir, implica dotar a los cuadros, militantes del Partido, trabajadores y nuevas generaciones con la idea y políticas del CC del Partido y materializarlas cabal y perfectamente en la construcción y actividades del Partido y en las labores del Estado y toda la vida social.

La obra de identificar todo el Partido y toda la sociedad con la idea revolucionaria del CC del Partido urge producir una revolución en la labor ideológica.

Hoy día en que la nueva innovación, creación audaz y avance continuo constituyen la demanda de la revolución y la aspiración de la época, es natural que el frente ideológico se ponga en marcha primero y registre cambios radicales porque le toca impulsar y remolcar sustancialmente todos los cambios y progresos.

El problema importantísimo para renovar la labor ideológica del Partido reside en profundizar el estudio de teorías y dinamizar la propaganda teórica.

Hay que anteponer la concepción ideo-teórica para impulsar sin desviaciones la construcción del Partido y asegurar el avance victorioso del socialismo, apuntó y agregó que continuar y llevar a feliz término de generación en generación la causa revolucionaria del Juche significan precisamente la continuación de la idea, ideales y tradiciones de lucha.

Para profundizar y desarrollar sin treguas la labor ideológica del Partido conforme a la demanda práctica de la revolución, hace falta un competente círculo de teoría política, indicó y aclaró el rumbo y remedios detallados para mejorar su nivel y papel.

Según lo que ha analizado en el tiempo actual el Comité Central del Partido, la revolución en la labor ideológica partidista debe comenzar por la supresión del formalismo, apuntó y presentó las tareas generales para eliminar esta tendencia latente en el trabajo ideológico del Partido.

Lo primordial en extirpar de raíz el formalismo es grabar en la mente de los propagandistas del Partido su misión de enorme importancia de responsabilizarse totalmente por la vida ideológica y espiritual de todos los hombres que habitan esta tierra.

El fundamento ideológico del formalismo es la carencia de la conciencia de autor de la revolución y esta postura no debe ser tolerada nunca más entre los cuadros de propaganda partidista.

Los cuadros del sector de propaganda son revolucionarios que defienden el frente ideológico y les exijo que se responsabilicen ante el Partido de la vida ideológica de los militantes partidistas y trabajadores de sus regiones y entidades y garanticen ante la patria y la revolución el crecimiento espiritual de nuevas generaciones.

Si olvidan esta misión muy importante, se formará un vacío en la mente de la gente y se abrirá un agujero en el frente ideológico del Partido cuya consecuencia será irreparable por nada.

Conscientes de la importante misión de revolucionario profesional encargado de la educación y transformación ideológicas del ser humano, los propagandistas del partido deben buscar y aplicar nuevos y novedosos métodos y tácticas de propaganda y educación.

Tras analizar las muestras coherentes del formalismo en la labor ideológica del Partido, instruyo establecer como ley inmutable y férrea disciplina de la rama el modo de realizar sustancialmente la labor ideológica ateniéndose a los contenidos importantes de la educación ideológica en su correlación estrecha, según la intención y disposición del Comité Central del Partido para suprimir el formalismo latente en la labor ideológica.

Es prioritaria la educación de principios para pertrechar con firmeza a todos los integrantes de la sociedad con la idea revolucionaria del Comité Central del Partido.

Es preciso enseñar a los cuadros, militantes partidistas, trabajadores y nuevas generaciones con palabras fáciles de comprender la esencia de la idea Juche, guía directriz del PTC, y el sistema de su composición y su contenido profundo para que ellos puedan calar a fondo los principios de ese pensamiento y tomarlo como su concepción del mundo y de la vida. Al mismo tiempo, es necesario explicar y divulgar razonablemente la teoría política del Partido en vinculación con el trabajo y la vida.

Lo principal de la educación ideológica es la enseñanza orientada a hacer conocer la grandeza del Partido y abrigar la fidelidad a él.

No pasaría de ser una charlatanería vana la identificación ideológica sin la educación encaminada a hacer comprender bien la grandeza del Partido a los cuadros, militantes partidistas y trabajadores y orientarlos a apoyar con fidelidad la dirección del Partido.

Están vinculadas inseparablemente las dos educaciones aludidas.

El objetivo de inculcar la grandeza y las hazañas del líder y el Partido en los cuadros, militantes partidistas y trabajadores está en cultivar la fidelidad considerada como fe y conciencia.

La fidelidad genuina y sólida se muestra cuando aquellos apoyen absolutamente al Partido y al líder simpatizando con su grandeza no sólo por las explicaciones y propaganda de principios sino también experimentándola en sus vivencias.

Hay que desarrollar metodológicamente la educación que permita a los cuadros, militantes partidistas y trabajadores asimilar de corazón la grandeza del Partido.

El PTC, que presenta la doctrina de dar primacía a las masas populares como su ideal político, hace todo lo posible por estabilizar y mejorar cuanto antes la vida poblacional.

Pese a las condiciones difíciles, se desarrollan enormes obras por el bien del pueblo, deseadas de largo por el Partido, que dan ya valiosos resultados, y se presta la atención primordial del Partido y el Estado a defender los intereses del pueblo y fomentar su bienestar.

Es importante ofrecer una vida feliz y culta a los habitantes, pero lo más importante es educarlos para que acepten con gratitud los beneficios del Partido y el Estado y se esfuercen mucho por recompensarlos.

Destaco la importancia de impartir sustancialmente la educación con los objetos de interés histórico-revolucionarios en la actual enseñanza ideológica.

La corrupción ideológica comienza por el olvido de la historia y la tradición. El abandono del fundamento espiritual del ser humano significa su muerte. Por esta razón, concedemos tanta importancia a la educación con los datos de interés histórico-revolucionario y las hazañas de dirección del Partido y enfatizamos repetidamente que no se debe menospreciarla en ningún caso.

Se puede decir que la educación referida constituye el origen de la labor ideológica del partido y el primer paso de la educación ideológica. La educación de ese tipo es precisamente la de tradiciones revolucionarias, grandeza y fidelidad.

Es preciso acondicionar bien con cortesía las bases de educación, inclusive los museos de la historia revolucionaria, las salas de conservación de objetos de interés histórico-revolucionario, las de educación en la historia revolucionaria y las de presentación del historial, y prestar siempre profunda atención a la educación a través de ellas.

La educación para hacer a los trabajadores comprender profundamente las proezas de dirección del Partido, registradas en los respectivos sectores, entidades y regiones, es una labor importante que todos los cuadros partidistas, en particular, los directivos, deben chequear y asignar personalmente de mañana y de tarde y balancear con rigor y remediar por cada día, semana, mes y trimestre. Esto debe ser un hábito y un componente de la agenda diaria para un funcionario del partido.

Se debe impartir de modo constante y eficiente la educación en el patriotismo.

Hace falta hacer a todo el pueblo adquirir los nobles rasgos ideo-espirituales de trabajador socialista patriótico y consagrarse por la construcción socialista con el patriotismo ferviente y puro guardando como su concepción de vida el patriotismo que abrigaba en su alma y materializaba el Dirigente Kim Jong Il en toda su vida.

Todas las actividades cotidianas deben ser un proceso de cultivar el patriotismo ferviente y hermoso.

El PTC desea vestir y calzar a las nuevas generaciones a expensas del Estado y llenar loas mochilas escolares hechos en Corea, con los cuadernos y los demás artículos también de fabricación nacional, con el objetivo de acostumbrarlas desde la infancia a apreciar su tierra natal, su patria y todo lo suyo sintiendo la gratitud al Partido y al Estado.

El sector de propaganda partidista debe tener presente que la educación en el patriotismo no ha de ser una prédica o insuflación en ningún caso y momento y que pueden formar a las personas como verdaderos patriotas de la era de dar primacía a nuestro Estado cuando cultiven el patriotismo en la vida cotidiana.

Es imprescindible estudiar y aplicar una metodología destinada a desarrollar la educación en el patriotismo en estricto apego a la vida y lucha de las personas.

Las organizaciones partidistas a todos los niveles deben organizar con mucho trabajo distintas actividades políticas considerándolas como un importante espacio de la educación en el patriotismo y prestar atención a realizarlas en el máximo nivel.

Será un canal de educación muy efectivo la manera de hacer a los habitantes cantar con gran reverencia el himno nacional ante la bandera nacional tomando la decisión de cumplir con sinceridad la obligación cívica por la gran patria que brilla con los nombres del Presidente Kim Il Sung y el Dirigente Kim Jong Il y avanza victoriosamente bajo la guía del Partido.

Resulta menester librar ofensivamente la educación del colectivismo, la clasista y la moral combinándolas estrechamente en el principio de ayudar a todos los miembros de la sociedad para que se dispongan de las cualidades ideo-espirituales del ser humano socialista suprimiendo el individualismo y el egoísmo.

En la década de los 50 del siglo pasado cuando sobresalió Chollima sobre las cenizas de la guerra, las personas consideraban como su obligación natural, honor y orgullo dedicar todo lo suyo a las cuestiones de trabajo y los asuntos estatales superando las dificultades con la convicción del futuro, a pesar de la difícil situación económica y vida poblacional.

Tenemos que mantener tal ambiente social apreciable como nuestro típico estilo nacional tanto en el presente como en el futuro.

Se debe sembrar en las personas la conciencia de que podrán superar las dificultades y lograr la prosperidad y felicidad sólo cuando creen los bienes sociales laborando diligentemente en sus fábricas y centros de trabajo.

Es necesario hacer intensiva y precisa la campaña ideológica en la lucha contra los fenómenos opuestos y ajenos a los principios socialistas:

Debemos seguir arreciando de manera metodológica la ofensiva masiva de presión y el ambiente social de lucha por criticar y eliminar sin ninguna piedad todos los fenómenos negativos que carcomen la base revolucionaria.

La propaganda partidista es lo principal en acabar con las nocivas tendencias opuestas y ajenas al socialismo que se infiltran en la mente de la gente.

Los cuadros de propaganda partidista han de ser médicos competentes capaces de diagnosticar y recetar correctamente los elementos ideológicos y fenómenos extraños y eliminar a tiempo sus orígenes.

Abogo por intensificar la ofensiva de propaganda y agitación para que todo el país se agite de la lucha por alcanzar la nueva victoria del socialismo implementando la idea y políticas del CC del PTC:

Si bien la VIII Conferencia de Cuadros Ideológicos del Partido demandó librar una ofensiva ideológica partidista y formar la base ideológica del Partido, no para la defensa sino para el ataque, el sector de propaganda partidista no se ha dedicado con empeño a esa empresa limitándose a repetir verbalmente tales expresiones.

Debe ser el atributo de la labor ideológica del Partido la ofensiva de propaganda y agitación destinada a divulgar a todo el país la idea del Comité Central del Partido y levantar una oleada más fuerte de materialización de las políticas partidistas.

Si el CC del Partido presenta un nuevo programa de lucha o política, iniciarán los propagandistas profesionales y primarios del Partido la campaña de conferencias y charlas de interpretación, mientras los medios de prensa y publicaciones divulgarán intensiva e ininterrumpidamente los artículos y ediciones que reflejen las políticas partidistas. A su vez, los grupos de propaganda artística y de agitación económica dinamizarán sus actividades en los importantes campos de la construcción socialista.

Hace falta dar importancia a la propaganda y agitación con los medios visuales y garantizar estrictamente el carácter ideo-político y oportuno de ellas.

En la conformación de avenidas y la construcción de edificios arquitectónicos, los revolucionarios del tipo Juche que preconizan la teoría de ideología deberán atribuirles el carácter ideológico y levantarlos poniendo de relieve el perfil de la potencia política de talla mundial y el nivel de desarrollo mental de nuestra época.

La rama de propaganda partidista debe tener siempre presente que los medios visuales como consignas y lemas constituyen un importante medio de propaganda y agitación y un espacio de la labor ideológica que no se debe menospreciar nunca.

Es necesario colocar dondequiera las consignas y lemas estimulantes que reflejan de modo directo y conmovedor la idea y políticas del CC del Partido, para que todo el país se convierta en una colección de consignas y patio de educación.

El objetivo de la propaganda y agitación es provocar la simpatía de las masas y alentarlas. Para ese fin, resulta indispensable aprovechar bien las circunstancias y motivos tomando en cuenta el nivel de conciencia y el estado psicológico de las personas, movilizar todos los medios y fuerzas posibles y renovar constantemente las formas y métodos correspondientes.

Es muy importante producir un viraje en la cinematografía, medio de educación ideológica con mayor fuerza atractiva y difusora, de modo que se creen a partir de ella muchas obras maestras, que correspondan a la exigencia de la nueva era de cambios y prosperidad, en todas las esferas de cultura y arte y hagan reinar en todo el país el fervor revolucionario y de lucha.

Resalto la necesidad de mejorar constantemente las formas y métodos de la labor ideológica en el principio de mantener su carácter novedoso y popular y agrandar sus efectos perceptivos y educativos.

Debe ser sustancial y fructífera cada labor ideológica, el CC del Partido demanda siempre que eviten la imitación y la repetición en la labor ideológica partidista y realicen ingentes esfuerzos por crear nuevas maneras y métodos adecuados a la nueva era.

Como guías de la revolución ideológica, el órgano del Partido Rodong Sinmun y otros periódicos y publicaciones divulgarán cuantiosos artículos que contribuyan a la identificación ideológica de todo el Partido y toda la sociedad renovando incesantemente sus formas.

A la rama de teledifusión que obtiene el visto bueno de la población estrenando últimamente una tras otra las ediciones originales, frescas y muy impresionantes, le incumbe la tarea de aumentar aun más su poderío desarrollando los preciosos éxitos ya logrados, precisó.

Deben levantar una oleada de creación de nuevos y modernos medios y métodos de propaganda y agitación mediante la introducción de los últimos adelantos científico-técnicos.

Los remedios orientados a hacer a la rama de propaganda partidista desplegar de modo activo y creativo sus labores en medio de la fuerte oleada de modernización e informatización, son entre otros, aplicar ampliamente las ciencias y tecnologías modernas y los medios de IT en las modalidades principales de la labor ideológica del Partido, tomándolo como imprescindible tarea revolucionaria e impulsándolo de manera combativa y cambiar uno tras otro y por nuestro estilo los medios y métodos del sector con nuevos ingenios y proyectos creativos reforzando y movilizando a los talentos.

Debemos averiguar generalmente las desviaciones existentes en la rama y tomar las medidas correctas en el principio de elevar la rapidez y eficiencia de la campaña ideológica.

Los cuadros del sector deben elevar al máximo sus niveles y capacidades acorde a la demanda de la revolución, la aspiración de la época y la esperanza del pueblo.

Han de poseer la elevada conciencia política y los conocimientos multilaterales porque tratan por profesión el estado ideológico de las personas de mil formas de ser. Se consolidará aun más en lo político e ideológico todo el Partido, se eliminarán estereotipos y el esquematismo y se producirá viraje trascendental en la labor ideológica si se forman primero a los cuadros de la rama como elites y se mejoran su visión y cualidad profesional.

A los propagandistas del Partido les corresponde crear ejemplos y experiencias en la empresa para convertir todo el Partido en el estudioso teniendo presente que la mejora de capacidad es la clave para renovar radicalmente el trabajo ideológico partidista.

Los temas a profundizar más en la labor para producir un afán revolucionario de estudiar en todo el Partido y toda la sociedad,  son acostumbrarse los cuadros del sector a estudiar de manera planificada, normal y sincera, devanarse los sesos para estar versados de la idea, la realidad y el trabajo, mejorar la habilidad de escribir y expresar de los propagandistas partidistas y formar sus filas con las personas más sabias y talentosas en el principio de elegir y promover los talentos.

Se debe elevar el papel decisivo del Departamento de Propaganda y Agitación del CC del Partido para innovar radicalmente la labor ideológica partidista.

Siendo la torre de mando del frente ideológico, el Departamento de Propaganda y Agitación del CC del Partido ha de canalizar su fuerza a la operación de promover ingeniosamente con vistas al futuro la labor ideológica del Partido y tomar las medidas preventivas para ponerla en práctica y establecer el estilo de completar perfectamente cada trabajo que realice, de modo que se defendieran la base revolucionaria y la ideológica.

Insto a todos los cuadros del departamento que sean mujeres y hombres de acción capaces de cumplir perfectamente en el máximo nivel todos los trabajos asumidos, al elevar la conciencia de que son responsables del frente ideológico del Partido.

Insisto en establecer una disciplina incisiva en el dominio de propaganda de todo el Partido e implantar en sus cuadros el estilo de conceder prioridad a la labor ideológica y cooperar activamente con el trabajo de la rama.

Todos los cuadros de nuestro país donde se pone en práctica la autóctona teoría ideológica bajo la guía del PTC, deberán hacer el trabajo con el ser humano y la labor ideológica y laborar a la manera de movilizar en lo ideológico y mental a las personas, y les demando buscar sus tareas en la posición de responsabilizarse juntos de lo que se trate de mantener y fortalecer la base ideológica del Partido.

Ante todo, los cuadros responsables de los comités partidistas a todos niveles, inclusive los provinciales, urbanos y distritales, han de prestar profunda atención desde al diseño y organización de los trabajos del dominio de propaganda partidista hasta a su implementación a partir de la firme posición de hacerse cargo de la labor ideológica partidista de las respectivas regiones, sectores y entidades, así como plantear activamente los criterios y resolver antes que nadie los eslabones pendientes sentando los ejemplos.

Todas las labores de los departamentos y cuadros de los comités partidistas deberán orientarse a hacer aporte al cumplimiento de la revolución ideológica y materializar la doctrina de dar primacía a la idea y todos los problemas surgidos en los trabajos partidistas han de ser resueltos mediante la operación combinada con el departamento de propaganda y agitación, lo cual debe ser el estilo de laboreo de los comités del Partido.

De hecho, trabajan mucho los cuadros del dominio de propaganda del Partido, reconozco y evalúo que se defiende el frente ideológico del Partido gracias a ellos que no escatiman los esfuerzos por la educación de masas y la transformación ideológica de ellas con la única voluntad de reciprocar la esperanza del Partido y pueblo pese a la escasez de lo todo.

Los genuinos propagandistas, que desea nuestro Partido, son militantes fervientes que ofrendan sin titubeo hasta su vida para defender la idea y el prestigio del Partido, revolucionarios consecuentes que se conforman con hacer la revolución aunque no les queden otro alimento que la raíz de hierba, y personas competentes que siendo más conscientes que nadie, cumplen sus tareas revolucionarias no a base de su autoridad sino con su capacidad y virtudes.

El Partido está muy orgulloso y estimulado por tener al destacamento de decenas de miles de propagandistas del Partido fieles, firmes y competentes.

Triunfará sin falta la revolución ideológica de nueva era gracias a los abanderados y trabajadores fidedignos del frente ideológico que calientan el corazón de todos los habitantes con la idea y propósito del CC del Partido resonando altamente siglo tras siglo y de generación en generación el trompeteo de avance de la guerrilla antijaponesa, y al gran y fiel pueblo que comparte la vida y muerte con el Partido. Llamo encarecidamente a todos a luchar firmemente con el coraje y fe redoblados por adelantar la nueva victoria del socialismo al estilo coreano ateniéndose al gran poderío de la ideología.

Kim Jong Un

El mensaje del Secretario General deviene la bandera combativa que inspiró nuevo aliento al frente ideológico que garantiza la nueva era de prosperidad nacional, y el gran programa imperecedero que posibilita escribir nueva crónica de la revolución dinámica con el poderío de la ideología.

Luego, Ri presentó el informe.

Apuntó que el Comité Central del PTC convocó la presente cita con la intención de centuplicar la unidad monolítica, poder irrefrenable del socialismo al estilo coreano, mediante la renovación de la labor ideológica partidista según la nueva demanda de la revolución en desarrollo y acelerar el avance victorioso de la causa socialista aumentando el fervor revolucionario, combativo y creativo del pueblo.

El avance vertiginoso de la nueva centuria del Juche situó la patria en la posición de superpotencia con inagotable poderío y abrió la nueva era de prosperidad incesante, la de cambios gigantescos, en que el socialismo coreano avanza con seguridad hacia la victoria, destacó y agregó que este cambio orgulloso es un milagro de la historia que testimonia la grandeza y enorme vitalidad de la idea revolucionaria del Secretario General.

La estrategia de eterna duración de la revolución coreana, las doctrinas sobre el patriotismo de Kim Jong Il, la política de dar prioridad a las masas populares, la primacía de nuestro Estado y el desarrollo integral del socialismo, y otras ideologías y teorías originales presentadas por el Secretario General sirven de gran programa y poderosa arma para movilizar a todo el pueblo a la marcha histórica por defender el socialismo al estilo coreano y lograr nueva victoria, afirmó.

Mencionó que el Secretario General aclaró perfectamente con sus enérgicas actividades ideo-teóricas el deber general de la labor ideológica del Partido y los problemas teóricos y prácticos surgidos en mejorarla conforme a lo que exigen la época y la revolución en desarrollo.

Indican la vía para renovar la labor ideológica del Partido las ideologías y teorías presentadas por él, inclusive las de intensificar la educación de 5 puntos y convertir todo el Partido en el estudioso, y la orientación de establecer con vistas al futuro el rumbo, la meta y el método de la labor ideológica del Partido e implementarlos estrictamente y mejorar constantemente su penetrabilidad y eficiencia, enfatizó.

Continuó que el estimado camarada Kim Jong Un condujo sabiamente al frente la lucha por consolidar las fuerzas propias y llevar adelante de manera victoriosa la construcción socialista con el poderío de la ideología.

Recordó que bajo su enérgica y minuciosa guía, se produjo un nuevo cambio en la conservación de objetos de interés histórico-revolucionarios y la educación en las tradiciones revolucionarias, se abrió en todo el país la nueva era de armamento con el espíritu revolucionario y adquirieron el carácter ofensivo e intensivo la propaganda y la agitación, gracias a lo cual se han logrado los éxitos milagrosos en la construcción socialista en general.

Puntualizó que la incansable y abnegada orientación del Secretario General, quien con su mensaje abierto y llamamiento conmovedor aumenta aun más el ya elevado entusiasmo de todo el Partido, todo el pueblo y todo el ejército, permitió al pueblo coreano crecer como los fuertes en lo espiritual que no temen nada ante cualquier dificultad extremada, y a la RPDC convertirse en el país de milagros admirables.

Acelerar el avance de la revolución con el poderío de la ideología y la propaganda y agitación es el tradicional modo de orientación del PTC, señaló y agregó que el frente ideológico es la línea avanzada de la revolución y la construcción socialista tanto en el presente como en el futuro.

En la actualidad en que nos incumbe la tarea importante y responsable de transformar toda la sociedad según el kimilsungismo-kimjongilismo y dar un empuje fuerte al desarrollo integral de la construcción socialista al estilo coreano, debemos intensificar la campaña ideológica y dinamizar la ofensiva de propaganda y agitación para cumplir exitosamente los quehaceres enormes.

La identificación de todo el Partido y toda la sociedad según el kimilsungismo-kimjongilismo es la tarea principal y la meta general de la actual labor ideológica del Partido, subrayó y agregó que los funcionarios de la rama de propaganda partidista deben ser vanguardistas en el cumplimiento de la sagrada causa para transformar todo el partido y toda la sociedad con la idea revolucionaria del Secretario General.

Prosiguió que los funcionarios del sector de propaganda partidista deben ser truenos del PTC que transmitan en todo momento la voz del partido en todas partes del país, y trompeteros de la marcha encargados de llamar a todos los habitantes a la lucha por el desarrollo general de la construcción socialista al estilo coreano.

Insistió en registrar un nuevo viraje en mantener y glorificar la historia revolucionaria del líder y las proezas de dirección del Partido, asunto de suma importancia relacionado con el destino de la revolución coreana, tomándolo como primera tarea de la labor partidista.

Exigió que los cuadros de propaganda del Partido sean abanderados ideológicos y patrulleros de la revolución que estén versados de la esencia y contenidos de las imperecederas obras clásicas del Secretario General y los documentos del Partido, los tome como firme credo y pauta absoluta de sus pensamientos y acciones y busquen el orgullo y dignidad en formar a todos los miembros de la sociedad como verdaderos kimilsungistas-kimjongilistas.

Hay que desarrollar la labor ideológica de manera planificada, estratégica y táctica y con fines determinados y movilizar todas las fuerzas y medios de propaganda y agitación para que reine en todo el país el ímpetu de nuevo avance y saltos, señaló.

Dio énfasis en eliminar el formalismo en la labor ideológica y averiguar y remediar con afán los problemas surgidos en ella.

Resaltó la necesidad de intensificar la ofensiva ideológica para acabar con los fenómenos opuestos y ajenos al socialismo que obstaculizan la identificación ideológica de toda la sociedad.

Por último, llamó a los cuadros de propaganda del Partido a luchar con dinamismo por cumplir con su sagrada misión asumida ante el Partido, la revolución, la patria y el pueblo.

Acto seguido, comenzaron las intervenciones.

En un ambiente signado de elevado afán de todos los participantes por alcanzar con adelanto la nueva y gran victoria de la revolución bajo la bandera de dar primacía a la idea aceptando de corazón el mensaje programático del estimado camarada Kim Jong Un, prosiguió el 29 de marzo el Cursillo.

Se produjeron intervenciones en la ocasión. Los participantes analizaron y balacearon profundamente el estado de trabajo anterior ateniéndose a la idea y espíritu fundamentales del mensaje referido.

Los oradores dijeron que el mensaje programático del Secretario General del PTC es el gran programa imperecedero que aclaró la más correcta orientación y táctica para incrementar por todos los medios la fuerza ideo-política, la primera de nuestro partido y régimen, al producir cambio radical en el trabajo del sector de propaganda del partido conforme a lo que exige la etapa histórica en que la construcción socialista al estilo coreano transita al desarrollo integral.

En las intervenciones se presentaron las experiencias adquiridas en la propaganda y agitación en el curso de formar a muchos hombres fieles y patriotas verdaderos de la gran época de Kim Jong Un tomando como cuestión principal la educación en la grandeza del Partido y el líder y en la fidelidad, impartida de manera novedosa con el objetivo de dar firme continuidad a la tradición de unidad monolítica del pueblo coreano que confía y sigue únicamente al PTC.

Los oradores recalcaron que les tocan a los propagandistas del Partido la misión y obligación de grabar en el alma de los cuadros y trabajadores la imagen del gran hombre sin igual del Secretario General quien hace realidad todos los sueños e ideales del pueblo con sus ingentes esfuerzos físicos y mentales de día y noche presentando el fomento del bienestar del pueblo como el máximo principio de acción del partido y el Estado.

Se refirieron a los éxitos de las entidades que sobresalieron en el cumplimiento de las políticas del Partido al movilizar las fuerzas espirituales de los funcionarios y trabajadores impulsando la labor ideológica como asunto medular del trabajo partidista y del comité del Partido.

Apuntaron que el remedio principal para el desarrollo de cada entidad reside en movilizar en lo ideológico a las masas al cumplimiento de las políticas del Partido siguiendo la instrucción del Secretario General de que se puede romper la roca hasta con un huevo si se le inyecta la ideología.

Para lograr un mejoramiento real de la labor ideológica, hace falta formar mejor la fila de los propagandistas del Partido, encargados directos de la propaganda y agitación, y llevar adelante de manera sustancial el trabajo para elevar la responsabilidad y papel de ellos, subrayaron.

Señalaron que se dio avance notable en la implementación de las orientaciones del Partido al convertir la labor ideológica en lo predominante de todo el trabajo del comité partidista según la intención del Comité Central del PTC de transformar todas sus filas como propagandistas y agitadores, y exigir fuertemente a todos los cuadros que tomen parte activa en la propaganda y agitación considerándolas como primera tarea.

Se presentaron los innovadores modos de trabajo con que se produjo un gran auge revolucionario mediante la intensa campaña ideológica, basada en el espíritu de ataque intrépido.

Acotaron que registraron milagros y proezas seguidos al buscar la llave del éxito o fracaso de cumplimiento de las políticas partidistas en dar auge a la campaña ideológica y elevar constantemente su penetrabilidad compenetrándose más con las masas, cada vez que se tornaban desfavorables las condiciones y se presentaban enormes y difíciles tareas.

Añadieron que aprendieron la verdad valiosa de que el poderío de la labor ideológica es precisamente el éxito real de cumplimiento de las políticas partidistas y éste se agranda por la operación innovadora e ingeniosa de los propagandistas del partido y su pasión revolucionaria.

El cursillo analizó y balanceó con rigor las desviaciones que engendran el formalismo sin mejorar decisivamente la labor ideológica, la propaganda y la agitación conforme a las exigencias de la revolución en desarrollo que se cambian bruscamente.

Los oradores expresaron la decisión de cumplir perfectamente su papel de portavoz fiel del Comité Central del Partido y trompetero de la revolución en la empresa de orientar la inagotable fuerza espiritual de las masas a la construcción de una potencia próspera, bien conscientes de las instrucciones del Secretario General de que la primacía de la idea es la clave de nueva victoria sobre las dificultades y el modo revolucionario típico del PTC.

Los participantes procedieron a la sesión de trabajo para comprender a fondo los problemas teóricos y prácticos que van a surgir en el posterior trabajo ideológico.

Concluyó el día 30 el 1º Cursillo de Cuadros del Sector de Propaganda del Partido del Trabajo de Corea.

Hubo una sesión sobre los problemas teóricos y prácticos que se presentan para estudiar a fondo la esencia del mensaje programático del Secretario General enviado a los participantes y registrar innovación en todas las esferas de la labor ideológica del Partido bajo la bandera de la revolución ideológica de nueva era.

La impartieron Ri Il Hwan, miembro del Buró Político y secretario del Comité Central del PTC, y los educadores de la Escuela Central de Cuadros del PTC.

Ante todo, tuvo lugar el estudio para armarse con la teoría del PTC sobre la ideología a base de la comprensión correcta de la intención de su Comité Central de impulsar y garantizar el avance victorioso de la revolución con el poderío de idea tomando la labor ideológica como núcleo del trabajo partidista.

En la ocasión se resaltó la necesidad de definir como rumbo y meta generales de la labor ideológica del Partido la identificación de todo el Partido y toda la sociedad según la idea revolucionaria del estimado camarada Kim Jong Un.

El orador se refirió al contenido esencial y la importancia de la empresa de identificar todo el Partido y toda la sociedad según la idea revolucionaria del Secretario General quien con sus extraordinarias actividades ideo-teóricas, formuló la esencia del gran kimilsungismo-kimjongilismo como la primacía de las masas populares y, a base de ella, aclaró globalmente los asuntos teóricos y prácticos para construir una sociedad ideal del pueblo.

Explicó detalladamente los principios y tareas a ser mantenidos en la labor ideológica del Partido en el tiempo actual.

Demandó tomar como vital el principio del sistema de dirección única del CC del Partido en la labor ideológica partidista y librar una lucha rigurosa contra los fenómenos contrarios a él sin permitirlos jamás.

Instó a impartir de manera ofensiva la educación ideológica para formar a todos los miembros de la sociedad como súbditos genuinos y patriotas fervientes que hayan aceptado en carne propia como su fe la idea revolucionaria del CC del Partido.

Interpretó también los remedios encaminados a dar auge a la oleada de estudio para ese fin. Exhortó a estudiar sustancialmente las obras del Secretario General hasta calar su esencia, en vinculación con la lucha práctica por el cumplimiento de las políticas partidistas.

Subrayó la necesidad de no interrumpir ni un minuto la educación de 5 puntos, principalmente, la de tradiciones revolucionarias y la de fidelidad, e intensificar la enseñanza a través de las bases de educación ideológica para preparar a todos los funcionarios, militantes partidistas y trabajadores como revolucionarios de verdad que obedezcan incondicional y fielmente la guía del CC del Partido.

Hay que dar a conocer exactamente a tiempo y explicar de principio a los trabajadores la idea, líneas y políticas del partido, que recogen el rumbo y remedios para lograr la prosperidad y desarrollo del Estado y estabilizar y mejorar la vida poblacional, y promover el desarrollo de cada entidad en el fragor de las Tres Revoluciones, la ideológica, la tecnológica y la cultural.

Acotó que los propagandistas del Partido deben concentrar las fuerzas y medios de propaganda y agitación en los dominios claves para el desarrollo económico y el mejoramiento de la vida poblacional, librar la campaña ideológica de manera intensiva, sucesiva y acertada y dinamizarla para acabar con los fenómenos opuestos y ajenos a los principios socialistas que impiden el desarrollo del socialismo por el estilo coreano.

En la sesión se abordó principalmente el asunto de renovar radicalmente las formas y métodos de la labor ideológica del Partido a las alturas de la época de nuevo avance y dinámica de la revolución coreana.

El orador analizó las manifestaciones del formalismo, que se observan en la labor ideológica del tiempo actual, y sus consecuencias nocivas, así como sus causas y lecciones.

Recalcó que los propagandistas del Partido deben ser trompeteros de marcha de la revolución que hagan brillar la gran época de Kim Jong Un, al esforzarse conscientemente por ser muy competentes y capaces, librar de modo intensivo y sucesivo la campaña ideológica para superar el formalismo e innovar radicalmente las formas y métodos de propaganda y agitación.

Al conceder importancia a la propaganda y agitación con medios visuales y realizarlas de manera novedosa, hay que hacer reinar en todo el país la idea del CC del PTC y el fervor revolucionario, remarcó.

Explicó el tema de instalar muchas consignas y lemas, que conmuevan a la gente y la época, asegurar la movilidad en la agitación visual con las pancartas y preparar muchos tableros de propaganda visual de distintos tipos que contribuyen a la educación masiva, de tal manera que todo el país se convierta en el sitio de educación en las políticas del Partido.

Otros intervencionistas instaron a los propagandistas del Partido que trabajen con todo empeño para cumplir la histórica causa de identificar todo el Partido y toda la sociedad con la idea revolucionaria del Secretario General, bien conscientes de su importante responsabilidad y deber asumidos ante la época y la revolución.

Se llevó a cabo en la ocasión una conferencia sobre la esencia reaccionaria y consecuencias dañinas de la campaña de penetración ideológica y cultural de los imperialistas.

A través de la sesión, los participantes grabaron en su mente la intención del CC del PTC que considera el frente ideológico como el más importante, aprendieron la metodología para elevar la penetrabilidad de la idea y la eficiencia de la labor ideológica conforme a las demandas de la práctica revolucionaria, el nivel de conciencia y el cambio psicológico de las personas e intercambiaron las experiencias y lecciones.

Finalmente, quedó aprobada una nota de juramento que manifiesta la firme convicción y voluntad de cumplir el papel de abanderado del frente ideológico, que sepa formar a todos los miembros de la sociedad como adeptos absolutos, defensores resueltos y ejecutores consecuentes de la idea revolucionaria del Secretario General, conservando el honor de propagandista del PTC que conduce la revolución dando primacía a la idea.

El estimado camarada Kim Jong Un se tomó el 31 de marzo una foto de recuerdo con los participantes en el 1º Cursillo de Cuadros del Sector de Propaganda del PTC.

Participaron en la ocasión Jo Yong Won, Ri Il Hwan, Kim Jae Ryong, O Il Jong, Ju Chang Il, Ri Tu Song, Ri Hi Yong y Kim Yong Gwang.

La sede de filmación estuvo colmada de emoción y júbilo de los participantes que tuvieron el honor de retratarse con el entrañable Secretario General tras recibir el gran programa, que indica la vía de avance para el cumplimiento de la revolución ideológica de nueva era, en el cursillo de importancia decisiva para anticipar la nueva y gran victoria del socialismo al estilo coreano bajo la bandera de primacía de la ideología.

Cuando llegó al lugar el Secretario General, símbolo de la dignidad y gloria de nuestro partido y Estado y gran dirigente de la revolución jucheana que escribe la nueva crónica de la construcción socialista con el gran poderío de ideología haciendo resonar en alto el trompeteo de avance, que calienta el corazón de todos, con su excepcional perspicacia y diestro liderazgo, todos los reunidos le acogieron con estruendosas vivas.

Él envió un cordial saludo de estímulo a los participantes quienes cumplen con abnegación su tarea sagrada y responsable para unir el Partido y las masas con única idea y voluntad en todos los centros de trabajo y puestos del país y consolidar firmemente la base ideo-política de nuestro partido, revolución y régimen.

Para centuplicar el potencial ideo-político, el primero del país que decide el avance victorioso del socialismo al estilo coreano y la fuerza irrefrenable típica de la Corea del Juche, los cuadros de propaganda del partido deben ser naturalmente una antorcha siempre encendida y el trueno del PTC, dijo y se fotografió con los presentes expresando la esperanza de que ellos impulsen enérgicamente la revolución coreana con una ofensiva ideológica, que repercuta en todo el país, tomando la autóctona teoría sobre la ideología como fuerza motriz de innovación, creación y avance.

Todos los participantes juraron exaltar el honor de propagandista del PTC en la lucha sagrada por identificar todo el partido y toda la sociedad con la idea revolucionaria del CC del PTC, verdad eterna y bandera siempre victoriosa de la revolución coreana, y por remolcar el desarrollo integral de la construcción socialista.

ACNC

Dejar una respuesta