EPC, GEIJ, Kim Jong Un

Kim Jong Un visita el Cementerio de Mártires Revolucionarios por el 90 aniversario del Ejército Revolucionario Popular de Corea

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El estimado camarada Kim Jong Un, Secretario General del Partido del Trabajo de Corea y Presidente de Asuntos Estatales de la República Popular Democrática de Corea, visitó el día 25 el Cementerio de Mártires Revolucionarios del Monte Taesong en ocasión del aniversario 90 de la fundación del Ejército Revolucionario Popular de Corea.

Le acompañaron los miembros del Presidium del Buró Político y secretarios del Comité Central del PTC, Pak Jong Chon y Ri Pyong Chol, el ministro de Defensa Nacional de la RPDC, Ri Yong Gil, y los jefes de las grandes unidades combinadas del Ejército Popular de Corea.

Se encontraba ahí en fila la Guardia de Honor del EPC.

Se interpretó el Himno Nacional de la RPDC.

Mientras resonaba la música de la ocasión, fue colocada una ofrenda floral dedicada por el estimado compañero Kim Jong Un.

Se depositaron las ofrendas florales en nombre de la Comisión Militar Central del PTC y del EPC.

En las cintas de ofrendas se leían las letras de «Serán inmortales los mártires revolucionarios».

El Secretario General guardó con los participantes un momento de silencio en memoria de los mártires revolucionarios antijaponeses que ofrendaron su vida y juventud al cumplimiento de la sagrada causa por la independencia y libertad de la patria y la liberación del pueblo.

Acto seguido, tuvo lugar un desfile de la Guardia de Honor.

El Secretario General realizó un recorrido por el cementerio.

Recordando con emoción las proezas y la historia de lucha de los mártires antijaponeses quienes enaltecieron al Presidente Kim Il Sung como el centro de unidad y dirección en los albores de la revolución coreana y crearon la tradición revolucionaria del Paektu, eterno patrimonio de la revolución coreana, recorriendo un largo trayecto de batallas ensangrentadas, él rindió homenaje a Kim Chaek, An Kil, Ryu Kyong Su y Choe Hyon tras depositar flores ante sus bustos.

Apuntó que los combatientes revolucionarios antijaponeses, primera generación de la revolución coreana, cumplieron la histórica causa de liberación de la patria superando con la decisión de vida o muerte las peores adversidades, fuera de la imaginación del hombre, convencidos de que triunfarán sin falta si cuentan con el Presidente Kim Il Sung, y abrigando la seguridad de la justeza de su causa y el optimismo sobre el futuro.

Prosiguió que se transmitirán generación tras generación las inmortales proezas de los guerrilleros antijaponeses quienes crearon la gran tradición de la revolución coreana, que brilla como historia de sucesión, y sentaron la piedra angular del Estado poderoso.

Afirmó que la tradición revolucionaria del Paektu es la raíz firme del Partido y la revolución, el noble espíritu que deben conservar siempre en su alma el pueblo coreano y los oficiales y soldados del EPC pese al paso de tiempo y al cambio de generaciones y el tesoro más precioso que no se debe trocar ni por un montón de oro y plata.

Agregó que la historia de construcción del ejército tipo Juche, coronada con victoria y gloria, comprueba claramente la inagotable fuerza atractiva y la inagotable vitalidad del espíritu del monte Paektu.

Señaló que gracias al 25 de abril que brillará siempre en la historia, existe el presente de las fuerzas armadas revolucionarias fortalecidas como ejército poderoso de talla mundial, la superioridad de la Corea socialista y la vida independiente y feliz del pueblo coreano y que será siempre invencible la revolución que continúa heredando la idea y la convicción.

Ratificó que el noble espíritu de los mártires revolucionarios antijaponeses será imperecedero junto con la gloriosa historia del poderoso ejército revolucionario y la prosperidad y desarrollo del gran Estado.

ACNC

Dejar una respuesta