EPC, Kim Jong Un

Kim Jong Un se fotografía con soldados, trabajadores y periodistas por el 90 aniversario del Ejército Revolucionario Popular de Corea

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El estimado camarada Kim Jong Un, Secretario General del Partido del Trabajo de Corea, Presidente de Asuntos Estatales y Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas de la República Popular Democrática de Corea, se fotografió el 27 de abril con los comandantes y soldados de las unidades y entidades de distintos niveles, participantes en el desfile militar, con los locutores, reporteros, camarógrafos, editores y otros del Comité de Radio y Televisión de Corea que realizaron en el máximo nivel el reportaje de la parada militar, y el día 28 con los participantes en las festividades en homenaje al 90º aniversario de la fundación del Ejército Revolucionario Popular de Corea.

Cuando el Secretario General llegó a los lugares de filmación, todos los comandantes, soldados, participantes y trabajadores de radio y televisión pronunciaron estruendosas vivas hacia el General Insigne sin igual quien con su férrea voluntad, coraje sin par y liderazgo excepcional, va alcanzando la gran empresa por el país próspero y el ejército poderoso forjando la era de esplendor del poderío estatal sin precedentes en la historia nacional de 5 milenios.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

A través de la parada militar tan significativa y magnífica, digna de registrarse en letras doradas en los anales de la construcción militar, los participantes demostraron plenamente la gallardía del ejército revolucionario de flor y nata, que durante 90 años, vino defendiendo firmemente con armas el Partido, la revolución, la patria y el pueblo, y el carácter moderno, valeroso y desarrollado de las fuerzas armadas de la RPDC y su invencible superioridad técnico-militar e infundieron así a los habitantes de todo el país la convicción de la victoria cierta y el optimismo sobre el futuro maravilloso, evaluó.

Destacó que la tradición de victorias de las fuerzas armadas revolucionarias, preparada en la sagrada lucha contra el despotismo imperialista, deviene el sagrado linaje a ser continuado y glorificado siempre por el heroico Ejército Popular de Corea. Y les asignó a todos sus oficiales y soldados la tarea de garantizar mejor con fusil el cumplimiento de la causa revolucionaria del Juche al armarse plenamente con el espíritu e ímpetu verdaderos de Corea y multiplicar la fuerza para aniquilar al enemigo.

Estrechando cordialmente las manos de los que le aclamaban llorando de emoción, el Secretario General les expresó agradecimiento.

Envió un saludo cordial a todos los presentes que escriben una nueva historia de victoria del socialismo al estilo coreano en sus respectivos puestos sagrados y responsables en defensa de la patria y la revolución y los centros de trabajo acatando siempre con fidelidad el llamamiento del Partido y compartiendo el mismo destino con éste.

Se retrató con todos ellos expresando la esperanza y convicción de que estos descendientes del Paektu, herederos de la sangre y espíritu de los mártires revolucionarios antjaponeses, serán abanderados de la lucha honrosa por el desarrollo integral del socialismo al estilo coreano y fuentes de energía para la creación e innovación, dando pruebas del indoblegable espíritu revolucionario, el de autoconfianza y el modo de lucha tenaz que constituyen la vitalidad propia de la revolución coreana.

ACNC

Dejar una respuesta