KCNA

La danza campesina coreana

El baile folclórico coreano se creó en relación con la vida del cultivo y la ceremonia folclórica del pueblo coreano, está en boga a escala nacional.

Nació ya en la Edad primitiva y la antigua, desde la canción y el baile relacionados con la vida laboral y cotidiana de nuestros antecedentes, y se penetró en las actividades agrícolas y las costumbres de la vida durante largos períodos históricos hasta la Edad media y la moderna, de resultas que se desarrolló como arte popular masivo dotado de diversas formas.

El baile se interpreta no por los bailarines específicos sino por los que tocan el gong pequeño, el batintín, el janggo, el tambor, el tamborín y otros instrumentos musicales y los que bailaban con máscaras disfrazados de distintos personajes.

Especialmente se caracteriza por el tocador del gongo pequeño que conduce la danza en su conjunto a ritmo de su instrumento musical.

El baile llega a su clímax al armonizarse las figuras ordinarias y las especiales, tales como dar vueltas con el cuerpo, y acaparan la atención del público los giros de la pluma y de la cinta del gorro.

El baile campesino se hereda y desarrolla aún más de acuerdo con el gusto estético moderno según la original orientación de literatura y arte de nuestro Partido.

Dejar una respuesta