EPC, GEIJ

Mítines multitudinarios en Corea por el Día de Lucha Antiyanqui

Con motivo del 25 de junio, día del estallido de la guerra de agresión contra la República Popular Democrática de Corea por parte de los imperialistas norteamericanos, tuvieron lugar mítines multitudinarios en las localidades coreanas, entre ellas el que se hizo frente al Museo Conmemorativo de la Victoria en la Guerra de Liberación de la Patria.

Asistieron a la ocasión el secretario del Comité Central del Partido del Trabajo de Corea, Ri Il Hwan, el secretario responsable del Comité del PTC en la Ciudad de Pyongyang, Kim Yong Hwan, el jefe de departamento del CC del PTC, Ri Tu Song, los funcionarios de las organizaciones de masas y de las instituciones, fábricas y empresas de la capital, así como los trabajadores, jóvenes y estudiantes.

Intervinieron en los actos el presidente del Comité Popular de la Ciudad de Pyongyang, Choe Hui Thae, el gerente del Complejo Carbonífero de la Región de Kangdong, Kim Phyo Hun, el presidente de la junta administrativa de la Granja Cooperativa Especializada en Verduras de Jangchon del municipio de Sadong, Hwang Jong Nam, y el presidente del Comité de la Unión de la Juventud en la Ciudad de Pyongyang, Kim Ju Hyok.

Los oradores denunciaron que hace ahora 72 años, los imperialistas norteamericanos provocaron la guerra coreana con el malsano intento de atropellar a la República Popular Democrática de Corea con menos de dos años de fundación en aquel entonces y cometieron las atrocidades más crueles nunca vistas en la historia mundial de guerras.

Las calamidades de la guerra enseñan la lección de que hay que contar con la poderosa capacidad militar para defender la soberanía nacional y la seguridad del pueblo de la agresión de los enemigos, dijeron y agregaron que si la patria hubiera sido poderosa como ahora, no habría sufrido las desgracias del 25 de junio de 1950.

Insistieron en consolidar por todos los medios el poderío ideo-político y militar para prevenir la repetición de la historia sangrienta y cobrar el precio horrible de las fuerzas que atenten contra la seguridad de nuestro Estado.

Si los imperialistas norteamericanos se atreven a atacar otra vez a la RPDC olvidando su derrota amarga de la década de 1950, el pueblo coreano aniquilará despiadadamente a los invasores movilizando todos los medios físicos irresistibles, enfatizaron.

 Descubiertos muchos explosivos en Corea durante los últimos 10 años

Aunque transcurrieron casi 70 años desde el fin de la guerra, todavía quedan las huellas de la contienda trágica impuesta por los imperialistas yanquis.

Durante los últimos 10 años, fueron descubiertos y desactivados en la capital y otras localidades del país las bombas sin estallar y proyectiles lanzados por el imperio yanqui.

Los miembros del equipo de desactivación de explosivos de la Dirección de Seguridad del Pueblo de la ciudad de Pyongyang (entonces) lograron eliminar decenas de bombas en los campos de construcción del Complejo de Piscinas de Recreación de Munsu y el Club de Equitación de Mirim (en 2012) y 6 bombas de 250kg cada una y más de 900 proyectiles de artillería en el campo de construcción de la avenida de científicos Mirae (en 2014).

En 2020, se descubrieron 50 bombas sin reventar durante la excavación de cimentación para el Hospital Universal de Pyongyang. Este hecho evidencia que los imperialistas yanquis bombardearon despiadadamente a la RPDC para convertirla en la tierra desvastada.

Durante la roturación de la meseta de Sepho, resultaron removidos la bomba de 250kg, varias minas, bombas incendiarias y otros explosivos que estaban enterrados en los distritos de Sepho y Phyonggang de la provincia de Kangwon.

Sobre todo, fue descubierta hasta la bomba bacteriológica prohibida según la ley internacional en la comuna de Murung del distrito de Ichon.

En la ciudad de Kaesong fueron removidas decenas de minas norteamericanas en forma de mariposa y los proyectiles de mortero que los enemigos lanzaron para destruir los vestigios culturales de la nación coreana.

Se hizo otro tanto con una bomba de gran tamaño lanzada por los aeropiratas norteamericanos para devastar las carreteras, ferrocarriles y puentes, en el tramo de la excavación de base del dique de Uan de la Central Hidroeléctrica No.10 de Huichon (en finales de febrero de 2014).

Por otra parte, más de 760 artefactos dinamiteros fueron eliminados en los distritos de Kumgang y Kosong de la provincia de Kangwon. Entre ellos se distinguían 8 bombas de 500kg cada una y otras 10 de 250kg cada una.

Miles de bombas sin estallar, descubiertas y removidas en varios lugares de la provincia de Hamgyong del Sur en el primer semestre de 2021, estaban en peligro de explotarse aunque pasaron muchos años.

Estos explosivos evidencian una vez más que los imperialistas yanquis son asesinos inauditos y perturbadores de la paz.

ACNC

Dejar una respuesta