COVID-19, Kim Jong Un

Corea socialista erradica el Covid19 en tres meses tras el primer caso

Bajo la orientación del gran Comité Central del Partido del Trabajo de Corea, los habitantes de todo el país van propiciando con la fe en la victoria y el optimismo la nueva coyuntura para el desarrollo integral del socialismo y la construcción de la capacidad profiláctica del Estado pacificando con éxito la guerra contra la pandemia COVID-19.

En el curso de acabar con la crisis de profilaxis, la de una gravedad sin precedentes después de la fundación del país, quedaron comprobados el liderazgo y la combatividad del PTC y el carácter justo y científico de la política antiepidémica del Estado. Igualmente, se pusieron de pleno manifiesto la superioridad ideo-política del régimen socialista al estilo coreano y su típica fuerza organizada y unida y se multiplicaron la confianza del pueblo en el CC del Partido y su convicción revolucionaria y voluntad de luchar.

Tuvo lugar el 10 de agosto en Pyongyang el balance nacional de la labor antiepidémica de emergencia, convocado por el CC del PTC y el Consejo de Ministros de la RPDC.

Dirigió la cita el estimado camarada Kim Jong Un, Secretario General del PTC y Presidente de Asuntos Estatales de la RPDC.

Cuando él salió la tribuna de la sede de reunión, todos los participantes aclamaron efusivamente al líder sin par quien al asumir la importante misión de responsabilizarse por el destino de la patria y el pueblo, conduce al Partido, el Estado y el pueblo a la victoria definitiva de la batalla antiepidémica trabajando incansable y abnegadamente con su noble amor por el futuro.

Asistieron a la ocasión Kim Tok Hun, miembros del Buró Político del CC del PTC, del Comité de Asuntos Estatales y otros cuadros responsables del Partido y el gobierno, los funcionarios de las ramas de profilaxis y salud pública, delegados del Partido y  miembros del grupo de dirección partidista, enviados a las zonas fronterizas, los mandos de las unidades militares que cumplen la misión de bloqueo, los miembros de las direcciones de profilaxis emergente de todos los niveles, los voluntarios que hicieron aporte a la campaña profiláctica de emergencia, y los cuadros de los departamentos correspondientes del CC del partido.

Se interpretó solemnemente el Himno Nacional de la RPDC.

El estimado camarada Kim Jong Un pronunció un discurso importante que declaró la victoria de la batalla profiláctica de máxima emergencia.

Tras resumir y analizar la situación de profilaxis de hasta ahora después de la puesta en operación del sistema profiláctico de máxima emergencia, el Secretario General declaró solemnemente, en representación del CC del Partido y el gobierno de la RPDC, la victoria en la batalla profiláctica de máxima emergencia para proteger la vida y salud de la población eliminando el SARS-CoV-2, que se había infiltrado en el interior del país, y extendió felicitaciones cordiales y agradecimiento a los habitantes de todo el país y los oficiales y soldados del Ejército Popular de Corea que llevaron a feliz término dicho combate.

Afirmó que la victoria valiosa, que ha alcanzado el pueblo coreano, es la de la política profiláctica del PTC, la estrategia del Estado de enfrentamiento a la crisis y de la resistencia propia del pueblo coreano y su unidad monolítica y el gran triunfo de la superioridad institucional del socialismo al estilo coreano.

Y reconoció a los funcionarios de las ramas de profilaxis y salud pública de todo el país y los combatientes de la medicina militar que trabajaron con todo empeño dedicando su fuerza, inteligencia y devoción a adelantar la victoria de la batalla profiláctica de máxima emergencia para defender la tranquilidad del Estado y el pueblo desde la crisis sanitaria.

Analizó y balanceó los valiosos éxitos, experiencias y lecciones obtenidos en impulsar sin parar los trabajos planeados para este año en el sector agrícola, la construcción y las industrias claves y asegurar la marcha sin dificultad de todas las labores del Estado pese a la situación de crisis emergente.

Presentó los principios y tareas importantes que se presentan en mantener férreo el muro profiláctico e intensificar la campaña antiepidémica hasta que se ponga punto final a la crisis sanitaria mundial, consolidando la victoria alcanzada en la actual batalla.

Exhortó a dar impulso fuerte a la obra histórica para garantizar la seguridad del Estado y el pueblo y lograr el desarrollo integral del socialismo al estilo coreano con la fe en la lucha y el futuro del pueblo coreano y el optimismo.

Finalmente, formuló votos por la buena salud del respetable y querido pueblo coreano y la tranquilidad de todas las familias del país.

Cuando terminó su discurso, todos los reunidos le pronunciaron estruendosas vivas recordando con mucha emoción la gran proeza y la consagración por el pueblo de él que trajo la victoria fulminante al conducir al frente la aguda batalla profiláctica con la voluntad de trabajar con dedicación hasta el final por la felicidad y tranquilidad del pueblo.

La reunión escuchó el informe de Kim Tok Hun.

A continuación, intervinieron Ri Chung Gil, jefe de departamento del CC del PTC y titular de la Comandancia Estatal de Profilaxis de Emergencia, Kim Yong Hwan, secretario responsable del Comité del PTC en la ciudad de Pyongyang y jefe de la división urbana de profilaxis emergente, Ri Yong Gil, ministro de Defensa Nacional y subjefe de la división de ese tipo en su cartera, el vicepremier Ri Song Hak y la subjefa de departamento del CC del PTC, Kim Yo Jong.

Ri Song Hak, vicepremier

Los oradores balancearon con orgullo que la República Popular Democrática de Corea estableció el récord de mantenerse libre del SARS-CoV-2 por 2 años y 3 meses en medio del flagelo sanitario de alcance global y recuperó la estabilidad profiláctica completa en un plazo tan corto, y lo evaluaron de victoria milagrosa nunca vista antes en la historia mundial de salud pública.

Kim Yong Hwan, jefe de división preventiva de Pyongyang

Refirieron que siendo prácticamente la comandancia general de la profilaxis desde la entrada del virus letal en el interior del país, caso emergente de mayor gravedad, el Buró Político del CC del Partido, encabezado por el estimado camarada Kim Jong Un, convirtió la guerra contra la pandemia en la sagrada de defensa del pueblo y la dirigió al gran triunfo canalizando todos los recursos humanos, materiales y científico-técnicos del país.

Ri Chung Kil, comandante de prevención emergente nacional

El éxito sorprendente, alcanzado en la guerra antiepidémica, significa la victoria fulminante de la extraordinaria y probada capacidad de guía del CC del PTC y del pueblo coreano que apoya con fidelidad la idea y dirección de esta organización, remarcaron y expresaron, en representación de todos los habitantes del país, el agradecimiento más profundo al Secretario General quien defendió fidedignamente la seguridad de la patria y el pueblo en medio de la crisis profiláctica sin precedentes en la historia.

Kim Yong Kil, ministro de defensa

Expusieron las decisiones de poner a la práctica el nuevo rumbo de la política profiláctica y las tareas correspondientes, presentados por el CC del partido, abrigando la convicción de que la vía de seguir al Secretario General es la senda siempre victoriosa y gloriosa, y exaltar a todo el mundo la dignidad y el prestigio del Estado al dar acicate a la lucha por el desarrollo integral de la construcción socialista al estilo coreano.

Arreciaremos la propaganda para consolidar la trinchera ideo-política de la revolución
Discurso de la camarada Kim Yo Jong

Kim Yo Jong, subjefa de departamento del Comité Central del Partido

En los días de batalla antiepidémica tan severa, el estimado camarada Kim Jong Un convocó seguidamente las reuniones del Buró Político del CC del PTC para defender la vida del pueblo, propuso las medidas y remedios para todos los detalles y recorrió de día y noche los campos de ese combate enseñando las estrategias clarividentes.

En los 91 días tan arduos como guerra, el Secretario General del PTC examinó 1.772 documentos relacionados con la labor profiláctica del país, cuyas páginas llegan a 22.956.

Bajo su guía enérgica y minuciosa, la rama de propaganda del Partido movilizó todas las fuerzas de propaganda y agitación para que todo el pueblo supere con osadía la crisis profiláctica redoblando la convicción en la victoria y la voluntad, y adquirió nuevas experiencias y ejemplos para cumplir el papel de altavoces de gran potencia y amplificadores sin interferencias, infinitamente fieles al CC del Partido.

Gracias a la dirección extraordinaria del gran líder, nuestro Estado y pueblo eliminaron en el plazo más corto la inaudita crisis sanitaria en medio de las dificultades, lo cual es un milagro del siglo.

Tal éxito enorgullecedor comprueba otra vez que no tenemos ningún desastre que temer y podremos superarlo sin falta si contamos con la sabia guía del CC del Partido, y pone de relieve el potencial de nuestro Estado donde el partido y pueblo están unidos monolíticamente.

Evidentemente, la presente crisis estatal, que acabamos de sufrir, fue causada por la furia conflictiva anti-RPDC de los enemigos que tratan de aplastar a nuestro Estado aprovechando la crisis sanitaria mundial.

Cuando muchos países del mundo toman las medidas profilácticas más eficientes al volver a tomar conciencia del peligro de proliferación de la pandemia por el contacto con los objetos contaminados por el SARS-CoV-2, los tipejos surcoreanos mandan a nuestro territorio los globos, billetes, folletos y otros objetos sucios, hecho que causa seria preocupación.

El virus maligno se propaga por conducto de los objetos, por lo cual hay que arreciar la esterilización de la superficie de las cosas, he aquí la opinión común de la sociedad internacional.

Tal aclaración científica no se altera aunque alguien la niegue.

Como hemos explicado hace poco, el curso de entrada del virus, el hecho de que una zona cercana al frente es el foco de brote de la pandemia en nuestro país nos obligó a sospechar de los tipejos surcoreanos causándonos seria preocupación.

Tanto el curso de entrada como la circunstancia dada indican evidentemente el mismo lugar, razón por la cual es natural que veamos cosas extrañas como vectores del virus maligno.

Es irrefutable que una sola persona o cosa contagiada pueda acarrear una severa crisis sanitaria al infectar a mucha gente en un instante.

Desde tal visión científica, llegamos a la conclusión de que no podemos estar con brazos cruzados por tiempo indefinido ante la introducción continua y masiva en nuestro territorio de las basuras provenientes de la región surcoreana.

Evidentemente dicho, eso es un crimen antiético.

El problema es que los títeres surcoreanos siguen enviando en este momento también los globos y objetos sucios.

Nos hace falta tomar la reacción fuerte a todo trance.

Ya están en el curso de revisión varios proyectos de respuesta y tenemos que tomar una represalia muy potente.

Si los enemigos no paran su acto peligroso para la infiltración del virus en nuestro país, eliminaremos no solamente el virus, sino también a las autoridades surcoreanas. Eso sería nuestra respuesta.

Los títeres surcoreanos son nuestro enemigo principal de siempre y el factor que decide la victoria o derrota de la lucha revolucionaria es la conciencia de clase.

Nosotros, cuadros del sector de propaganda partidista, intensificaremos de continuo la educación clasista para agrandar la indignación de todo el pueblo y convertiremos la tierra patria en la fortaleza de lucha clasista y en el nido de vida donde el pueblo viva tranquilo y sano.

Haremos del éxito valioso alcanzado en la gran batalla profiláctica un nuevo hito de viraje para incrementar el poderío ideo-político del Partido y las filas revolucionarias e impulsar con más dinamismo nuestra causa revolucionaria.

Kim Yo Jong

La reunión, dirigida por el estimado camarada Kim Jong Un, devino la gran cita de los triunfadores que volvieron a demostrar la fuerza y espíritu de la Corea heroica, que avanza a pasos firmes hacia el futuro maravilloso del socialismo al estilo coreano superando de frente cualquier prueba de la historia con la unidad de cuerpo y alma en torno al gran CC del partido, y un hito importante que dejó abierta la nueva etapa de desarrollo de la construcción de la capacidad profiláctica del Estado.

ACNC

  1. Édgar Rodríguez Delgado

    Lo cual demuestra que el Socialismo es un arma poderosa y efectiva, en todos los frentes, no sólo el militar o social, sino también el sanitario. ¡Larga vida al Comunismo! Larga vida a la querida RPDC!

Dejar una respuesta