MINREX, USA

EEUU y Occidente constituyen el principal obstáculo para resolver la crisis climática

Myong Hak Jong, representante de la República Popular Democrática de Corea en el COP27, Egipto

Recientemente, la XXVII reunión de las partes en la Convención sobre el Cambio Climático de la ONU (COP27) fue realizada en Egipto bajo una gran atención de la sociedad internacional.

Este encuentro sirvió como una ocasión importante que despertó otra vez más la seriedad del calentamiento global que amenaza gravemente la existencia y el desarrollo de la humanidad y la urgencia de una reacción práctica en contra de este fenómeno.

Lo que llamó la atención en particular es que fue expresada de manera clara la voluntad de los países en desarrollo de no tolerar más los actos hipócritas y de doble rasero de EE.UU. y del Occidente que constituyen el principal obstáculo en resolver la crisis climática.

Los presidentes de Kenia, la República Centroafricana y Zimbabue criticaron mordazmente en sus discursos que EE.UU. y Occidente están cuestionando el desarrollo y uso de energías fósiles de los países africanos que ocupan el 4% de la emisión global del dióxido de carbono en vez de tomar la debida responsabilidad como los principales culpables que acarrearon un grave cambio climático de hoy al usar en cantidades masivas los combustibles fósiles como carbón y petróleo durante los pasados cientos de años.

En particular, el Presidente de Senegal, que preside la Unión Africana, aclaró la posición contundente y de principios de que África apoya disminuir la emisión de gases de efecto invernadero pero que jamás podrán tolerar que sus intereses esenciales sean menospreciados.

Cyril Ramaphosa, presidente de Sudáfrica

Los presidentes de varios países de la región como Sudáfrica, Mozambique y Djibuti injuriaron unánimemente los injustos procederes de EE.UU. y Occidente que en palabras hablan ruidosamente sobre la asistencia financiera al desarrollo de la energía natural y prácticamente solo persigue la subordinación económica de África.

Esto comprueba claramente que la hipocresía y el engaño de EE.UU. y del Occidente que, bajo el vistoso rótulo de la prevención del calentamiento global, ha perseguido durante decenas de años solo sus propósitos de dominación e intereses ignorando los intereses de los países en desarrollo ya no se admiten.

Myong Hak Jong, Consejero en Ginebra de la República Popular Democrática de Corea, participa en el COP27, Egipto

Lo que el asunto de la compensación financiera sobre los daños y pérdidas por el cambio climático fue propuesto oficialmente como tema de la reunión constituye un fruto significativo alcanzado por los esfuerzos y lucha conjuntos de los países en desarrollo por el establecimiento del justo e imparcial orden internacional.

Un doctor de la Universidad Bonn, Alemania, evaluó que los países en desarrollo pretenden presentarse como sujetos activos de la transformación y no como víctimas pasivas del cambio climático.

Esta corriente internacional demuestra como tal la voluntad de los países en desarrollo que desean defender los independientes derechos a la vida y al desarrollo del Estado frente a las coacciones y arbitrariedades de EE.UU. y Occidente.

Solo cuando todos los países que aspiran a la independencia y justicia rechacen el doble rasero e injusticia de los imperialistas y dominacionistas y luchen activamente por la justa solución de los problemas internacionales como el problema del cambio climático el globo terráqueo se convertirá realmente en el pacífico y estable hogar de vida común de la humanidad.

Ri Song Il

Miembro de la Asociación Corea-África

Dejar una respuesta