KCNA

Crece la longevidad en Corea en virtud de políticas populares del Partido y el Estado

En el sistema socialista de Corea, que considera al pueblo como el cielo y hace servicio para las masas populares, las y los ancianos están gozando de todas las felicidades del mundo y del respeto y confianza del pueblo como los precursores revolucionarios y personas mayores.

En la primera quincena de enero, el estimado camarada Kim Jong Un envió alimentos de fiesta a Kim Suk Nyo, del barrio Pangjik de la ciudad de Sinuiju en la provincia de Phyong-an del Norte, para felicitarle por su centésimo cumpleaños.

Nacida como hija de un jornalero durante el coloniaje japonés, la anciana experimentó en carne propia la tristeza de la nación colonizada y pudo vivir dignamente después de la liberación de Corea por el Presidente Kim Il Sung (1945).

Crió bien a sus hijos que fueron ubicados en los puestos de defensa de la patria y los sectores importantes de la construcción socialista, y vive ahora con optimismo atendiendo cosas hogareñas.

Los cuadros del comité partidista en esa ciudad fronteriza averiguaron los problemas vinculados con la salud y vida de la longeva compartiendo la alegría con ella.

Kim expresó a sus vecinos que la gran familia socialista se llena de felicidad gracias al estimado camarada Kim Jong Un quien considera al pueblo como cielo.

La República Popular Democrática de Corea aumenta sistemáticamente las casas de descanso y de convalecencia y las acondiciona excelentemente. En los montes renombrados como Kumgang, Myohyang y Chilbo y las zonas donde existen aguas medicinales y fuentes termales se construyen casas de reposo para los trabajadores.

Todo el fondo necesario para la gestión de las casas de descanso y reposo se desembolsa por el presupuesto estatal y los gastos para el viaje de ida y vuelta se cubren a expensas del Estado.

ACNC

  1. RAFAEL MARTINEZ

    Solo el socialismo ayuda a lo trabajadoresy al pueblo y los trabajadores. BIEN POR COREA DEL NORTE!!!!

Dejar una respuesta