Desfile por el 70º aniversario de la victoria en la gran Guerra de Liberación de la Patria de Corea [Fotos y vídeo]

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En el glorioso trayecto de marchar a toda velocidad hacia la victoria cada vez más grande glorificando la gran historia y tradición de sucesión de la Corea heroica bajo la bandera de independencia, autarquía y autodefensa y en acato a la dirección del invencible Partido del Trabajo de Corea, todo el país celebra significativamente como fiesta jubilosa del Estado y pueblo el septuagésimo aniversario de la victoria en la Guerra de Liberación de la Patria.

Todo el pueblo acoge la fiesta con el gran orgullo y firme voluntad de eternizar la historia de victoria en que con la inagotable fuerza unida monolíticamente en torno al gran Líder y el gran Partido y el indoblegable espíritu de lucha, salvó a la RPDC recién fundada entonces de la crisis de existencia o arruinamiento y defendió la paz de la humanidad al frenar el estallido de nueva guerra mundial.

Por la noche del 27 de julio, fiesta de victoria eterna de la RPDC, nuestra Patria gloriosa, tuvo lugar con solemnidad en esta capital el desfile militar por el aniversario 70 de la victoria en la gran Guerra de Liberación de la Patria.

Por la Plaza Kim Il Sung pasarán imponentemente el poderoso ejército revolucionario, fidedigno defensor del régimen de la RPDC, y los entes materiales del inagotable potencial de defensa nacional ostentando la historia siempre victoriosa de la Corea del Juche.

Saltaba a la vista en la sede de parada militar la estatua “Victoria” que simboliza el heroísmo de nuestro ejército y pueblo que dieron inicio a la decadencia del imperialismo norteamericano infligiéndole la derrota más trágica en su historia de guerras.

Multiplicando el júbilo del pueblo por celebrar de generación en generación el victorioso y glorioso 27 de julio de la Corea del Juche, sobrevolaron en giros la plaza de desfile el drone de reconocimiento estratégico y el otro de ataque multipropósito que fueron desarrollados y producidos nuevamente para ser emplazados en las fuerzas aéreas del EPC.

Los jóvenes y estudiantes acentuaron el clima festivo bailando alrededor de la estatua “Victoria” que entraña el sacrificio de la generación triunfadora por la patria y su noble espíritu y simboliza la dignidad y temperamento del gran triunfador y nuestro gran Estado que ocupa posición digna en el mundo.

Cuando entraron en la plaza donde se lanzaban los fuegos artificiales los defensores de la patria de la década de 1950, protagonistas del mito de victoria del siglo, quienes concedieron el privilegio y honor de celebrar cada año la victoria en la guerra, los jóvenes y estudiantes les entregaron los ramos y ramitas de flor y los espectadores les enviaron fuertes aplausos.

Entró en la plaza el Coro Estatal Benemérito encargado de interpretar las músicas de la ocasión.

Como prólogo de desfile militar, se realizó una ceremonia musical de la banda militar general.

Los miembros de la banda describieron al compás de las melodías ligeras y ritmos vigorosos la emoción y júbilo que reinaban en la plaza de victoria de hace 70 años, y la orgullosa historia de triunfo de las fuerzas armadas revolucionarias que continúan con firmeza el espíritu de la generación triunfadora.

Mientras se interpretaban las canciones militares revolucionarias, la Guardia de Honor del EPC mostró las habilidades de manejo de armas reflejando el ímpetu invencible y el optimismo del ejército poderoso.

Al son de la música orquestal para la ocasión, se presentaron en la plaza las unidades de desfile de las fuerzas armadas selectas de la RPDC.

Fueron alineados los estandartes militares de las unidades guardias, que coronaron con méritos los mil 129 días de la Guerra de Liberación de la Patria, y otros de las unidades selectas que manifestaron el espíritu invencible en la confrontación antiimperialista y anti-EE.UU. que dura dos siglos.

Todos los miembros de desfile miraban la tribuna de la plaza, muy emocionados por ser revistados por el estimado compañero Kim Jong Un, símbolo del poderío y dignidad absoluta de la Corea socialista y bandera de todas las victorias y glorias.

Cuando llegó a la plaza el estimado camarada Kim Jong Un, Secretario General del Partido del Trabajo de Corea y Presidente de Asuntos Estatales de la RPDC, comenzó la ceremonia de recepción de la Guardia de Honor del EPC.

Tras recibir el parte de recepción del jefe de la Guardia de Honor, el estimado compañero Kim Jong Un pasó revista a ella y los estandartes militares de las unidades principales del EPC.

Recibieron al Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas de la RPDC los altos mandos del MINDEN y los jefes de las unidades combinadas y las otras de gran tamaño.

Mientras se interpretaba la música de bienvenida, el Secretario General salió a la tribuna de la plaza.

Rindiendo máximo tributo al líder destacado y gran General Insigne quien da continuidad al linaje de la revolución coreana y preparó la firme garantía de eternizar la historia de victoria de la Corea del Juche, todos los miembros de desfile militar y participantes en el acto le pronunciaron estruendosas vivas.

Los niños le obsequiaron los ramos de flores aromáticas.

El Secretario General respondió cordialmente con su mano alzada a la aclamación de los integrantes del desfile militar y los participantes en el acto festivo.

Salieron a la tribuna Ri Pyong Chol, miembro del Presidium del Buró Político del CC del PTC, vicepresidente de la Comisión Militar Central del Partido y secretario del Comité Central del PTC, los comandantes del MINDEN, así como los jefes y comisarios políticos de las grandes unidades combinadas y los jefes de las unidades combinadas.

Tomaron asientos de la platea de tribuna los cuadros del partido y gobierno y los veteranos que trabajaron largo tiempo en las instituciones del partido, gobierno y círculo militar.

Fueron invitados a la tribuna el ministro de Defensa de la Federación Rusa, General de Ejército Sergei Shoigu, el vicepresidente del Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional de la República Popular China, Li Hongzhong, y otros miembros de la delegación militar de Rusia y la otra del partido y gobierno de China, que visitan a Corea para festejar la efeméride, así como los representantes diplomáticos de Rusia y China en Corea.

Se distinguían en el área de invitados los participantes en las festividades del aniversario 70 de victoria en la guerra como los veteranos y ameritados del tiempo de guerra, los activistas en la ayuda al ejército, ameritados, innovadores de trabajo, militares ejemplares y descendientes de los mártires.

Se efectuó con solemnidad la ceremonia de izada de la bandera nacional de la RPDC.

Al son de la canción “Nuestra bandera nacional” que llena de patriotismo el corazón de todo el pueblo, la formación, que describe la medalla del héroe de la RPDC, entró en la pista de la plaza pasando revista a los estandartes de las unidades combinadas de distintos niveles del EPC.

Cuando lanzaba brillos la medalla del héroe, temperamento del pueblo heroico que venció a los dos enemigos imperialistas poderosos en una generación bajo la dirección del gran Líder y símbolo de la dignidad y honor de la Corea del Juche que logra la victoria más brillante superando las pruebas de revolución, los veteranos de guerra entregaron a los guardias de honor del EPC la bandera nacional de la RPDC, defendida con sangre en el tiempo de guerra.

Mientras se interpretaba solemnemente el himno nacional, se izó la sagrada bandera nacional que habían levantado en lo alto los triunfadores de la gran década cuando avanzaban al frente, y que resume el prestigio y temperamento independiente de nuestro Estado poderoso y el orgullo y felicidad del pueblo coreano.

General de Ejército Kang Sun Nam, Ministro de Defensa

Todos los participantes rindieron tributo a la bandera nacional.

Cuando comenzó a flamear a todo viento en el cielo de julio la enseña nacional, símbolo eterno de victoria y justicia, se dispararon los fuegos artificiales que colmaron de emoción y júbilo la plaza de desfile.

Se tiraron 21 salvas en homenaje al aniversario 70 de la victoria en la Guerra de Liberación de la Patria.

El discurso de la ocasión estuvo a cargo del General de Eército Kang Sun Nam, miembro del Buró Político del CC del PTC y ministro de Defensa Nacional de la RPDC.

Es un gran honor de los oficiales y soldados de las Fuerzas Armadas de la RPDC y gran júbilo de todo el pueblo coreano efectuar el desfile militar por el día de victoria en la plaza donde hace 70 años, estallaron los vítores de los que conquistaron su gran triunfo defendiendo firmemente el país desde la invasión armada del imperialismo estadounidense y los países satélites, dijo el orador.

Expresó la seguridad de que el desfile militar de hoy, en que se pondrá a la vista la historia de gran victoria como torrente de la fuerza, será un original festival dedicado a la victoria de guerra, nunca visto antes en el mundo.

Enfatizó que la RPDC, guiada por el invencible Partido revolucionario y por el líder destacado, prosperará siempre y el gran pueblo que lleva adelante la causa revolucionaria del Juche, la socialista, conquistará la victoria y gloria eternas.

Acto seguido, se efectuó la revisión de los preparativos de desfile militar.

El general de ejército de las fuerzas terrestres Kang Sun Nam, ministro de Defensa Nacional de la RPDC, dio al mariscal Ri Pyong Chol, vicepresidente de la Comisión Militar Central del PTC, el parte de que las unidades de desfile están listas para ser revistadas.

Luego de inspeccionarlas, Ri Pyong Chol informó al Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas de la RPDC que está preparado el desfile militar por el aniversario 70 de la victoria en la gran Guerra de Liberación de la Patria.

Se inició la parada con la entrada del escuadrón simbólico de los comandantes del tiempo de guerra que llevaba con cortesía la imagen respetable del Presidente Kim Il Sung, artífice de la historia de gran victoria en la guerra.

El veterano de guerra Ri Myong Su presidía esa columna que marchaba con los retratos de los comandantes aguerridos de la lucha antijaponesa y la confrontación antiyanqui, inclusive Kim Chaek, Kang Kon, Kim Il y Ryu Kyong Su quienes dejaron huellas imborrables en la historia de victoria en la guerra considerando la fidelidad al líder como conciencia, honor y obligación moral.

Enseñando otra vez la verdad de la historia de que en la historia de victoria de la guerra, hay un líder destacado y también los revolucionarios auténticos que le defendieron a riesgo de la vida, marchó la formación simbólica de la compañía escolta, encabezada por Choe Yong Rim, con los retratos de Hyon Chol Hae, Yon Hyong Muk y Pak Song Bong y otros que formaban un escudo en defensa de la Comandancia Suprema en el tiempo de guerra.

Aparecieron una tras otra las columnas simbólicas de la primera unidad guardia y las divisiones y regimientos guardia legendarios de las fuerzas armadas revolucionarias con los estandartes que hacen recordar el mérito de haber abierto con sangre la brecha de avance en cada etapa estratégica de la Guerra de Liberación de la Patria.

La columna de la Segunda División Guardia de Infantería Kang Kon, que aniquiló incontables efectivos y armamentos de los enemigos en las operaciones de cada etapa de la enconada guerra y realizó un mérito excepcional en la batalla de defensa de la Cota 1211 echando a los agresores al “valle de trampa”, portaba las fotos de Choe Hyon, jefe de división, y los héroes de la República de la misma unidad como Ri Su Bok y An Yong Ae.

Le siguieron las filas simbólicas de la Tercera División Guardia de Infantería “Seúl” que sobresalió en la operación de liberación de Seúl, exterminó en la batalla de Osan la tropa especial de Smith que era unidad de avanzada de las tropas agresoras norteamericanas y creó un ejemplo del combate de asedio moderno en la operación de liberación de Taejon, y las filas de la Cuarta División Guardia de Infantería “Seúl” Kim Chaek, que ganó la fama mundial.

Las columnas de la 6ª División Guardia de Infantería, experta en el combate móvil y ataque sucesivo, y la 12ª División Guardia de Infantería de Andong, unidad de tigres de la cordillera de la parte oriental, hicieron recordar a los héroes Han Kye Ryol, Jo Sun Ok, Kang Ho Yong y otros.

Marcharon enarbolando sus estandartes las filas del 10º Regimiento Guardia de Infantería y los 18º, 14º y 86º Regimientos Guardia de Infantería.

Luego, desfilaron las escuadras del 56º regimiento guardia de cazas y la segunda flotilla guardia de torpederos que derribaron los B-29 y otros aviones ultramodernos de EE.UU. y hundieron o averiaron el crucero pesado Baltimore y el otro ligero.

La multitud envió fuerte ovación a los escuadrones que hacían conocer los méritos de las unidades guardia del tiempo de guerra que haciendo uso del temperamento de la Corea heroína, convirtieron la tradición “invencible” y criminal del imperialismo norteamericano en la de afrenta y derrota y prepararon la otra siempre victoriosa de la RPDC.

Pasaron las columnas simbólicas de los uniformados del ferrocarril, que realizaron gran mérito en el transporte de materiales bélicos bajo la lluvia de bombas enemigas, y de los oficiales del Ministerio del Interior que averiguaron a tiempo el intento de agresión de los enemigos luchando en silencio y detectaron y aniquilaron a muchos espías y saboteadores.

Seguidamente, marchó el bloque de los guerrilleros y guerrilleras y los infantiles flameando la bandera roja y la de la Organización de Niños de Corea, el cual hizo recordar la historia de resistencia de todo el pueblo, sin distinción de géneros y edades, contra los agresores que se llevó a cabo continuando la tradición creada en la guerra antijaponesa.

Desfilaron también las columnas motorizadas.

La escuadra simbólica de la liberación de Seúl estuvo encabezada por el tanque no.312 que irrumpió primero en el bastión enemigo a los 3 días de guerra e izó la bandera nacional de la RPDC sobre el Capitolio del poder títere surcoreano.

Avanzó la columna de los regimientos guardia de artillería antiaérea que derribaron o averiaron más de 640 aviones enemigos cumpliendo así su misión de defender el cielo de la capital por la seguridad de la Comandancia Suprema.

La escuadra de carruajes con ametralladoras pesadas demostró el mérito relevante de haber superado la ventaja numérica y técnica del imperialismo norteamericano con el firme espíritu de defensa de la patria y los originales métodos y tácticas de combate.

Después de los bloques icónicos, entraron los representantes del ejército revolucionario de flor y nata, el fuerte en la idea y convicción y el colmado del espíritu de defensa a ultranza al CC del Partido y el de lucha heroica.

Pasó la escuadra de caballería de honor simbolizando el ímpetu del heroico EPC que marcha adelante por la senda de victoria indicada por el líder continuando la valiosa tradición de defensa al líder, preparada en la lucha armada antijaponesa y consolidada aun más en la guerra anti-EE.UU.

Desfilaron las filas del departamento de escolta del CC del Partido, la dirección de guardia del Comité de Asuntos Estatales, la dirección y la comandancia de escolta corroborando la filosofía de triunfo y la verdad invariable de que defender a ultranza al CC del Partido garantiza la victoria eterna de la Corea del Juche y la felicidad y prosperidad de todas las generaciones venideras.

Guiadas por sus jefes, las columnas de los cuerpos de ejército del frente marcharon flameando los estandartes de las divisiones y brigadas invencibles, que salieron siempre victoriosos de la confrontación con EE.UU.

Pasaron las filas de las fuerzas marítimas y aéreas que dieron derrotas sucesivas a los arrogantes invasores norteamericanos y las de las fuerzas estratégicas, que simbolizan el poderío irresistible de las fuerzas armadas de la RPDC, y las de operaciones especiales.

Atravesaron la plaza las filas de la unidad de operación montañosa en la retaguardia enemiga y el batallón de choque de desembarco no.41 que mantienen el estado de alerta para asestar un golpe demoledor a los enemigos con los originales métodos de combate y el espíritu de ataque de uno vs. ciento.

El Secretario General extendió saludo militante a las columnas de desfile que marchaban por la plaza levantando los estandartes militares en que están grabadas las proezas de haber logrado siempre victorias en la larga confrontación con EE.UU. manteniendo la conciencia clasista, el espíritu de lucha intransigente y la disposición de castigo implacable.

Los soldados de desfile vitorearon al General Insigne quien forjó al EPC como puño de hierro de justicia, armado con el espíritu revolucionario del Paektu, el de defensa de la patria de la década de 1950 y la combatividad invencible.

Desfilaron las escuadras de los cuerpos de ejército que cumplen la misión de defender esta capital, las costas, las fronteras y la retaguardia de la patria.

Saltaban a la vista las columnas simbólicas de la división blindada de tanques y la de infantería motorizada, la Dirección General de Exploración, la Academia Militar General Kim Il Sung, supremo centro de enseñanza militar del Juche, la Academia Militar y Política Kim Jong Il, base central de formación de los comandantes de máximo nivel del país, y la Academia Militar Política Kim Il Sung, cantera de los funcionarios políticos del EPC.

Pasaron por la plaza las filas de escuelas revolucionarias, donde se garantiza el porvenir eterno de la causa revolucionaria del Juche mediante la formación de los pilares y continuadores fidedignos del linaje de la revolución y la tradición de victoria, y las otras del Ejército Rojo Obrero-Campesino que por doquier del país, completan los preparativos de la resistencia de todo el pueblo.

El ímpetu combativo de realizar méritos en la lucha clasista se denotaba en los bloques del Ministerio de Seguridad Estatal, el Ministerio de Seguridad Pública y la unidad armada móvil de las Fuerzas de Seguridad Pública que manifiestan el aspecto majestuoso de las unidades selectas encargadas de un flanco de las fuerzas armadas revolucionarias y las fidedignas guardias políticas del Partido que defienden con firmeza las valiosas conquistas de la patria socialista y la tranquilidad del pueblo.

El estimado camarada Kim Jong Un estimuló con su mano levantada a las columnas de desfile que al llevar la fidelidad al Comité Central del PTC y el espíritu de la generación triunfadora, se mantienen dispuestas a glorificar la historia de gran victoria en la guerra y extender los 70 años pasados en defensa de ella a 700 y 7 mil años.

Estremecieron la plaza los vítores de todos los participantes que prestaban el juramento de marchar por la victoria eterna de nuestro Estado bajo la dirección del estimado camarada Kim Jong Un, mejor General Insigne del mundo.

Se inició el vuelo de parada de la aviación del EPC.

Una escuadra cruzó el firmamento de la plaza dibujando con sus formaciones la estrella y la cifra “70”.

Emprendieron la marcha las columnas motorizadas haciendo alarde de la supremacía, modernidad y voluntad de nuestras fuerzas armadas revolucionarias de dar un golpe demoledor y despiadado a los descendientes de los agresores en la confrontación aguda que perdura generación tras generación.

Aparecieron en la plaza las filas de tanques principales, que se pondrán al frente de la batalla final por recuperar el territorio nacional deshogando el rencor de la generación triunfadora que por la falta de armas, se vio obligada a detener el avance en la línea muy cercana al Mar Sur de Corea, y las columnas de artillería, primera arma del EPC, que abrirán la vía de avance de las unidades del frente con los cañonazos implacables.

Entraron las escuadras de misiles tácticos y los otros cruceros de larga distancia que están movilizados para el disparo como si declararan al mundo la posición superintransigente de las fuerzas armadas revolucionarias de responder con la inaudita operación de exterminio si llega el momento esperado de combate final con los enemigos.

Manifestó plenamente el temperamento de las fuerzas armadas nucleares de la RPDC la marcha de armamentos ultramodernos que dieron la vitalidad eterna al nombre y bandera de la RPDC y sirvieron de fundamento de ascenso trascendental del prestigio nacional.

Acto seguido, marcharon las filas de armas estratégicas de la RPDC.

¡Responder de la misma manera al arma nuclear y al enfrentamiento frontal!

Llegaron al clímax la emoción y júbilo de los espectadores cuando entró la Compañía Bandera Roja No.2 de la Dirección General de Misil con el ICBM de nuevo tipo Hwasongpho-18, medio principal más poderoso de las fuerzas estratégicas de la RPDC que disuade totalmente y se enfrenta de modo aplastante a las amenazas de guerra nuclear anti-RPDC y las acciones agresivas de carácter provocativo de los fuerzas hostiles y defiende confiablemente la seguridad del Estado.

En pos del camión héroe con la plataforma de lanzamiento, desfiló el bloque del ICBM Hwasongpho-17 haciendo gala de la fuerza absoluta del Estado y el pueblo, capaz de acabar con la tiranía imperialista, salvar el futuro de la humanidad y defender la justicia y la paz.

Todos los participantes vitorearon al estimado compañero Kim Jong Un, patriota sin par y General Insigne de Acero, quien con su larga previsión y liderazgo extraordinario, puso en el plano cimero de la historia nacional la fama y honor de nuestro Estado, fraguados hace 70 años por la generación triunfadora en guerra, y preparó el medio garante de victoria a legar a toda la posteridad.

Terminado el desfile, estallaron de nuevo las aclamaciones estruendosas y se lanzaron los fuegos artificiales en el cielo nocturno del día de victoria.

El Secretario General respondió cordialmente a la multitud que le vitoreaba.

El presente desfile militar se registrará en los anales de la patria como gran festival político y militar que manifiesta a todo el mundo la voluntad invariable de todos los militares y civiles de acelerar el desarrollo y prosperidad integrales del socialismo con el gran espíritu heroico y estilo de lucha y crear nuevo mito de victoria de la época de Kim Jong Un en la guerra antiimperialista y anti-EE.UU.

ACNC

Descubre más desde KFA Euskal Herria

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo