Ejército Popular de Corea dispara misiles balísticos tácticos ante las maniobras de bombarderos nucleares de EEUU en el sur de Corea

El estimado camarada Kim Jong Un, Secretario General del Partido del Trabajo de Corea y Presidente de Asuntos Estatales de la República Popular Democrática de Corea, visitó el 29 de agosto el puesto de mando de entrenamiento del Estado Mayor General del Ejército Popular de Corea y averiguó el estado de marcha de los ejercicios de mando sobre todo el ejército.

Le acompañaron en esta ocasión el mariscal del EPC, Pak Jong Chon, y el general de ejército Kang Sun Nam, ministro de Defensa Nacional. Le recibieron en el puesto de mando el jefe del Estado Mayor General y el director general de Reconocimiento del EPC.

Frente a los peligrosísimos ejercicios conjuntos de gran envergadura del fuerte carácter provocativo que realizan EE.UU. y los gángsteres del círculo militar de la “República de Corea” simulando la guerra total contra la RPDC, el EMG del EPC está evaluando y revisando desde el día 29 a través del entrenamiento de mando de todo el ejército la capacidad de organización y mando de las operaciones de los comandantes y estados mayores de las unidades combinadas y las otras de gran tamaño de distintos niveles.

El entrenamiento tiene el objetivo de hacer a todos los comandantes y estados mayores del ejército adquirir la perfecta disposición de guerra y capacidad de enfrenamiento militar, al adiestrar el procedimiento de acción en el momento de transición al sistema de guerra, mejorar la facultad de organizar y dirigir las operaciones y combates y determinar las posibilidades reales del plan operacional.

El estimado camarada Kim Jong Un recibió del jefe del EMG el parte sobre la intención de acción prevista de las tropas enemigas y las nuestras según la situación de cada hora y etapa en el caso de estallido de guerra y averiguó en detalles el estado de organización y marcha de entrenamiento de mando sobre todo el ejército.

Maniobras aéreas EEUU-Surcorea con bombarderos estratégicos B-1 del Pentágono

Estudió el intento del estado mayor de entrenamiento, que tiene la meta general de ocupar todo el territorio surcoreano al rechazar la invasión armada sorpresiva de los enemigos y pasar al contraataque total, y los documentos del plan operacional de los estados mayores de las unidades combinadas y las otras de gran tamaño de distintos niveles.

Y examinó en detalles los documentos de planes operacionales reales del EMG para el tiempo de emergencia como el plan de uso de artilleros del frente y los de reserva estratégica, el de formación del frente en la retaguardia enemiga y el de frustrar la incorporación de las fuerzas armadas desde el extranjero, etc.

Dio énfasis en prestar mayor atención a dar un golpe duro, ya en el tiempo inicial de la operación, sobre las potencialidades de guerra de los enemigos y su base central de mando de la guerra e inhabilitar los medios de comunicaciones de mando para que ellos pierdan el ánimo desde el principio y tengan disturbios en sus acciones de combate viéndose privados de la voluntad y capacidad de cumplir la guerra.

Asimismo, enseñó concretamente las tareas generales, demandas de principio y remedios a ser mantenidos por el EPC en la organización y mando de operaciones y la preparación de guerra en el futuro, tales como el problema de tomar el control estratégico al dar de manera simultánea y múltiple un golpe superpotente a los enclaves de mando militar de los enemigos, sus bases navales y aeropuertos operacionales y otros importantes objetivos militares y a los factores nucleares que pueden producir en cadena el disturbio sociopolítico y económico y combinar y aplicar de modo orgánico el combate de aniquilamiento constante, la operación de ataque en el frente y la de perturbación de la retaguardia enemiga con distintos medios de ataque y, en particular, el de tomar las medidas perfectas para proteger los medios de ataque desde cualquier reacción de los enemigos y el de renovar generalmente el sistema de mando operacional y el modo de comunicaciones de dirección del tiro.

Diciendo que la guerra moderna es el enfrentamiento de cerebros y su victoria o derrota las decide el cerebro del comandante ya antes del combate, instruyó a los comandantes de todo el ejército prepararse como guerreros omnipotentes y competentes que sepan ingeniárselas no en los ejercicios sino en el campo de batalla, al realizar intensamente en un ambiente de guerra real el entrenamiento del estado mayor y el de manejo de las circunstancias de la operación, orientados a adquirir la probada capacidad organizativa y diestro arte de mando.

Los ajetreados movimientos militares y los frecuentes ejercicios militares ampliados de diferentes tipos de EE.UU. y los gángsteres militares de la “República de Corea” devienen una revelación contundente de su intento de agredir a la RPDC, afirmó y resaltó otra vez la necesidad de enfrentarse totalmente a ello.

Dando una serie de indicaciones importantes para intensificar el ejercicio de mando operacional y el de movilidad para el combate del EPC conforme a lo que exigen el ambiente de seguridad nacional y la situación dada, presentó las tareas generales y remedios para completar en mejor los preparativos de guerra.

Se hicieron más firmes la fe combativa y la concepción de guerra de los comandantes del EPC quienes recibieron el gran programa militar del estimado camarada Kim Jong Un y se sentían invadidos por la voluntad de conquistar todo el territorio surcoreano al derrotar sin piedad a los enemigos en cualquier momento cuando se dé la orden del Comandante Supremo.

El Estado Mayor General del Ejército Popular de Corea publicó el 30 de agosto la siguiente información:

El día 30, la escuadrilla de bombarderos estratégicos nucleares B-1B, introducida en los firmamentos sobre los Mares Este y Oeste de Corea por los imperialistas norteamericanos, realizó el ejercicio militar conjunto de las escuadrillas de ataque contra la RPDC junto con los cazas de los gángsteres militares de la “República de Corea”.

Prueba de misiles balísticos tácticos del Ejército Popular de Corea

Constituye una seria amenaza para nuestro país ese entrenamiento que tuvo lugar cuando está en su clímax el aventurero ensayo de la guerra de agresión de los enemigos “Ulji Freedom Shield” según el evidente intento de ataque preventivo nuclear contra la RPDC.

Al publicar este hecho en la prensa, los enemigos anuncian con bombo y platillo que se trata de una “demostración de ejecución del disuasivo ampliado” contra nuestro país.

Esto es lo mismo que publicar al mundo que están llevando a la práctica el ataque preventivo nuclear contra la RPDC considerándolo como hecho consumado.

Frente a ello, el Ejército Popular de Corea llevó a cabo el día 30 por la noche el ejercicio de golpe nuclear táctico que supone la devastación de las importantes bases de mando y aeropuertos operacionales de los gángsteres militares de la “República de Corea”.

Tal acción militar estuvo a cargo de la unidad de operación de armas nucleares tácticas de la zona occidental del EPC.

Los efectivos operadores de misil dispararon 2 misiles balísticos tácticos hacia el nordeste desde el Aeropuerto Internacional de Pyongyang y cumplieron exactamente la misión de golpe nuclear al explotarlos en la altura prefijada de 400 metros del espacio aéreo sobre el islote blanco.

Este entrenamiento tuvo por su objetivo enviar una señal clara a los enemigos que desafiaron a nuestra repetida advertencia con un acto de amenaza militar, o sea, el despliegue de propiedades estratégicas, y hacerles comprender obviamente nuestra voluntad de represalia rotunda y capacidad de venganza real.

El EPC no estará nunca con brazos cruzados ante los movimientos imprudentes de las fuerzas norteamericanas y los gángsteres militares de la “República de Corea”.

ACNC

Descubre más desde KFA Euskal Herria

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo