Desfile del Ejército Rojo Obrero-Campesino por el 75º aniversario de la República Popular Democrática de Corea

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Acoge el 75º aniversario de su fundación la República Popular Democrática de Corea que nació llevando en su nombre la palabra alusiva al pueblo por primera vez en la historia nacional de cinco milenios, abre buenas perspectivas de la empresa por el país próspero y el ejército poderoso y avanza impetuosamente por la órbita de ascenso hacia nueva victoria y prosperidad manteniendo el noble ideario Iminwichon (considerar al pueblo como el cielo) y sosteniendo en alto la bandera de independencia, autarquía y autodefensa.

Bajo la orientación del invencible Partido del Trabajo de Corea, el heroico pueblo coreano llevó a la cima del siglo la dignidad y honor de la única potencia ideo-política y la militar con inagotable poderío de la unidad monolítica.

En su crónica coronada con la gran lucha, victoria, creación y cambio, está registrado el trayecto combativo de las autóctonas fuerzas de defensa civil que han garantizado la prosperidad de la patria empuñando el fusil en una mano y el martillo, la hoz y la pluma en la otra.

Tuvo lugar con solemnidad el 8 de septiembre en la capitalina Plaza Kim Il Sung el desfile de las fuerzas paramilitares en homenaje al 75º aniversario de la fundación de la RPDC.

Estuvo repleta de los espectadores alegres y emocionados por la celebración del día de fundación de la gran potencia la plaza por donde pasarán las filas de desfile que han realizado méritos en el cumplimiento de la sagrada causa por la fundación de la RPDC y su fortalecimiento.

Los deportistas estelares de aeronáutica aumentaron el clima festivo demostrando sus habilidades de descenso colectivo y extendiendo la bandera nacional de gran tamaño en el cielo nocturno de la capital.

Una escuadrilla de aviones en formación de 75 realizó el vuelo de felicitación lanzando los fuegos artificiales como si inscribiera en el cielo la historia de la patria resplandeciente.

Luego, se realizó la ceremonia musical de la banda militar general.

Con el júbilo de aquel día en que fue proclamada la fundación del Estado soberano e independiente con la interpretación del himno nacional que refleja la voluntad del pueblo de marchar al frente de todo el mundo con la firme unidad basada en la verdad, los miembros de la banda militar describieron en las melodías y ritmos vigorosos la historia de construcción de la Corea del Juche que ostenta largo tiempo su poderío como país heroico y milagroso.

Entre tanto, la guardia de honor del Ejército Popular de Corea demostró las habilidades de manejo de armas.

Entraron en la plaza las columnas de desfile haciendo gala del poder de la gran potencia y del ímpetu del pueblo valiente que marcha a galopes hacia el futuro maravilloso logrando saltos vertiginosos con el propósito de hacerse rico, poderoso y próspero con fuerzas y medios propios.

Las fuerzas paramilitares forman parte de las fuerzas armadas revolucionarias del Partido y desempeñan el papel de defensor del Poder de la RPDC.

Se fortalecieron bajo la guía del PTC como unidad de flanco del EPC, pilar de defensa nacional, y grueso de defensa de la retaguardia y tierra natal, cumplieron excelentemente su misión y deber honrosos de defender la patria e impulsar la construcción socialista e hicieron gran aporte a consolidar el sistema defensivo de todo el pueblo y todo el Estado.

Los participantes en la parada se encontraban decididos a dedicarse a la creación y construcción en sus centros de trabajo en el tiempo de paz y lanzarse al combate de castigo implacable a los enemigos tomando armas en sus manos en el tiempo de emergencia.

Estuvo presente en el desfile militar el estimado camarada Kim Jong Un.

Mientras se interpretaba la música de bienvenida, salió a la tribuna el Secretario General del Partido del Trabajo de Corea quien con su destacada idea en materia de la construcción del Estado, liderazgo probado y consagración de día y noche, lleva a la cumbre de la historia nacional el poderío y prestigio del Estado y realiza el anhelo milenario nacional de convertir la patria en una potencia.

Todos los participantes le acogieron con estruendosas aclamaciones.

El Secretario General respondió cordialmente con su mano alzada a los vítores de los efectivos de desfile y los participantes en las festividades.

Entró en la tribuna Kim Tok Hun, miembro del Presidium del Buró Político del Comité Central del PTC, vicepresidente del Comité de Asuntos Estatales y primer ministro de la RPDC, seguido de los cuadros directivos del Partido y el gobierno.

Junto con el Secretario General y su querida hija, tomaron asientos de la platea de tribuna los mariscales Ri Pyong Chol y Pak Jong Chon y los altos mandos del ejército.

Los niños entregaron los ramos de flores fragantes al Secretario General y los cuadros del partido y el gobierno.

Estuvieron presentes en la tribuna los cuadros veteranos que trabajaron largo tiempo en las instituciones del partido y el gobierno.

Fueron invitados la delegación del partido y el gobierno de la República Popular China, encabezada por Liu Guozhong, miembro del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de China y viceprimer ministro del Consejo de Estado, y los miembros del Conjunto Artístico Académico Alexandrov del Ejército Ruso, que están de visita en Corea para celebrar el aniversario 75 de la fundación de la RPDC, así como los representantes diplomáticos de China y Rusia, acreditados en Corea.

Se distinguían en los asientos para invitados los participantes en las festividades del día nacional.

Se realizó con solemnidad la ceremonia de izada de la bandera nacional de la RPDC.

En la plaza repleta de los habitantes complacidos por esta oportunidad de celebrar significativamente la historia gloriosa de 75 años de la querida patria, aparecieron junto con la escuadra de escoltas los guardias de honor que sostenían la bandera nacional en sus manos.

Mientras se interpretaba con solemnidad el himno nacional, se izó la sagrada enseña nacional que simboliza la justicia y la victoria eterna.

Todos los participantes rindieron homenaje a la bandera nacional de la RPDC, Estado muy digno.

Se lanzaron los fuegos artificiales traduciendo la firme voluntad de los coreanos de amar y glorificar generación tras generación la patria socialista que se fundó según el propósito del pueblo y sale siempre victoriosa con su aspiración y fuerza.

Se tiraron 21 salvas en medio de interpretación de la canción “Patria radiante”.

Acto seguido, se realizó la revista a los preparativos de la parada.

El jefe de departamento del Comité Central del PTC, O Il Jong, inspeccionó las unidades enfiladas para la revista previa.

Y dio con cortesía al Secretario General del PTC el parte de que estaba listo el desfile de las fuerzas de defensa civil.

Comenzó la marcha impetuosa de las columnas de fuerzas paramilitares que aceleran los preparativos perfectos de la resistencia de todo el pueblo siendo uno de los dos pilares de las fuerzas armadas de la RPDC junto con el Ejército Popular de Corea.

Al frente estuvo la columna de la división de los militantes partidistas de la capital, colectivo medular del Partido, que puso en pleno juego el poderío de destacamento especial en los campos más candentes de defensa del pueblo cumpliendo el papel de guardia corps que defiende más cerca al Comité Central del Partido, Supremo Estado Mayor de la revolución coreana.

Enarbolando la bandera roja, pasaron con dignidad el bloque del Ejército Rojo Obrero-Campesino de esta capital, el de la provincia de Phyong-an del Norte que defiende la puerta fronteriza occidental de la patria, y el de la provincia de Phyong-an del Sur, satélite de Pyongyang.

Les siguieron los grupos de las provincias de Hwanghae del Norte y del Sur, vanguardias del sector agrícola que apoyan en la primera línea el propósito del CC del Partido que definió la producción cerealera como la primera de las 12 metas importantes para el desarrollo de la economía nacional.

Las escuadras provinciales de Jagang y Kangwon avanzaron vigorosamente con el orgullo excepcional de ser creadores del espíritu de la época que confirmaron cómo se defienden la causa revolucionaria y la idea y líneas del Partido en la vorágine de la historia y desempeñaron el papel de antorcha y piedra angular para el avance y saltos de la patria haciendo uso del espíritu de autoconfianza y perseverancia.

Avanzaron con el ímpetu victorioso las filas de las provincias de Hamgyong del Norte y del Sur, sedes de grandes bases industriales, y las de la provincia de Ryanggang, muro en defensa del Paektu, sagrado lugar de la revolución coreana, y las de las ciudades directamente subordinadas al centro.

Los ocupantes de la tribuna enviaron saludo combativo a las escuadras que marchaban a pasos firmes demostrando la firme voluntad de cumplir su sagrada misión y deber en los dos frentes: la defensa de la patria y la construcción socialista, con el orgullo, convicción y coraje de defensor de la gran potencia, y de escribir la historia de victoria con el temperamento heroico del Ejército Rojo Obrero-Campesino preparado para el combate uno vs. ciento, si llega el momento de la gran guerra por la reunificación de la patria.

Los efectivos de desfile gritaron vivas a toda voz rindiendo homenaje al CC del PTC, que presentó la meta de desarrollar al nivel del Ejército Popular la capacidad técnico-militar del Ejército Rojo Obrero-Campesino conforme a las características de la guerra moderna y las condiciones reales del país y escribe nueva crónica de fortalecimiento de ese último cuerpo armado con la profunda perspicacia teórico-militar y la orientación enérgica.

Ostentando la gallardía de las unidades valientes que marchan adelante a cualquier riesgo en respuesta al llamamiento del Partido, atravesaron la plaza las columnas de la Universidad Kim Il Sung y la Universidad Tecnológica Kim Chaek que dan continuidad de generación en generación y de siglo en siglo a la historia y tradición orgullosas de considerar la fidelidad al partido y al líder como su primer deber y mantienen la fama de centros supremos de la educación del Juche y planteles ejemplares para la formación de talentos revolucionarios.

Entraron en la plaza los bloques del Complejo Siderúrgico de Hwanghae y el Complejo Químico Juventud de Namhung, que forman parte de los pilares gemelos de la economía autárquica: industria metalúrgica y la química, y los otros de las industrias claves que registran innovaciones solidarias y auge productivo en los dominios importantes de la construcción económica y sectores principales de implementación de la resolución del VIII Congreso del Partido.

Comprobando la justeza y vigencia de la autóctona idea del Partido en materia de la construcción de las fuerzas paramilitares, pasaron por delante de la tribuna las filas de la Fábrica Textil Kim Jong Suk de Pyongyang, la Granja de Wonhwa del distrito de Phyongwon, etc. que hacen contribución tanto a la construcción económica como a la defensa nacional.

Detrás de la columna de la Academia Estatal de Ciencias, gran contingente de los científicos que propulsan la prosperidad y el fortalecimiento de la RPDC con las ciencias y tecnologías, pasaron las de los Ministerios de Cultura, Deportes y Salud Pública con la voluntad patriótica de propiciar la era dorada de cultura socialista dedicando toda la inteligencia, sudor y pasión.

Marchó impetuosamente la columna de la Guardia Roja Juvenil, heredera del espíritu valioso de la vanguardia infantil de la lucha antijaponesa y la guerrilla infantil del tiempo de la Guerra de Liberación de la Patria, tomando el juramento de defender con firmeza sus queridas escuelas y tierras natales.

Los miembros de la tribuna estimularon a los efectivos que marchaban con coraje manifestando al mundo la gran vitalidad y poderoso ente material del armamento y sistema defensivo de todo el pueblo que no se puede ver en ninguna otra parte del Planeta.

Estremecieron la plaza los gritos de convicción y voluntad que daban los integrantes de desfile con la decisión de apoyar siempre sólo al estimado camarada Kim Jong Un, General Insigne sin par, que mueve el mundo con su audacia incomparable y forja el futuro maravilloso de la patria abrazando al pueblo con el amor y confianza y abriendo la vía de victoria y prosperidad.

Se inició el avance de las columnas motorizadas del Ejército Rojo Obrero-Campesino haciendo alarde del aspecto imponente de la potencia donde todo el pueblo empuña fuerte los fusiles convirtiendo el país en una fortaleza inexpugnable en virtud de la línea militar autodefensiva del PTC.

Después del bloque de motocicletas, desfilaron el de misiles antitanques tirados por el tractor, el de artillería antiaérea y el de artilleros de lanzacohetes reactivos disfrazados demostrando la perfecta disposición de guerra para castigar implacablemente a los agresores.

Las columnas motorizadas declararon a todo el mundo que la invencibilidad de las fuerzas armadas revolucionarias de Corea reside no sólo en el ejército regular sino también en las fuerzas de defensa civil, capaces de cumplir de modo independiente cualquier operación militar y combate de la guerra moderna.

Todos los participantes dirigieron la máxima gloria y agradecimiento más profundo al invencible Comandante de Acero y patriota sin par que preparó la garantía eterna de la paz verdadera y de la victoria y prosperidad de todas las generaciones venideras al preparar el mejor potencial de defensa nacional que disuade a cualquier fuerza hostil.

Terminado el desfile, estallaron de nuevo las aclamaciones estruendosas y se lanzaron los fuegos artificiales y globos.

El Secretario General respondió cordialmente a la multitud que le vitoreaba.

El desfile de las fuerzas de defensa civil en homenaje al 75º aniversario de la fundación de la RPDC se registrará en los anales como acontecimiento histórico que hizo conocer a todo el mundo el espíritu revolucionario e ímpetu de lucha del pueblo coreano que unido compactamente en torno al estimado compañero Kim Jong Un, logra nuevos milagros y victorias en la construcción socialista y el incremento del potencial defensivo a fuerza de la fidelidad y patriotismo.

Descubre más desde KFA Euskal Herria

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo