Corea califica de justa la lucha del pueblo palestino y rechaza su estigmatización bajo el rótulo de “terrorismo”

La actual situación del Medio Oriente es el producto de la estrategia hegemónica de los EE.UU.

Palestinos celebran la destrucción de un tanque de ocupación israelí

El grave choque armado que ocurrió hace poco en el Medio Oriente es el producto inevitable acarreado por la estrategia hegemónica de los EE.UU. sobre esta región que se ha mantenido casi 80 años.

Pero, los EE.UU., con relación a esta crisis en el Medio Oriente, ignora por completo su motivo y causa, y convirtiendo lo blanco en lo negro, disfraza a Israel como la “víctima”.

Además de esto, EE.UU. está suministrando en gran cantidad los pertrechos militares a Israel, y como si no le bastara esto, trasladó el grupo de ataque de portaaviones a la zona marítima oriental del Mar Mediterráneo y está incitando de manera activa a Israel a masacrar a los palestinos.

Tal conducta de EE.UU. demuestra claramente otra vez más que lo que EE.UU. ha procedido como si fuera “coordinador justo” de la solución del problema palestino no pasa de ser una artimaña engañosa para burlar a la sociedad internacional.

A pesar de los esfuerzos incansables de la sociedad internacional, el proceso de paz entre Palestina e Israel se va extinguiendo casi y el ciclo vicioso de los choques armados sigue repitiéndose. La raíz de esta situación yace en la política de extremado favoritismo sobre Israel de EE.UU. que ha venido tolerando tácitamente y promoviendo sus ilegales maniobras de expansión territorial.

La realidad de hoy demuestra claramente qué tipo de horrible consecuencia acarreó la estrategia norteamericana sobre el Medio Oriente que tiene como su objetivo tener bajo su dominio completo esta región, que es la mayor cuenca de recursos energéticos en el mundo y un punto estratégico-militar usando a Israel como su tropa de choque y lacayo.

Ahora, no solo los países árabes, sino también, la amplia sociedad internacional condena categóricamente a los EE.UU. que apoyan y amparan activamente a Israel al estigmatizar de “acto terrorista” la lucha justa del pueblo palestino por reivindicar sus derechos legítimos.

El sistema de defensa antimisil Iron Dome de Israel construido con la ayuda norteamericana fue inutilizado por el ataque de cohetes de las fuerzas de resistencia de Palestina, y el MOSAD que fue formada con muchos esfuerzos de EE.UU. no previó el ataque sorpresivo. Sobre estos hechos se elevan las voces de lamento y burla incluso en el interior de EE.UU. y esto destaca aún más el aspecto de la derrota de este país.

Ahora EE.UU. levanta alborotos enviando a Israel ayuda militar y el grupo de ataque de portaviones, lo que comprueba su conciencia de crisis sobre el derrumbe total del sistema de dominio del Medio Oriente preparado con mucho trabajo.

Hoy, la aspiración de la humanidad que desea eliminar definitivamente el dominacionismo, las coacciones y arbitrariedades y realizar la tranquilidad y estabilidad de la región y del resto del mundo se intensifica más que nunca.

Por más que EE.UU. haga esfuerzos frenéticos nunca podrá detener el curso de la historia que aspira a la independencia, igualdad y justicia y la anacrónica estrategia hegemónica de EE.UU. será objeto de mayores protestas y condenaciones con el paso del tiempo.

Yang Myong Song

Secretario General de la Asociación Corea-Arabia

MinRex

Descubre más desde KFA Euskal Herria

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo