El Ejército Popular de Corea da por roto el Acuerdo del Dominio Militar Norte-Sur de 2018

General de Ejército Kang Sun Nam, Ministro de Defensa

El Ministerio de Defensa Nacional de la República Popular Democrática de Corea publicó el 23 de noviembre una declaración titulada “Los tipejos de la ‘República de Corea’ no podrán eludir nunca la responsabilidad de haber quebrado el Acuerdo del Dominio Militar Norte-Sur y deberán pagarlo sin falta muy caro”.

El texto completo del documento va como sigue:

El reciente lanzamiento del satélite de reconocimiento de la RPDC es una medida correspondiente al derecho a la autodefensa y el justo y legítimo ejercicio de la soberanía para vigilar con rigor y enfrentarse perfectamente a las cada día más preocupantes acciones militares de distintas formas de los enemigos en el contorno de la Península Coreana.

Sin embargo, los gángsteres políticos y militares de la “República de Corea” se muestran extremadamente conflictivos calificando el derecho legítimo de la RPDC de violación de la “resolución” de la ONU y “acto ilegal”.

Ellos convocaron sucesivamente la reunión urgente de la comisión permanente del “Consejo de Seguridad Nacional” y el “Consejo de Ministros” en que con la insistencia ilógica e injustificable, describieron el lanzamiento del satélite de exploración de la RPDC como “violación” del Acuerdo del Dominio Militar Norte-Sur y publicaron sin vacilación alguna la invalidación de algunos artículos del mismo pacto como si hubieran esperado ese pretexto.

Los tipejos de la “República de Corea” son precisamente los autores principales que aumentaron en todos los sentidos y de manera multilateral y escalonada todo tipo de provocaciones militares desafiando frontalmente al espíritu de dicho acuerdo aprobado para eliminar el peligro de choque armado en la Línea de Demarcación Militar.

Firma del Acuerdo del Dominio Militar Norte-Sur en 2018

Ya hace mucho tiempo, el Acuerdo del Dominio Militar Norte-Sur del 19 de Septiembre se ha hecho un papel mojado debido a las maniobras intencionales y provocativas de la camarilla de la “República de Corea”.

La presente locura de los enemigos deviene una manifestación evidente de la hostilidad a nuestro Estado y un reflejo de la inquietud psíquica por la amenaza que se les acerca cada momento.

Los elementos de la “República de Corea” deben pagar sin falta el precio de sus graves e irresponsables provocaciones políticas y militares que llevaron la situación actual a la coyuntura incontrolable.

Por el encargo de la Comisión Militar Central del Partido del Trabajo de Corea, el MINDEN de la RPDC expone la siguiente posición de principios frente a la situación dada.

1. A partir de este momento, el Ejército Popular de Corea no se comprometerá al Acuerdo del Dominio Militar Norte-Sur del 19 de Septiembre.

Volvimos a sacar la conclusión de que no podemos reconocer ningún acuerdo con los tipejos de la “República de Corea”, que abandonan sin vacilación alguna la elemental confianza en la contraparte y el compromiso hecho al interior y exterior del país, ni debemos tratarnos con ellos siquiera.

2. Recuperaremos enseguida todas las medidas militares que habían sido suspendidas en virtud del Acuerdo del Dominio Militar Norte-Sur.

Soldados guardafronteras del Ejército Popular de Corea

Cancelaremos las medidas militares que hemos tomado para prevenir la tensión y choque militares en todos los espacios como el terrestre, el marítimo, el aéreo y otros, y desplegaremos hacia delante de la zona de la Línea de Demarcación Militar las fuerzas armadas más poderosas y los armamentos militares de nuevos modelos.

3. En el caso de que ocurra un choque irreparable entre el Norte y el Sur, la responsabilidad recaerá totalmente sobre los tipejos de la “República de Corea”.

La situación de la más peligrosa zona de la Línea de Demarcación Militar, donde persiste el estado de enfrentamiento militar más agudo del mundo y un choque armado puede extenderse a la guerra total por cualquier menor factor eventual, llegó hoy día al estado incontrolable e irreparable debido al error irremediable que han cometido los gángsteres políticos y militares de la “República de Corea”.

La tensión militar creada debido a la extremada fiebre conflictiva con la RPDC de los enemigos confirma más claramente la necesidad absoluta y justeza de la consolidación del disuasivo de guerra nuclear y la modernización de fuerzas armadas que estamos llevando adelante por encima de todo.

Las fuerzas armadas de la RPDC seguirán de cerca los frenéticos movimientos conflictivos de los enemigos manteniendo siempre la disposición aplastante y ofensiva.

ACNC

Descubre más desde KFA Euskal Herria

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo