Kim Yo Jong: estamos listos tanto para el diálogo como para el enfrentamiento, especialmente hacemos preparativos para el segundo

Kim You Jong

La subjefa del departamento del Comité Central del Partido del Trabajo de Corea, Kim Yo Jong, hizo pública el 29 de noviembre la siguiente declaración:

Me lamenta el hecho de que el Consejo de Seguridad de la ONU, que debe respetar estrictamente el objetivo y los principios de la Carta de la ONU, va a convirtiéndose en una escena caótica donde se viola flagrantemente la soberanía de los Estados independientes por EE.UU. y algunas fuerzas sumisas, se aplica cínicamente la pauta de doble rasero y reinan la injusticia y la coacción, lo rechazo categóricamente.

A petición bandidesca de EE.UU. y sus acólitos se convocó una reunión abierta del CS de la ONU para cuestionar el lanzamiento de satélite de reconocimiento por parte de la República Popular Democrática de Corea. Todo el proceso de esta cita demuestra obviamente cuán insuficiente, falsa y pobre es la insistencia ilógica de algunos miembros de la ONU que vetan los derechos soberanos de la República Popular Democrática de Corea.

Tomo en cuenta que por falta de razones con las cuales puede criticar como lo “ilegal” el irrefutable derecho a desarrollo de cosmos de la RPDC, el representante estadounidense ante la ONU, Thomas Greenfield, había explicado humildemente la posición de EE.UU. sobre el “diálogo significante” y sus esfuerzos por la “resolución pacífica”, describiendo a su país como “víctima” de la situación actual.

Portaviones USS Ronald Reagan en aguas del sur de Corea

Pero, antes de dar su palabra de honor de que las armas de EE.UU. no apuntan a la RPDC, Thomas Greenfield debía esclarecer de dónde y por qué vinieron los objetivos estratégicos que llegan a cualquier hora a los puertos del Sur de Corea que están distanciados 500-600km de Pyongyang.

Sería mejor que también el Pentágono debiera ayudar a su representante ante la ONU para que excuse más lógicamente cuál simetría tienen la posición de EE.UU. sobre el “comprometimiento diplomático” y sus esfuerzos por la “reanudación del diálogo” con las actividades militares provocativas del portaaviones y submarino nuclear de este país desplegados en la Península Coreana.

La posición y actitud duales de EE.UU. y su pauta de doble rasero, que es el clímax de coacción y despotismo, son el factor maligno que vulnera la paz y estabilidad de la Península Coreana.

Si es la “paz mediante la fuerza” a la que se aficiona EE.UU., hablando del diálogo por delante y por detrás blandiendo armas, hemos de estar preparados tanto para el diálogo como para el enfrentamiento, en particular, hacer preparativos más estrictos para la última opción. Esta es nuestra invariable posición sobre EE.UU.

Kim Jong Un observa el lanzamiento del satélite de reconocimiento militar

Aprovecho la oportunidad para volver a aconsejar a EE.UU. que nos hizo decidir el tiempo de reinicio de diálogo Corea-EE.UU. y su tema.

No puede ser, en ningún caso, tema de negociación el derecho independiente de un Estado soberano, ni ocurriría el hecho que nos sentaremos cara a cara con EE.UU. para hablar sobre ello.

La amenaza principal para la paz y estabilidad internacionales no proviene del ejercicio del derecho independiente de la RPDC sino de la coacción y arbitrariedad de EE.UU. que lo impide.

Continuarán nuestros empeños por cultivar todos los que figuran entre los derechos independientes de nuestro Estado y la RPDC seguirá ejerciendo dignamente y sin restricción alguna los derechos independientes que todos los países miembros de la ONU disfrutan.

Descubre más desde KFA Euskal Herria

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo