Corrección de la Asociación de Amistad con Corea a lo publicado en Berria

La Asociación de Amistad con Corea en Euskal Herria quiere hacer llegar la siguiente explicación ante el artículo sobre Corea publicado anteayer en el periódico Berria:

El 15 de enero de 2024, el secretario general del Partido de los Trabajadores de Corea y presidente de los asuntos de Estado de la República Popular Democrática de Corea (RPDC), Kim Jong Un, dirigió una importante conferencia a la Asamblea Popular Suprema (parlamento). En ella propuso modificar la posición oficial respecto a la reunificación de los Estados del Norte y del Sur: los intentos realizados hasta ahora han fracasado como consecuencia de la oposición de EEUU y la República de Corea. El periodista Ander Perez Laza se hizo eco de la noticia el 16 de enero de 2024 en la web del periódico Berria. A través de este escrito quisiéramos dejar claras las razones de este cambio político, situándolas en su contexto.

En primer lugar, debemos dejar claro que no existe una situación bélica entre los Estados del Norte y Corea del Sur: la guerra ha sido siempre entre la RPDC y los EE.UU., los firmantes de la tregua de 1953 fueron la RPDC, EE.UU. y la República Popular China. Corea del Sur no tuvo ni voz ni voto en esas negociaciones. No es un matiz de cualquier tipo, ya que eso indica claramente quién es el peligro para los coreanos del norte. Sin embargo, tienen claro que el gobierno de la República de Corea es una marioneta de los norteamericanos y que la intención de acabar con la RPDC también procede de allí. Es decir, mientras el gobierno del norte apostaba por la reunificación, respetando los dos sistemas peninsulares, el objetivo del sur y de los EE.UU. siempre ha sido claro: unificarse sólo si se disuelve el sistema socialista septentrional.

Por lo tanto, la decisión que han tomado en Corea del Norte ha sido responder al clima beligerante y amenazante que viene del sur, abandonando las falsas ilusiones de reunificación: establecer claramente los límites de la RPDC en la Constitución Socialista, que hasta ahora sólo mencionaba el conjunto de la Península, para delimitar bien el ámbito de su soberanía. Es consecuencia de ello el nuevo enfoque de anexión del sur de Corea a la RPDC: no es posible una reconciliación pacífica mientras el sur quiera acabar con la existencia de la RPDC. ¿No es, acaso, en cualquier país del mundo, el “Estado más hostil” aquel que pone en peligro la existencia de su propio pueblo?

Hay que señalar también que en el artículo de Berria que hemos mencionado está mal traducida la siguiente parte: “El líder supremo de Corea del Norte (…), si la guerra reanudara, ha indicado que se debería estudiar la posibilidad de «ocupar, aplastar y reivindicar» Corea del Sur.

La Agencia Central de Noticias de Corea ha traducido en su página web esa parte en castellano como «ocuparla, pacificarla y recuperarla completamente en el caso de que estalle una guerra en la Península Coreana».

Este cambio de actitud no responde a un deseo para provocar la guerra, sino a la actitud beligerante que siempre han tenido el sur de Corea y los Estados Unidos. Por ello, creemos necesario subrayar que la posición que tiene y siempre ha tenido la RPDC en relación con la guerra no ha cambiado y Kim Jong Un lo explicitó en su discurso: “Dejo en claro que si no nos atacan los enemigos, no emprenderemos unilateralmente la guerra en ningún caso”.

Asociación de Amistad con Corea en Euskal Herria

Artículo en euskera

Descubre más desde KFA Euskal Herria

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo