Buró Político del Partido del Trabajo de Corea plantea reducir en todas las esferas las diferencias entre la ciudad y el campo

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La “Política de 20×10 para el desarrollo local”, declarada en aras del fomento de bienestar del pueblo por el Partido del Trabajo de Corea, el verdadero del pueblo, que considera como su estilo partidista revolucionario e invariable modo de existencia el ideario Iminwichon (considerar al pueblo como el cielo) y la consagración al pueblo, produce grandes repercusiones prenunciando a los habitantes de todo el país el panorama alentador de la patria, donde se crearán la nueva civilización y vida del socialismo, y los grandes cambios sin precedentes.

La estrategia de desarrollo de industria local hará realidad la transformación maravillosa que es el desarrollo simultáneo, equilibrado y vertiginoso de todo el país, que se imaginaba generación tras generación con convicción y optimismo en el largo y arduo trayecto de lucha.

Constituye la bandera combativa e imperecedero programa revolucionario de la prosperidad integral del Estado que sintetiza el sagrado ideal político, concepción de desarrollo y firme espíritu de servicio del PTC que considera la sonrisa y felicidad de pueblo coreano como símbolo del régimen socialista y pauta de evaluación del poderío nacional.

El Comité Central del PTC convocó una reunión importante que declara solemnemente el programa de ejecución y la orientación, luego de buscar en serio hasta la fecha desde la celebración de la 10ª reunión de la XIV legislatura de la Asamblea Popular Suprema los remedios que garantizarán el cumplimiento incondicional de dicha obra anhelada del siglo que aplaude el pueblo con los brazos abiertos.

Tuvo lugar del día 23 al 24 de enero la 19ª reunión ampliada del Buró Político del VIII Período del Comité Central del PTC con el objetivo de determinar e indicar el jalón trascendental del desarrollo de industria local.

Participó en la ocasión el Secretario General del Partido del Trabajo de Corea, Kim Jong Un.

Cuando él salió a la tribuna, todos los participantes pronunciaron vivas efusivas rindiendo máximo homenaje al Secretario General, gran precursor y creador de la civilización socialista, quien con sus profundas actividades ideo-teóricas y trabajo abnegado de día y noche, adelanta con seguridad el futuro de potencia próspera donde se realizan generalmente el sueño e ideal del pueblo.

En la ocasión estuvieron presentes los miembros del Presidium del BP del CC del PTC y los otros y suplentes del BP del CC del PTC y, en calidad de observador, los funcionarios de los departamentos correspondientes del CC del PTC, los secretarios responsables de los comités del PTC en las provincias, ciudades y distritos y los presidentes de sus comités populares, los jefes del departamento de organización de los comités partidistas provinciales, los funcionarios de la rama de diseño de las provincias y los ministerios y órganos centrales vinculados con la construcción de fábricas de industria local como el Consejo de Ministros y el Comité Estatal de Planificación y los altos mandos del Ejército Popular de Corea.

Por el encargo del BP del CC del PTC, el Secretario General presidió la cita.

En la 10ª reunión de la XIV Legislatura de la Asamblea Popular Suprema, el PTC y el gobierno de la RPDC definieron como importante política estatal el asunto de remodelar las fábricas de industria local de todas las ciudades y distritos del país y expusieron el proyecto de impulsarla con energía denominándolo como “política de 20×10 para el desarrollo local” del Partido, recordó el Secretario General y continuó:

En el primer cursillo de los secretarios responsables de los comités del Partido en las ciudades y distritos, efectuado hace ahora 3 años, o sea, en marzo de 2021, he instruido crear las experiencias modernizando primero como modelo las fábricas de industria local del distrito de Kimhwa tras definir el tamaño de esta obra acorde a las condiciones reales de cada distrito y normalizando su operación conforme a las condiciones propias del distrito local y examinar su eficiencia, rentabilidad y posibilidades para construir nuevamente modernas fábricas de industria local en todas las ciudades y distritos del país. Esta orientación consiste en fomentar así el mejoramiento de la elemental vida material y cultural de los habitantes locales, asegurar sus derechos e intereses y dar inicio al nuevo tiempo de desarrollo local.

Como he presentado en breve también en el discurso de orientación política en la reunión de la Asamblea Popular Suprema, celebrada el 15 de enero, el distrito de Kimhwa se beneficia mucho realmente de las fábricas de industria local, hecho que nos dio una clara concepción sobre la posibilidad de desarrollo de vida material y cultural de todas las ciudades, distritos y localidades del país.

Ante la situación económica del país y esa tarea enorme, algunos departamentos de dirección política del Partido y órganos económicos salían del paso con palabras, impotentes de buscar la posibilidad real y revolucionaria, y hasta en el reciente Pleno partidista, asumieron una actitud pasiva planeando edificar las plantas de industria local sólo en algunas ciudades y distritos con condiciones favorables y, en el caso de los demás, limitarse al impulso de los preparativos necesarios.

A enfatizar otra vez, debemos reconocer sin objeción ni subterfugio que no se puede cumplir correctamente la política del Partido sobre el desarrollo económico, consistente en disminuir las diferencias entre la ciudad y el campo y desarrollar la economía local, ni lograr nunca un cambio evidente en la vida poblacional, si nos quedamos inactivos sólo con palabras sin tomar una decisión revolucionaria ni tener el coraje, cautivados de las desfavorables condiciones subjetivas y objetivas.

En el momento actual, es preciso establecer una estrategia revolucionaria, tomar las medidas en todos los dominios para desarrollar la industria local de manera general y equilibrada preparando y aprovechando con máxima eficiencia los recursos económicos y las fuentes de materias primas de las ciudades y distritos e impulsar el crecimiento multilateral al fomentar el desarrollo típico de la economía de cada localidad, ampliar la dimensión de inversiones para el respecto y crear la corriente de emulación. He aquí la tarea actual muy acuciante para llevar a un escalón más alto el nivel de vida material y cultural de la población local y la opción y decisión muy importantes, responsables y oportunas también en vista de las perspectivas de la política de desarrollo local socialista del PTC.

El suministro deficiente a los habitantes locales hasta de los artículos de primera necesidad como condimentos, alimentos y productos de consumo se presenta hoy día para nuestro Partido y gobierno como un serio problema político que no se puede desatender en ningún caso.

La “política 20×10 para el desarrollo local” de nuestro Partido, declarada como orientación política en la reciente sesión de la Asamblea Popular Suprema a base del reconocimiento de tal realidad, no se trata de un ideal verbal de antes ni de una propaganda, sino la línea de gran cambio, que se ha decidido resueltamente a partir de la garantía de cumplimiento planificado, y otra revolución gigantesca para traer un cambio radical en la concepción de nuestros habitantes, así como la obra anhelada del siglo.

Con el deseo o empeño pasajeros no se puede realizarla correctamente. Para cumplirla, hace falta establecer con minuciosidad y osadía una orientación científica de lucha, métodos correctos y medidas concretas y ponerlos en práctica con acciones revolucionarias.

Actualmente, la economía local en general se encuentra en el estado deplorable de no disponer ni de las condiciones básicas y existen serio desequilibrio y muchas diferencias en el entorno geográfico, potencialidades económicas y ambiente de vida de cada localidad.

Por eso, hay que trazar los planes y proyectos concretos con posibilidades de cumplimiento y ponerlos correctamente en práctica uno tras otro con una cuenta científica, lo cual traerá un cambio real que permita llevar a una etapa superior en escala nacional el nivel de la vida material y cultural básica de la población de cada región.

A partir de las demandas de la coyuntura de viraje para propiciar el tiempo de desarrollo general del socialismo, tuvimos una comprensión profunda de la importancia y perentoriedad de la construcción del nuevo campo ideal del socialismo y estamos logrando con una lucha de grandes proporciones el gran cambio por la prosperidad rural que fue dispuesto ya.

En tales condiciones, no es nada fácil como decirlo con palabras impulsar estrictamente al mismo tiempo esa obra de otro frente y nueva etapa de la revolución gigantesca, que es el desarrollo integral de industria local.

Pero, estoy decidido a hacerlo.

La pasividad no es nuestro genio.

¿Será posible hacerlo? Sí podemos hacerlo sin falta y lo haremos. Y debemos hacerlo.

Recompensaré, aunque un poco, la esperanza del pueblo al producir a todo trance el cambio sustancial para el desarrollo de industria local.

Acelerar la construcción de una sociedad civilizada donde lo todo se desarrolla al mismo tiempo al reducir en todas las esferas las diferencias entre la ciudad y el campo y entre el centro y las localidades y, en particular, prestar la atención primordial a fomentar el bienestar de los habitantes locales, proteger sus derechos e intereses y mejorar el ambiente de vida de las localidades y zonas rurales. Esto es el principio importante, que debe mantener en la época actual nuestro Partido, y su tarea de lucha política a ser cumplida sin falta para propiciar la era de desarrollo integral del socialismo.

Como he apuntado en el discurso de orientación política pronunciado hace poco, no debemos esperar con brazos cruzados la mejoría de la situación y condiciones, sino buscar muchos más trabajos para cumplir nuestra misión natural por el bien de nuestro pueblo, elaborar nuevas políticas asumiendo voluntariamente la alta responsabilidad y esforzarnos con plena confianza por su implementación.

Por eso, convocamos la reunión ampliada del Buró Político del CC del PTC a fin de discutir y determinar los problemas referentes al cumplimiento de la “política de 20×10 para el desarrollo local”, dijo el estimado camarada Kim Jong Un y planteó los puntos de la agenda a debatir en esta ocasión.

En la cita, se abordó como agenda principal el tema de impulsar enérgicamente la “política de 20×10 para el desarrollo local” del PTC y se plantearon las medidas que se debe tomar para la conclusión pronta de la construcción de establecimientos importantes, que se promueve en virtud de la política, y el desarrollo independiente de las provincias, ciudades y distritos.

Kim Jae Ryong, secretario del Comité Central

El secretario del CC del PTC, Kim Jae Ryong, presentó el informe sobre la agenda principal.

La “política de 20×10 para el desarrollo local”, que abrirá la fase de cambio trascendental en el trayecto de lucha por la prosperidad y desarrollo de nuestro Estado y el fomento del bienestar del pueblo, es el gran programa estratégico sobre el desarrollo de industria local del carácter más revolucionario, declarado con solemnidad como política estatal por el Secretario General, luego de definir el rumbo político con mucho esfuerzo y meditación para la mejoría de la vida de habitantes locales y determinar en todos los aspectos hasta la posibilidad de su implementación tras pasar la etapa de acumulación de experiencias, recordó.

Se refirió al curso de declaración a todo el mundo de esa política por el Secretario General.

Se hizo posible forjar con mayor seguridad la era de desarrollo integral en aras de la prosperidad estatal, gracias al establecimiento de nueva política de desarrollo de industria local que es la tarea apremiante para el PTC y el gobierno de la RPDC, que debe ser cumplida con mucho trabajo concediendo mayor prioridad, y la revolución gigantesca para hacer realidad el anhelo de los habitantes locales, dijo.

Si bien echamos una vista retrospectiva a la historia del PTC de casi 80 años y la de la RPDC de 75 años, no podemos encontrar una política tan revolucionaria, popular y original en su carácter, dimensión y profundidad como la nueva de desarrollo de industria local, acotó.

Dio énfasis en la justeza de esta política y su importancia clave para lograr la prosperidad general del Estado precisando que ella refleja la firme decisión y voluntad del Secretario General quien quiere mejorar rápido la vida material y cultural de la población local, incluidos los moradores del campo que vivirán en modernas viviendas rurales gracias al cumplimiento del programa de revolución rural de nueva época, al remodelar por completo en los 10 años próximos todas las fábricas de industria local del país.

La ejecución perfecta de cada año de las obras para la implementación de la “política de 20×10 para el desarrollo local” significa la bandera revolucionaria, que permite mantener de modo correcto la ruta de desarrollo estatal en cualquier situación, y el arma de triunfo que hará posible alcanzar sin falta la meta propuesta al enfocar en un punto aspirado el fervor patriótico de todo el pueblo, señaló.

Así escribirá la crónica orgullosa de viraje revolucionario en la historia de la RPDC como la fuerza motriz capaz de impulsar más rápido y dinámico la prosperidad y desarrollo de nuestro Estado y el fomento de bienestar del pueblo, afirmó.

Acto seguido, intervinieron el secretario responsable del Comité del PTC en la Provincia de Hwanghae del Norte, Pak Chang Ho, el presidente del Comité Popular del Distrito de Unsan, Jang Myong Un, el secretario responsable del comité partidista en el distrito de Kimhwa, Kim Myong Chol, el vicepremier y presidente del Comité Estatal de Planificación, Pak Jong Gun, el primer subjefe de departamento del CC del PTC, Ri Hi Yong, y los secretarios del CC del PTC, Pak Jong Chon y Ri Il Hwan.

Manifestando el apoyo y consentimiento plenos a la aprobación como una resolución del BP del CC del PTC el plan de implementación de la “política de 20×10 para el desarrollo local” del carácter más revolucionario, popular y original que sintetiza el fuerte espíritu de servicio al pueblo del Secretario General, gran revolucionario, y su voluntad resuelta, tomaron la decisión de cumplir sus responsabilidades al frente de la causa sagrada para convertir la línea revolucionaria del CC del PTC en una realidad maravillosa.

El BP del CC del PTC organizó las reuniones de estudio y consulta por comisiones con el fin de remediar los problemas de trabajo económico, surgidos en el cumplimiento de la política referida.

El estimado camarada Kim Jong Un dio valiosas instrucciones sobre el rumbo de celebración de esas reuniones.

Dijo que todos los participantes deben examinar en detalles tales problemas surgidos en el cumplimiento de la política en cuestión para orientarlos a que esta obra importante dé un resultado sustancial.

Instruyó profundizar el estudio y consulta dando enfoque a tomar las medidas detalladas y minuciosas sobre estos asuntos; definir correctamente el orden de los distritos en el principio de garantizar el carácter planificado, concentrado y perspectivo, dado que se construirán al año las fábricas de industria local en los dos distritos por cada provincia; guardarse de la uniformidad y fijar correctos índices productivos según las potencialidades económicas y profesionalidad de las ciudades y distritos correspondientes y su extensión geográfica y población; formar con previsión a los técnicos y obreros calificados necesarios a la administración de las plantas; organizar el equipo de construcción y establecer un ordenado sistema de trabajo.

Según el rumbo de debate indicado por el Secretario General, la reunión ampliada del BP realizó en dos días las sesiones de estudio y consulta por comisiones.

Los miembros del BP del CC del Partido dirigieron estas citas.

Fueron reflejadas suficientemente en el proyecto de resolución las propuestas racionales y realizables y las opiniones innovadoras y aspirantes al desarrollo, planteadas en esas sesiones.

El secretario de organización del Comité Central del PTC, Jo Yong Won, presentó al BP el proyecto de resolución completado.

Por la propuesta del Secretario General, se concedió el derecho a voto también a los miembros suplentes del BP del CC del Partido y todos los observadores.

Quedó aprobada por unanimidad la resolución que exige impulsar con energía la política del Partido sobre el desarrollo de industria local.

El secretario del CC del Partido, Pak Jong Chon, dio lectura a la orden del Presidente de la Comisión Militar Central del PTC “A movilizar las unidades del Ejército Popular en la lucha por cumplir la resolución de la 19ª reunión ampliada del Buró Político del VIII período del Comité Central del Partido que exige producir una revolución en la industria local”.

El Secretario General firmó la orden de puño y letra y la entregó personalmente al jefe del Estado Mayor General del Ejército Popular de Corea.

En la ocasión se discutieron y se resolvieron como próximos puntos de la agenda las importantes medidas partidistas para llevar a feliz término las obras principales, que se promueven como política para fomentar el bienestar del pueblo, y se tomaron las medidas de trabajo para garantizar de manera sostenible el desarrollo independiente y flexible de las provincias, ciudades y distritos.

El Secretario General pronunció el programático discurso de conclusión “Para dar un impulso fuerte a la ‘política de 20×10 para el desarrollo local’ del Partido”

“Camaradas;

La 19ª reunión ampliada del BP del VIII Período del CC del Partido discutió y decidió con seriedad las medidas de ejecución de la “política de 20×10 para el desarrollo local”, que permitirá lograr posteriormente un desarrollo seguro y vertiginoso de la economía local y dar un gran impulso a la prosperidad integral del Estado, y los asuntos para terminar con prisa las obras principales que se impulsan como política.

De veras, ha tomado la opción y decisión importantes e históricas.

Así se inició nueva revolución orientada a eliminar en los 10 años próximos los atrasos del siglo latentes en las localidades y satisfacer el anhelo de la población local, se tomaron las medidas que harán posible llevar a feliz término los asuntos importantes para el fomento de bienestar del pueblo, y se dará un enorme vigor a nuestra lucha gigantesca hacia el desarrollo integral del socialismo.

Es muy grande la significación estratégica de la presente reunión ampliada del BP y estoy muy complacido de que se hayan aprobado en esta ocasión las resoluciones importantes que patentizan los principios fundamentales de lucha y las líneas del Partido y el carácter popular de que ellos están penetrados.

A través de esta sesión, nuestro Partido determinó las medidas de todos los ámbitos, que hacen viable desarrollar la industria local de manera simultánea, muy equilibrada, integral, eficiente y original, y preparó la garantía de su ejecución, hecho que levantó un jalón trascendental en la historia de su lucha librada a lo largo de casi 80 años desde su fundación orientando lo todo por el bien del pueblo.

Como he mencionado ya, no es un problema fácil de decidir el cumplimiento simultáneo de las dos etapas de la revolución, al formar otro frente enorme para abrir una nueva fase de desarrollo de la industria local de todo el país cuando marcha en gran medida a lo largo y ancho del país la construcción de viviendas rurales, que es otra obra tremenda y audaz, nunca vista antes, para eliminar definitivamente los atrasos del campo.

Pero, tomamos la decisión importante de desplegar sin vacilación alguna la nueva lucha porque el anhelo de la población local es precisamente el de nuestro Partido y el desarrollo de industria local significa el de las regiones que traerá la prosperidad y crecimiento generales del Estado.

En esta ocasión, he subrayado de nuevo que acelerar la construcción de una sociedad rica y civilizada donde lo todo se desarrolla al mismo tiempo al reducir en todas las esferas las diferencias entre la ciudad y el campo y entre el centro y las localidades y, en particular, prestar la atención primordial a fomentar el bienestar de los habitantes locales, proteger sus derechos e intereses y mejorar el ambiente de vida de las localidades y zonas rurales constituyen el principio importante, que debe mantener en la época actual nuestro Partido, y su tarea de lucha política a ser cumplida sin falta para transitar a la era de desarrollo integral del socialismo.

Debemos convertir sin falta y de modo impecable en un gran cambio las resoluciones significativas de hoy con acciones audaces al fomentar la tradición y temperamento de lucha, propios de la revolución coreana, que están penetrados de la innovación y avance continuos.

Camaradas;

El apoyo fervoroso de todos los participantes, que ha caldeado todo el momento la sede de esta reunión, me hizo percibir, tal como es, el ambiente más animado que nunca en todo el país y pude confirmar de nuevo la justeza de nuestra decisión al ver la sinceridad de ustedes que toman parte en la discusión de agenda con una posición responsable y activa, hecho que me da gran fuerza y me pone complacido por poder abrigar el optimismo de las perspectivas de nuestro trabajo.

Convencido de que por esta razón, nuestra obra nueva para los habitantes queridos tendrá un proceso y conclusión perfectos y sustanciales, al igual que su inicio conmovedor, quisiera subrayar algunos problemas importantes, surgidos en la ejecución cabal de los artículos discutidos y decididos profundamente en la presente reunión del BP.

Para lograr desde este año el resultado exitoso de la “política de 20×10 para el desarrollo local”, hay que proyectar y dirigir concreta y sustancialmente los quehaceres para su materialización.

Sobre todo, es menester establecer en las ciudades y distritos de todo el país un ordenado sistema de trabajo para construir las fábricas de industria local.

Esto resulta importante en cualquier cosa.

Se construyen cada año, sin ninguna falta, las viviendas para diez mil núcleos familiares porque la obra de repartos residenciales para 50 mil núcleos familiares en esta capital se impulsa fuertemente a base de un ordenado sistema de trabajo.

Asimismo, hay que establecer primero un correcto sistema de trabajo para construir cada año sin falta las fábricas de industria local en 20 ciudades y distritos.

El “comité no permanente para el impulso de la política 20×10 para el desarrollo local”, que será organizado en lo adelante, deberá consolidar su capacidad de control luego de establecer el ordenado sistema de controlar y dirigir de manera unificada todos los trabajos vinculados con la construcción de las fábricas de industria local y los preparativos de su operación desde el diseño hasta el abastecimiento de materiales y fondos y el acondicionamiento de las bases de materias primas.

Es imprescindible que estrechen la cooperación entre sí los integrantes de ese comité como los funcionarios de los departamentos del CC del Partido, el Ministerio de Defensa Nacional y los ministerios y órganos centrales correspondientes.

El Partido exige remodelar las fábricas de industria local como las del distrito de Kimhwa.

Esto significa que se debe garantizar como ellas el nivel de modernización y condiciones cultas de trabajo y vida, pero no definir uniformemente los tamaños de plantas, al igual que ese distrito, destacó el Secretario General y agregó que la dimensión debe ser determinada a base del buen cálculo del número de habitantes y sus necesidades, la situación económica y condiciones geográficas naturales de cada ciudad y distrito.

Resulta especialmente importante garantizar los diseños convenientes a las situaciones concretas de cada ciudad y distrito y establecer un estricto sistema de deliberación tripartita entre las entidades de diseño, ejecución de obra y operación, para que no surjan inconvenientes durante el funcionamiento de las plantas, enseñó.

A la hora de escoger el solar de una fábrica, hay que pensar primero si este local puede satisfacer las condiciones necesarias para la operación de planta, inclusive el suministro de electricidad y aguas de uso industrial, y ocupa una posición favorable para el transporte y, en particular, tomar en cuenta si puede causar alguna incomodidad a los habitantes, instruyó.

Diciendo que ha colocado al frente de la lucha por el desarrollo de industria local al Ejército Popular más vigoroso y combativo, apuntó que este cuerpo armado debe ser el abanderado y protagonista en la campaña magna por cumplir esta tarea revolucionaria, anhelada por el Partido, y preservar su honra de creador y defensor de la felicidad del pueblo.

Tras referirse al problema de introducir alto sentido de responsabilidad en la inspección y control sobre todos los procesos de construcción y el de suministrar a tiempo los materiales necesarios, resaltó la importancia de definir el nivel de modernización de equipos para las fábricas de industria local a lo más alto que el del distrito de Kimhwa.

Al paralelo de la construcción, hay que impulsar con previsión las labores para normalizar y revitalizar la producción en las fábricas de industria local, recalcó e instó a los comités partidistas de las ciudades y distritos que acepten como trabajo suyo la labor para incrementar la capacidad productiva de las bases de materias primas y la impulsen con tesón movilizando ideológicamente a los funcionarios, militantes del Partido y trabajadores de las respectivas zonas.

También hizo referencia a la misión de modernas fábricas de industria local, construidas en las ciudades y distritos, de producir muchos artículos de buena calidad, los favoritos del pueblo, al prestar mucha atención al mejoramiento cualitativo.

Al igual que el largo viaje comienza con el primer paso y la buena partida puede hacer vigoroso el próximo paso, se puede impulsar anualmente sin falta la edificación de fábricas de industria local previendo la posibilidad segura del triunfo de la “política de 20×10 para el desarrollo local”, presentada por el Partido, si se concluye con éxito la misma obra planeada para este año, señaló y añadió que se ha tomado una medida del partido que exige a los miembros del BP encargarse cada uno de una ciudad o distrito para dar impulso fuerte a la construcción de ese tipo.

Los secretarios responsables de los comités partidistas en las provincias, ciudades y distritos son precisamente el organizador y ejecutor directo del cumplimiento de dicha política, dijo el Secretario General y continuó que ellos deben asumir voluntariamente los trabajos urgentes e imprescindibles y cumplir bien sus responsabilidades preocupándose y pensando siempre en el desarrollo de las respectivas zonas y el mejoramiento de la vida poblacional.

En particular, el CC del PTC evaluará el partidismo, la afinidad al pueblo y la responsabilidad de los secretarios responsables tomando en consideración el estado de ejecución de la política de desarrollo local, apuntó.

Instruyó a los secretarios responsables de los comités partidistas provinciales preparar las bases de materias primas para poner realmente en operación las fábricas de industria local de 2 ciudades o distritos, a ser construidas este año, realizar con responsabilidad la formación de obreros calificados e informar su resultado a finales del año al Pleno del CC del PTC.

Prosiguió que los presidentes de los comités populares de las provincias, ciudades y distritos deben elevar la responsabilidad y papel en el cumplimiento de la política de desarrollo local como cabezas de familia encargadas de la vida de los habitantes locales y luchar con total entrega por propiciar la nueva era de cambio de localidades, unidos con el CC del PTC con la misma alma y voluntad.

La sección de dirección de la construcción de industria local a ser instaurada en el Departamento de Organización y Dirección del CC del PTC ha de realizar bien la dirección política sobre la ejecución de la “política de 20×10 para el desarrollo local” y garantizar por vía partidista su implementación, dijo y aclaró en detalles la misión y papel de esa oficina.

Mencionó que en la reunión de hoy, se tomaron las importantes medidas partidistas para la terminación rápida de obras importantes, previstas en la política, que se quedan inconclusas.

Es indispensable lograr este año también los cambios sustanciales, aplaudidos y esperados por el pueblo, dijo y continuó:

Hoy en día, se nos presenta la tarea importante y honrosa de prepararle al pueblo las condiciones y ambiente de una vida más civilizada y feliz.

Les toca a los cuadros directivos del Partido y el gobierno, presentes aquí, materializar sin falta la resolución de esta reunión apreciando como línea de vida la gran confianza de decenas de millones de habitantes y dando pruebas de su empeño y denuedo para hacer repercutir por doquier del territorio nacional las risas de felicidad del pueblo.

Lo que se debe tener bien presente y tomar conciencia es la mentalidad y actitud de servirle al pueblo.

Creo que el éxito o no de la magna labor revolucionaria, que nos propusimos, debe ser garantizado por la firme concepción sobre el pueblo de nuestros cuadros directivos y funcionarios, antes de la disposición o no de los fondos, materiales y mano de obra y la posibilidad de su suministro y de la minuciosidad de operaciones económicas.

Habría que tener siempre presente qué significa el pueblo para nosotros y para qué y para quién hemos asumido por sí solos este trabajo enorme aun en el tiempo tan difícil.

Se pondrá a la vista, no en un futuro lejano sino como realidad cercana, la nueva era de transformación de localidades, gracias a la línea y orientación de lucha más acertadas, indicadas por nuestro Partido, las experiencias ya acumuladas y las firmes potencialidades de la economía autárquica.

Les compete a todos los funcionarios responder sin falta y de modo incondicional a la gran confianza de nuestro pueblo, al cumplir con su misión y deber en implementar de una manera más cabal y perfecta la resolución aprobada en la reunión ampliada del BP de hoy.

Con la convicción y coraje centuplicados, luchemos todos enérgicamente por el nuevo resultado transformador de nuestra gran causa, por el desarrollo integral del socialismo y por el bienestar de nuestro gran pueblo.

En esta alocución, evaluó la importancia estratégica de la reunión ampliada del BP del monte Myohyang expresando gran satisfacción de que ella haya discutido y decidido con seriedad las medidas de ejecución de dicha política, que permitirá lograr en el futuro un progreso evidente y vertiginoso de la economía local y dar gran aliento a la prosperidad integral del Estado, y los problemas para terminar rápido las obras importantes que se impulsan como política.

Debemos convertir sin falta y de modo impecable en un gran cambio las resoluciones significativas de hoy con acciones audaces al fomentar la tradición y temperamento de lucha, propios de la revolución coreana, que están penetrados de la innovación y avance continuos, dijo el Secretario General y resaltó los asuntos importantes surgidos en la ejecución de los puntos discutidos y decididos en la reunión.

Instó a los cuadros directivos del Partido y el gobierno a hacer repercutir las sonrisas de felicidad del pueblo en todas partes del territorio nacional al cumplir de manera más consecuente y perfecta la resolución de esta reunión conservando como línea de vida la gran confianza de decenas de millones de habitantes.

Les exhortó fervientemente a luchar vigorosamente con la convicción y coraje centuplicados por el nuevo resultado transformador de la gran causa, el desarrollo integral del socialismo y el bienestar del gran pueblo coreano.

Conmovió mucho a los participantes el discurso de conclusión que enseña cómo debe ser fiel al gran pueblo el PTC, que viene escribiendo la historia más larga en el poder bajo el apoyo y confianza absolutos de las masas populares, y con qué sinceridad y capacidad ejecutiva ha de trabajar por el destino y porvenir de ellas.

Todos los participantes expresaron con aclamaciones y aplausos estruendosos el apoyo y consentimiento totales al discurso de conclusión que expone el proyecto de operaciones más científico y la metodología acertada para cumplir de manera detallada y exitosa la enorme tarea de traer el cambio de siglo que convertirá todo el país en un paraíso ideal del pueblo, en lo conveniente a su calidad y prestigio de potencia.

Cuando corone el 2024 como otro año de grandes cambios y dé firme continuidad a los 10 años próximos con éxitos sucesivos según el espíritu principal de la reunión ampliada del BP de acelerar aun más el desarrollo integral del socialismo al mejorar sustancialmente en una etapa más alta la vida de todo el pueblo mediante un impulso fuerte a la revolución de industria local, el pueblo coreano podrá demostrar claramente ante la historia y el mundo cómo son la autoconfianza, gran tradición de la revolución coreana, y el socialismo por el estilo coreano, centrado en las masas populares.

La reunión, efectuada bajo la gran esperanza y atención de los militantes de todo el partido y todos los habitantes y oficiales y soldados del Ejército Popular, se registrará en los anales como evento político especial que hizo más evidentes la naturaleza revolucionaria y carácter popular del PTC, que toma la doctrina de conceder primacía a las masas populares como su máximo programa y principio de lucha, y dejó abierta la histórica vía de prosperidad local para cumplir el anhelo de siglo del pueblo.

ACNC

Descubre más desde KFA Euskal Herria

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo