Conmemoran el 92º aniversario del Ejército Revolucionario Popular de Corea

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El pueblo coreano acoge significativamente el 92º aniversario de fundación del Ejército Revolucionario Popular de Corea.

El 25 de abril del 21 de la era Juche (1932), el Presidente Kim Il Sung fundó esas primeras fuerzas armadas del tipo Juche en que se alistaron los hijos excelentes del pueblo coreano.

La fundación del ERPC fue un acontecimiento histórico que declaró la resistencia antiimperialista bajo la consigna de lograr la liberación nacional e independencia con las fuerzas propias y dio inicio a nueva época de la revolución del Juche, que se apoya en las poderosas fuerzas armadas revolucionarias.

Así se cumplió el anhelo del pueblo coreano de tener su ejército verdadero y comenzó la historia siempre victoriosa de la revolución coreana que defiende firmemente la soberanía y dignidad de la nación haciendo frente rotundo a las fuerzas agresoras imperialistas.

La importancia capital de la fundación del ERPC reside en haber dado la garantía político-militar para realizar firmemente la dirección del líder sobre la revolución coreana en su conjunto.

Como resultado de la ardua y heroica lucha del ERPC organizado y guiado por el gran Líder, se cumplió la histórica causa de liberación de la patria el 15 de agosto de 1945.

La lucha armada antijaponesa enseñó la verdad de que las poderosas fuerzas armadas deciden el destino de un país y su nación y garantizan la felicidad y futuro de su pueblo.

Las fuerzas armadas revolucionarias de la RPDC crecieron como cuerpo armado elite, capaz de enfrentarse a cualquier guerra moderna, en el largo trayecto desde su nacimiento hasta hoy día en que habían librado el combate de guerrillas, la guerra regular y hasta el enfrentamiento sin detonaciones.

Por eso, el 25 de abril reviste importancia histórica en la construcción de las fuerzas armadas revolucionarias y el cumplimiento de la causa revolucionaria del Juche.

Kim Jong Un realiza visita la Academia General Militar Kim Il Sung

El estimado camarada Kim Jong Un, Secretario General del Partido del Trabajo de Corea y Presidente de Asuntos Estatales de la República Popular Democrática de Corea, realizó el día 25 una visita congratulatoria a la Academia General Militar Kim Il Sung, supremo centro de educación militar en la RPDC, en ocasión del aniversario 92 de la fundación del Ejército Revolucionario Popular de Corea.

Todos los profesores, trabajadores y cadetes de la academia se encontraban muy emocionados y jubilosos por el gran honor y privilegio de tenerle en su plantel docente en el día de fundación de las primeras fuerzas armadas verdaderas de Corea, que acogieron cuando se demuestra a todo el mundo la poderosa capacidad de autodefensa de las fuerzas armadas revolucionarias que garantizan con armas el fortalecimiento y prosperidad de la patria.

Cuando el Secretario General llegó a la academia, estremecieron el cielo de abril los vítores al gran Comandante Supremo, símbolo de la supremacía y bandera de victorias de la Corea del Juche.

Le dio el parte de recepción el rector general de la academia.

Un profesor y un estudiante le entregaron los ramos de flores recogiendo el sentimiento de fuerte veneración de los oficiales y soldados de todo el ejército.

Respondiendo a las aclamaciones, el estimado camarada Kim Jong Un estimuló cordialmente a todos los profesores, empleados y cadetes que apoyan con fidelidad la idea y causa del PTC para la construcción de un ejército poderoso en esta academia, que está ligada con el nombre valioso e historia gloriosa de las fuerzas armadas revolucionarias proporcionándoles el heroísmo y el poder invencible.

Le acompañaron en la ocasión Pak Jong Chon, vicepresidente de la Comisión Militar Central del PTC y secretario del Comité Central del Partido, Kang Sun Nam, ministro de Defensa Nacional de la RPDC, Ri Yong Gil, jefe del Estado Mayor General del EPC, los comandantes de fuerzas armadas de diferentes tipos y los jefes de grandes unidades combinadas.

El Secretario General pronunció el discurso conmemorativo de la visita que sigue:

“Profesores, investigadores y cadetes de la Academia General Militar Kim Il Sung;

Camaradas:

Una gran alegría y emoción me produce el encuentro con ustedes en mi visita a la Academia General Militar Kim Il Sung, centro militar primogénito del país y fidedigna cantera de cuadros medulares de nuestro ejército en este día significativo en que se fundaron las primeras fuerzas armadas de Corea.

Si la fundación del Ejército Revolucionario Popular de Corea que festejamos por todo lo alto y rememoramos con devoción su profundo significado fue el origen de la excelsa y sagrada historia de nuestro ejército, la creación y el desarrollo de la Academia General Militar Kim Il Sung constituyen una trayectoria orgullosa que adornó de victorias consecutivas su avance ininterrumpido.

En virtud del papel protagónico de los competentes talentos militares, nuestras fuerzas armadas revolucionarias siempre han obtenido victoria tras victoria durante más de 90 años y la Academia General Militar Kim Il Sung se sitúa con todo derecho entre los que han realizado los méritos más destacados.

En el mundo no existe otra escuela militar suprema y base educativa y científica militar integral que desde la enconada guerra en que se fundó escribe su orgullosa tradición e historia como destacamento combativo más fiel al Partido y ha hecho aportes excepcionales al poderío del ejército y a la causa revolucionaria.

El mero hecho de que numerosos comandantes e hijos robustos oriundos del plantel defiendan con firmeza todos los frentes y puestos y añadan dignidad y honor a la proeza de triunfos del legendario Ejército Popular de Corea lo hace merecedor de elogios perpetuos.

En representación del Comité Central del Partido y el Gobierno de la República, valoro altamente las hazañas de todos los profesores, investigadores y funcionarios de la academia quienes han asegurado de generación en generación y siglo tras siglo la potencialidad e invencibilidad del heroico Ejército Popular de Corea con su devoción patriótica sin par y resonantes éxitos docentes y científicos y han sido infinitamente leales a la idea y dirección del Partido, y se lo agradezco de todo corazón.

Camaradas;

Un ejército fuerte es el pilar y futuro de la potencia. La existencia, la prosperidad y la ruina de un Estado dependen por entero de su fortaleza o debilidad.

Una casa con pilares firmes no se derrumba. De la misma manera, la consolidación del núcleo del Ejército Popular lo fortalece y lo hace más potente.

La tarea principal de la academia es formar a más talentos militares totalmente preparados para la guerra moderna y comandantes fidedignos del ejército del Partido, que son conscientes de su sagrada misión de salvaguardar la soberanía y preservar la paz y seguridad y que asumen plena responsabilidad del futuro de la patria y la revolución que deben forjar antes que nadie.

Cuanto más fiel sea ella a su misión sagrada, tanto más elevará la capacidad de combate, y en proporción directa a ello se acrecentarán la inquietud y el temor del enemigo.

La carreta de nuestra historia que promete victorias sucesivas no dará jamás marcha atrás mientras que la academia, cuna en que crece nuestro ejército y fuente de todas sus victorias, se mantiene con firmeza como plantel incondicionalmente fiel al Partido, centro de la revolución de tácticas que decidirá el destino de la guerra revolucionaria y base de formación de talentos militares.

Camaradas:

Nuestra generación asume la extraordinaria misión de poner de relieve, con más claridad y como gran victoria para nuestra época y el devenir de la historia, el noble ideal y la verdad de triunfos consecutivos que las primeras generaciones de nuestras fuerzas armadas dejaron grabados en la sagrada bandera roja.

En este momento y en este significativo lugar en que percibimos una vez más el gran peso de la sagrada misión que nuestro ejército asume para la época y la revolución, además del hondo significado histórico de la fundación del Ejército Revolucionario Popular de Corea, hago un llamado enérgico a todos los profesores, investigadores y cadetes aquí presentes:

Para nuestro amado Estado, para la eterna supremacía mundial de nuestro ejército, sirvamos lealmente con el espíritu revolucionario intransigente, con los cambios en la educación militar y con la aplicación en el estudio.

¡Gloria al futuro espléndido de la academia!”

Terminado el discurso, todos los reunidos rindieron homenaje al mejor general del mundo quien escribe nueva crónica de la obra por el país próspero y el ejército poderoso glorificando con la supremacía y máximo honor la dignidad y la heroica historia de victorias de las fuerzas armadas revolucionarias de Corea, que tienen su origen en el Paektu.

El Secretario General felicitó cordialmente una vez más a los profesores, empleados y cadetes que celebran con el gran orgullo por la historia sagrada y la voluntad de continuarla la efeméride muy significativa y gloriosa para el partido, el Estado y el pueblo.

Recorrió el museo de la historia revolucionaria y la sala de presentación del historial.

Recordó con profunda emoción las imperecederas hazañas históricas del Presidente Kim Il Sung, fundador de la academia en el período de la encarnizada Guerra de Liberación de la Patria, y el Dirigente Kim Jong Il quienes con su dirección enérgica, la convirtieron en la base central de formación de los pilares del EPC y el plantel docente de talla mundial que tiene prestigio y antecedentes de haber multiplicado el ímpetu invencible y renombre imponente en la historia de victorias de las fuerzas armadas de la RPDC.

Dijo que esta academia, que vino compartiendo el mismo propósito y marcando los pasos con el PTC tanto en los días gloriosos como en los de pruebas, debe formar mejor a mucho más comandantes competentes que sean capaces de garantizar con el fusil la historia eterna de la potencia independiente dando continuidad a la trayectoria y tradición de fidelidad.

Guiado por los directivos de la academia, el Secretario General presenció una lección dada en un aula y un seminario efectuado en la sala de estudio de métodos didácticos.

Acto seguido, averiguó en detalle el estado de modernización de la enseñanza en la sala de administración integral de la docencia y se mostró muy complacido por los éxitos alcanzados por la academia.

Evaluando el sector de educación militar como baluarte y frente avanzado para consolidar la base principal del ejército del Partido, apuntó que si el futuro de la causa revolucionaria del Juche, iniciada en el Paektu, depende del gran poderío y la combatividad invencible del EPC que debe desarrollarse sin parar a las alturas de la época actual, esta capacidad combativa ha de ser garantizada con la alta competencia de los educadores de la academia y los magníficos resultados de enseñanza.

Presentó las tareas y remedios importantes para llevar a nueva etapa superior la labor docente de la academia señalando que ella debe formar a todos los estudiantes como comandantes omnipotentes, inteligentes y valientes con la fidelidad absoluta al partido y la revolución y alta capacidad militar, al mantener invariablemente y cumplir perfectamente el lineamiento de 4 puntos del Partido sobre el fortalecimiento del ejército y la orientación de sintetizar y modernizar los contenidos de educación militar tomando en cuenta las circunstancias de un combate real.

El estimado camarada Kim Jong Un se tomó las fotos de recuerdo con los profesores, trabajadores y cadetes.

Todos ellos expresaron agradecimiento al gran maestro y padre generoso quien enseñó la vía de avance de la academia con su genialidad ideo-teórica y clarividencia científica dando repetidas muestras de gran afecto y confianza.

El Secretario General expresó la esperanza y convicción de que en lo adelante también, la Academia General Militar Kim Il Sung guiará el nuevo período de ascenso para la construcción del ejército poderoso manteniendo su prestigio y honor que ha ganado por haber garantizado el futuro eterno de las fuerzas armadas revolucionarias con orgullosos éxitos de la educación militar.

Terminada la filmación, repercutieron los gritos de “Kim Jong Un” y “Defensa a ultranza”.

Acto seguido, el Secretario General presenció un partido de fútbol entre el equipo de la Academia General Militar Kim Il Sung y el otro de la Academia Militar Política Kim Il Sung, efectuado con motivo del día de fundación del ERPC.

El estadio se ha llenado del optimismo y alegría de los jugadores e hinchas por realizar un juego deportivo en presencia del entrañable Comandante Supremo.

El partido transcurrió reñidamente y terminó con la victoria del primer equipo.

Por la noche de ese día, el MINDEN de la RPDC ofreció un banquete para felicitar a los profesores, trabajadores y cadetes de la academia que acogieron la fiesta.

A la recepción fueron invitados también los cuadros del CC del PTC.

En la ocasión, el ministro de Defensa Nacional, Kang Sun Nam, pronunció un discurso.

La recepción transcurrió en un clima marcado por el entusiasmo de los participantes por acatar fielmente la idea del PTC sobre la construcción de un ejército poderoso mediante el desarrollo vertiginoso de la educación militar.

La visita congratulatoria del estimado camarada Kim Jong Un, realizada en la fiesta de mucho significado en la historia de construcción del ejército, brillará para siempre en los anales como la histórica que dio vitalidad inagotable a la gloriosa trayectoria de las fuerzas armadas revolucionarias que se desarrollan hacia la meta del poderío autodefensivo más grande del mundo dando firme continuidad con el heroísmo eterno y gran fama a la tradición siempre victoriosa de sí mismas, que nacieron como ejército del partido cargando la idea Juche en las dos pistolas de que partieron.

ACNC

Descubre más desde KFA Euskal Herria

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo