Kim Jong Un presencia la prueba del proyectil de lanzacohetes del calibre 240 mm

El estimado camarada Kim Jong Un, Secretario General de Partido del Trabajo de Corea y Presidente de Asuntos Estatales de la República Popular Democrática de Corea, presenció el 25 de abril el lanzamiento experimental de control del proyectil de lanzacohetes reactivos autopropulsados de calibre 240 mm, producido en la recién fundada empresa industrial de defensa nacional, adscrita al Comité Económico no.2.

A través de la prueba, quedaron evaluados de manera totalmente satisfactoria las especificaciones de vuelo y los índices de acierto y concentración del proyectil de lanzacohetes, hecho en esa empresa moderna.

El estimado camarada Kim Jong Un subrayó que ella debe cumplir sin falta y con calidad el plan de producción armamentista, distribuido este año.

Afirmó que el sistema de armamento de lanzacohetes reactivos autopropulsados de calibre 240 mm, en que se aplicó nueva tecnología, producirá un cambio estratégico en el incremento de las fuerzas artilleras del Ejército Popular de Corea.

Dirigieron la prueba los secretarios del Comité Central del PTC, Pak Jong Chon y Jo Chun Ryong, el subjefe de departamento del CC del PTC, Kim Jong Sik, y el presidente del Comité Económico no.2, Ko Pyong Hyon.

Declaración del MINREX

El jefe de la oficina de información exterior de la Dirección de Información del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Popular Democrática de Corea hizo pública el 24 de abril la siguiente declaración:

El día 22, el portavoz del Departamento de Estado de EE.UU. habló de la respuesta internacional cuestionando como “violación de la resolución” del Consejo de Seguridad de la ONU y “amenaza” los ejercicios militares con fines de autodefensa de la RPDC.

Expresamos el fuerte descontento por tal pronunciamiento del portavoz del Departamento de Estado de EE.UU. y exigimos fuertemente a este país que tenga prudencia en palabras y acciones y no vaya más lejos por el camino equivocado y peligroso.

No se puede tolerar nunca la campaña de ejercicios de guerra, que suelen lanzar bajo pretextos irracionales y descarados EE.UU. y la República de Corea, culpables del empeoramiento del ambiente de seguridad de la RPDC y la situación de la región periférica, la cual constituye una seria amenaza que debe ser impedida a todo trance.

El simulacro táctico combinado de contragolpe nuclear, realizado por las fuerzas armadas de la RPDC, significa el legítimo ejercicio del derecho a autodefensa para frenar el estallido de guerra, siendo una clara señal de advertencia a EE.UU. y la República de Corea que agravan unilateralmente la tensión militar en la región de la Península Coreana.

Militares estadounidenses imparten órdenes a títeres surcoreanos en la Zona de Desmilitarizada entre el norte y el sur de Corea

Naturalmente, deben ser cuestionadas en serio las influencias negativas de los ejercicios militares conjuntos entre EE.UU. y la República de Corea, actualmente en marcha, sobre la situación regional y también hay que distinguir claramente quién persigue la confrontación y empeora la situación.

Existe el motivo por el cual la situación de la Península Coreana ha llegado a la fase actual.

Rechazamos categóricamente el hecho de que EE.UU., cautivado del modo de pensar de la guerra fría, amenaza la seguridad estratégica de otro país formando un bloque militar exclusivo y persiguiendo el enfrentamiento entre los campos.

Deben cesar ahora mismo la irresponsable y preocupante demostración de fuerzas armadas de EE.UU. y la República de Corea que siguen llevando la situación regional de la Península Coreana al estado imprevisible.

La RPDC no tolerará nunca que se haga una costumbre la conducta anormal de describir como ilegal el fortalecimiento del potencial de defensa legítima, imprescindible para salvaguardarse, y defenderá firmemente sus derechos soberanos e intereses legítimos con las acciones más enérgicas y evidentes.

La RPDC no retrocederá ni un paso frente a la amenaza y presión de EE.UU.

Al ver correctamente lo que impide la solución del problema de la Península Coreana, la sociedad internacional deberá enviar una señal clara a EE.UU. y la República de Corea, causantes de la agravación de antagonismo y contradicciones en la región, para que paren ahora mismo sus provocativos actos en busca de enfrentamiento.

ACNC

Descubre más desde KFA Euskal Herria

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo