5ª Conferencia Nacional de seguridad pública de Corea decide intensificar la lucha legal por proteger la seguridad política de la patria socialista

Tuvo lugar del 30 de abril al primero de mayo en la Casa Cultural 25 de Abril la 5ª Conferencia Nacional de los jefes de subestaciones de seguridad pública de la República Popular Democrática de Corea.

El cónclave hizo balance del trabajo de más de 10 años pasados desde la cuarta reunión y debatió remedios concretos y prácticos para renovar radicalmente las labores de las subestaciones, unidades combativas en el terreno del órgano de seguridad pública y bases principales de defensa del pueblo, y producir un viraje revolucionario en todos los trabajos de esta rama.

En la ocasión estuvieron presentes el jefe de departamento del Comité Central del Partido del Trabajo de Corea, Kim Hyong Sik, el ministro de Seguridad Pública, Ri Thae Sop, el jefe de la Dirección Política de esta cartera, Sim Hong Bin, los jefes de las subestaciones de seguridad pública de todo el país, los oficiales ejemplares, los cuadros de los órganos de seguridad pública de las provincias, ciudades y distritos, así como los funcionarios vinculados con el trabajo de las subestaciones.

Ri Thae Sop presentó el informe de la ocasión.

Él recordó que el estimado camarada Kim Jong Un dilucidó la original idea de construcción de la seguridad pública, caracterizada por la concepción del Partido sobre las masas y el pueblo, y aclaró los principios y orientaciones de lucha a ser mantenidos en el trabajo de este dominio en cada período de la revolución en desarrollo.

El estimado camarada Kim Jong Un hizo convocar la 4ª reunión nacional de los jefes de subestaciones como primer cónclave de la rama en la nueva centuria del Juche diciendo que el fortalecimiento de ellas es precisamente el de toda la institución de seguridad pública, dijo y añadió que él dirigió enérgicamente a los oficiales de seguridad pública a desarrollar de manera intensa la lucha legal por proteger la seguridad política de la patria socialista y la felicidad del pueblo.

Se refirió a los éxitos alcanzados en el proceso de materialización de la política partidista sobre la seguridad pública en las labores de las subestaciones y a las conductas loables que realizaron los oficiales de seguridad en su empresa de defender el régimen socialista y la vida y propiedades del pueblo.

Balanceó con rigor las desviaciones que deben ser corregidas sin falta en el trabajo de las subestaciones apuntando que es un propósito del PTC y urgencia de la revolución sacar lecciones también de los éxitos y trabajar con empeño con la disposición y voluntad renovadas reconociendo resueltamente los errores observados.

Uniforme de tráfico del Ejército de Seguridad Pública

Para hacer a la institución de seguridad pública cumplir bien su importante misión y deber que le han concedido el Partido y la revolución, hay que mejorar en todos los sentidos la función y papel de las subestaciones, bases avanzadas de la rama, acotó y prosiguió que un viraje revolucionario en la labor de seguridad pública debe comenzar también por el cambio de aspectos y modos de trabajo y acción de esa unidad.

La tarea general, que les toca a las subestaciones en el tiempo actual, es defender la seguridad política de la patria socialista y la felicidad del pueblo al convertir todas ellas en los colectivos de servidores fieles a éste, remarcó.

Para los oficiales de seguridad pública, la fidelidad y el patriotismo significan la abnegación y sacrificio de ofrendar sin vacilación alguna la sangre, carne y hasta la vida para el pueblo, precisó.

Por último, llamó a todos a trabajar con total entrega por el gran Estado y el pueblo y por la seguridad política de la patria socialista y la felicidad del pueblo tomando como fe la política del PTC sobre la seguridad pública.

A continuación, se produjeron intervenciones.

ACNC

Descubre más desde KFA Euskal Herria

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo