El pase de diapositivas requiere JavaScript.

   Tuvieron lugar el día 11 los mítines de militares y civiles de las provincias de Hwanghae del Norte y Hamgyong del Sur y la ciudad de Nampho en apoyo a la declaración del portavoz de la Comandancia Suprema del Ejército Popular de Corea.

    Asistieron a las ocasiones los funcionarios de organismos locales del partido, fuerzas armadas y el poder, los de entidades de masas, los oficiales y soldados del Ejército Popular de Corea y del Ejército de Seguridad Interior del Pueblo de Corea, los funcionarios, trabajadores, profesores, estudiantes y empleados de las fábricas, empresas, granjas cooperativas, universidades y escuelas politécnicas.

    En los actos se dio lectura a la declaración del portavoz de la Comandancia Suprema del EPC y hubo discursos.

    Los oradores manifestaron el apoyo a esa declaración diciendo que ella refleja la voluntad de todos los militares y civiles de librar cuanto antes la batalla final con el imperialismo norteamericano que pretende violar la dignidad y soberanía de la República Popular Democrática de Corea.

    Subrayaron que la tercera prueba nuclear subterránea es la justa medida autodefensiva frente a las maquinaciones de aplastamiento anti-RPDC de EE.UU. y otras fuerzas hostiles que acusaron el lanzamiento de la unidad no.2 del satélite artificial “Kwangmyongsong-3”.

    Al tiempo que libra los imprudentes ejercicios bélicos conjuntos anti-RPDC, el imperialismo norteamericano, enemigo jurado, volvió a fabricar la “resolución de sanción” anti-RPDC cuestionando la prueba nuclear subterránea y abusando del Consejo de Seguridad de la ONU, condenaron.

    Fracasará sin falta la política hostil a la RPDC de EE.UU. que trata de eliminar la ideología y el régimen optados por el pueblo coreano desarmando y asfixiando económicamente a la primera, aseveraron.

    El ejército y pueblo coreanos, que no saben decir palabras vacías, asestarán en cualquier momento el ataque de justicia contra cualquier blanco y cumplirán sin falta la empresa de reunificación de la patria que desea tanto nuestra nación, apuntaron.

KCNA