El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El Máximo Dirigente del partido, el Estado y el ejército, Kim Jong Un, Presidente del Partido del Trabajo de Corea y del Comité de Estado de la RPDC, conversó el día 4 por la tarde con Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de la República de Cuba.

El Máximo Dirigente y su señora Ri Sol Ju se reunieron ante el salón de charlas de la Casa de Huéspedes del Estado Paekhwawon con Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez y su señora Lis Cuesta Perasa y tomaron una foto de recuerdo después de intercambiar saludos con el apretón de manos.

Acto seguido, tuvieron lugar las conversaciones separadas entre el Máximo Dirigente y el Presidente cubano.

Dando cordial bienvenida al Presidente cubano, el Máximo Dirigente dijo que la visita de la delegación cubana marca un hito para demostrar la amistad tradicional y confianza y el carácter indestructible de la amistad y solidaridad entre los pueblos de ambos países y significa una muestra de apoyo y solidaridad con la justa causa del pueblo coreano.

Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez expresó que le emocionaron mucho el trato hospitalario y la recepción entusiasta del compañero Kim Jong Un, el partido y gobierno coreanos y los ciudadanos de Pyongyang.

Apuntó que el partido, gobierno y pueblo cubanos están complacidos de que el pueblo coreano lograra un gran desarrollo marchando por su camino bajo la guía del compañero Kim Jong Un.

Los dignatarios de ambos países informaron mutuamente los éxitos y experiencias obtenidos en las actividades partidistas y estatales de los dos países que luchan por construir el socialismo conveniente a las condiciones reales de los respectivos países.

Expresaron el apoyo total y solidaridad a ello y discutieron la manera de seguir ampliando y desarrollando conforme a los intereses comunes la cooperación y el intercambio en varios sectores como la economía, cultura, salud pública, ciencia y tecnología.

En la ocasión se intercambiaron las opiniones francas sobre los importantes problemas de interés mutuo para el PTC y el PCC y la situación internacional y se logró la coincidencia de criterios en todos los asuntos.

El Máximo Dirigente y el Presidente cubano apreciaron que los grandes Líderes de ambos países prepararon y desarrollaron el marco de amistad especial, basada en los principios revolucionarios, la camaradería y el principio socialista, y gracias a los esfuerzos conjuntos de ambas partes, continúan y se consolidan la historia y tradición de amistad entre los dos países aún en la nueva situación y circunstancias.

Expusieron la firme posición y voluntad de los partidos y gobiernos de ambos países de seguir ampliando y fortaleciendo conforme a la nueva demanda de la época actual las estratégicas y camaraderiles relaciones de amistad y cooperación entre los dos partidos y países.

La charla transcurrió en un clima de camaradería y amistoso.

KCNA