El ejército y el pueblo de la República Popular Democrática de Corea tienen la invariable voluntad y decisión de defender la soberanía del país frustrando los actos hostiles de Estados Unidos y sus satélites contra la RPDC.

    Pero, EE.UU. actúa absurdamente todavía para probar la voluntad de la RPDC y debilitar su decisión con los brutales actos hostiles incluso el chantaje nuclear sin conocer a su contraparte.

    Insatisfecho con la intensificación en el nivel peligroso de los ejercicios bélicos “Key Resolve” y “Foal Eagle”, emprende abiertamente el chantaje nuclear contra la RPDC introduciendo hasta los armamentos mortíferos cargados de ojivas nucleares.

    Con respecto a esto, el portavoz de la Comandancia Suprema del Ejército Popular de Corea dio el día 21 la siguiente respuesta a la ACNC:

    Como ya aclaró la Comandancia Suprema del EPC, los ejercicios bélicos conjuntos “Key Resolve” y “Foal Eagle” resultan evidentemente una peligrosa campaña de guerra nuclear a continuación de los más crueles actos hostiles a la RPDC tendentes a violar su soberanía y máximos intereses.

    También es la expresión concentrada del más abierto rompimiento del Acuerdo de Armisticio de Corea y de todos los acuerdos Norte-Sur.

    Por esta razón, tomamos la importante decisión de invalidar completamente el Acuerdo de Armisticio, la declaración de no agresión y la declaración conjunta de desnuclearización aprobadas entre el Norte y el Sur de Corea.

    Esta medida refleja la férrea voluntad y decisión de nuestro ejército y pueblo de frustrar con nuestras armas nucleares la campaña de guerra nuclear de EE.UU., sin restricción alguna por tales acuerdos y declaraciones que ya perdieron su vigencia, y aniquilar a nuestras ganas todas las fuerzas hostiles que lisonjean a EE.UU.

    Ahora EE.UU. introduce en el suelo surcoreano y la zona marítima de su contorno los bombarderos estratégicos B-52, los submarinos de propulsión nuclear y otros medios de ataque nuclear para probar la voluntad de la RPDC y debilitar su decisión.

    La aviación de cazabombarderos estratégicos cargados de ojivas nucleares, los submarinos de propulsión nuclear y los misiles balísticos intercontinentales forman “tres pilares nucleares” y “tres medios de ataque nuclear” de EE.UU. que son medios de chantaje.

    Lo que no se puede pasar por alto es que EE.UU. libra en el cielo y mar del Sur de Corea los ejercicios de ataque nuclear movilizando los cazabombarderos estratégicos B-52 y los submarinos de propulsión nuclear diciendo que esas armas son un mensaje de fuerte advertencia y que continuará tal amenaza y chantaje.

    Nuestro ejército y pueblo no se asustan nunca ante ese mensaje de advertencia, la amenaza y el chantaje de EE.UU.

    El imperio no debe olvidarse de que están al alcance de tiro de nuestros medios de ataque a precisión la base aérea de Anderson en la isla Guam de donde despegan los B-52, el territorio japonés y las bases navales de Okinawa de donde salen los submarinos de propulsión nuclear.

    Dado que se iniciaron el abierto chantaje y amenaza nucleares de EE.UU., pasaremos a las acciones militares correspondientes al respecto.

    No es una palabra vana la declaración de la RPDC de responder a la amenaza nuclear de los enemigos con el ataque nuclear más fuerte.

    El mundo verá claramente cuán trágico será el fin de los provocadores en la guerra de justicia de nuestro ejército y pueblo levantados para defender la soberanía.

KCNA