El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Crecen cada día más los lamentos de los habitantes surcoreanos sobre la tragedia del barco de pasajeros “Sewol”, causada por la incapacidad e irresponsabilidad del “poder” de Park Geun-hye, mientras se torna intensa la lucha antigubernamental en distintas partes del Sur de Corea.

    Por culpa del “poder” de Park que se mostró indiferente viendo el hundimiento del barco, numerosos niños murieron ahogados en el mar.

    Es inevitable que los habitantes surcoreanos estallaran en cólera gritando las consignas “¡Salven a los niños!” y “¡No necesitamos a la presidenta como ésa!” y exhortando a sentenciar a Park Geun-hye.

    Se suman a la manifestación antigubernamental hasta los niños.

    Los niños dan gritos de cólera con las velas encendidas en sus manos y los alumnos marchan teniendo al frente la pancarta en que se lee la decisión de no perdonar al “poder” incapaz.

    Las maldiciones y denuncias del indignado pueblo, que grita “¡Park Geun-hye, retírate del poder!” y “¡No podemos perdonarla más¡”, llevan al abismo de muerte al antipopular y antinacional “poder” de Park.

KCNA