30050816192035

Hoy se cumple el 109º aniversario desde cuando el imperialismo japonés inventó el “Tratado de 5 Puntos de Ulsa” violando la soberanía y la dignidad de la nación coreana con la larga historia de cinco milenios.

Al respecto, el Consejo por la Reunificación de la Nación de Tangun de la parte Norte y el Consejo por la Reunificación Pacífica de la Nación de Tangun de la parte Sur hicieron público el día 17 el siguiente llamamiento conjunto:

Debido a ese tratado ilícito y gangsteril, inventado a la bayoneta por los imperialistas japoneses, la nación coreana se vio obligada a vivir como esclava colonial del imperialismo japonés.

Sin embargo, lejos de pedir perdón a la nación coreana y hacerle indemnización merecida, el país isla abulta su expediente criminal recurriendo a la cínica tergiversación de la historia y a la usurpación del islote coreano Tok.

La realidad demanda a la nación coreano a unirse como un solo hombre para acabar con la dominación e intervención de las fuerzas extranjeras, defender la dignidad y la soberanía de la nación y lograr la causa nacional de la reunificación de la patria.

Para cumplir con el deber como miembro de la nación de Tangun ante el llamamiento de la época que refleja la demanda y la aspiración de la nación, el Consejo por la Reunificación de la Nación de Tangun de la parte Norte y el Consejo por la Reunificación Pacífica de la Nación de Tangun de la parte Sur llaman ardientemente a todos los coreanos en el Norte, el Sur y en ultramar:

Rechacemos a las fuerzas extranjeras agresoras y mantengamos con firmeza la posición de “Entre nosotros, los connacionales”.

La independencia es la salida de la nación y la dependencia de las fuerzas extranjeras trae el arruinamiento del país.

Avivando más las llamas de la lucha anti-fuerzas extranjeras y por la independencia, frustremos la ambición de nueva agresión y la usurpación del islote Tok de Japón.

El sujeto de la reunificación de la patria es toda la nación coreana en el Norte, el Sur y en ultramar.

Podemos lograr la reintegración territorial del país de manera independiente y conforme a los intereses y demanda de la nación sólo cuando mantengamos la posición de “Entre nosotros, los connacionales”.

No toleremos jamás las maniobras antinacionales de las fuerzas conservadoras y serviles a grandes potencias que traen el arruinamiento de la nación persiguiendo la dependencia de las fuerzas extranjeras y de grandes potencias y la “cooperación” con ellas.

Levantémonos como un solo hombre en la lucha por la seguridad nacional y la paz.

Todos los coreanos amantes de la justicia y la paz unidos monolíticamente frustren los imprudentes alborotos de guerra nuclear de EE.UU. y las fuerzas belicistas.

Hagamos ingentes esfuerzos por acabar con la confrontación fratricida y las calumnias a la parte connacional y mejorar cuanto antes las relaciones entre ambas partes coreanas.

Impidamos el lanzamiento de volantes y el alboroto de “DDHH”, inútiles en convertir las relaciones íntercoreanas en las de reconciliación y confianza.

La unidad nacional es precisamente la paz y la reunificación.

Todos los miembros de la nación de Tangun que aman de veras el país y nación y desean la reunificación, unamos las fuerzas dando prioridad a los intereses comunes de la nación y a la reunificación de la patria, por encima de la diferencia de la ideología, ideal, criterio político, creencia religiosa, régimen, fracción y afiliación.

Todos los compatriotas descendientes de Tangun en el Norte, el Sur y en ultramar dinamicemos con las fuerzas unidas nacionales la lucha por superar las dificultades y pruebas interpuestas en el camino de la reunificación de la patria y ejecutar la histórica Declaración Conjunta del 15 de Junio y la Declaración del 4 de Octubre para abrir sin falta una nueva coyuntura de la reunificación independiente, la paz y la prosperidad.

Leguemos a las generaciones venideras una patria reunificada dedicando toda su alma patriótica, inteligencia, fuerza y devoción por el cumplimiento de la causa de reunificación.

KCNA