El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En ocasión del Año Nuevo 104 (2015) de la Era Juche, tuvo lugar en esta capital el lanzamiento de fuegos artificiales.

A medianoche del día 31 de diciembre del 2014, los oficiales y soldados del Ejército Popular de Corea, trabajadores, jóvenes y niños escolares concurrieron a la Plaza Kim Il Sung, la colina Mansu, el puente Okryu y a lo largo de la orilla del río Taedong donde está erguido el Monumento a la Idea Juche, para ver el disparo de salvas.

A la hora cero de 2015, se tiraron junto con la campanada de la víspera del Año Nuevo los fuegos artificiales al cielo nocturno.

Las salvas formaron un mundo maravilloso como si fuera una expresión de sublime homenaje al Mariscal Kim Jong Un.

La lluvia de chispas redobló al ejército y el pueblo de Corea la alegría y júbilo de Año Nuevo.

Al lanzarse de continuo los fuegos artificiales adornando con varios colores el cielo nocturno, los gritos efusivos de las masas estremecen el cielo y la tierra.

KCNA