KHED DPRK RPDC, Kim Jong Un, Naenara, Phanmunjom, Reunificación, Sur de Corea

2018: el año que abrió una perspectiva para la Reunificación coreana

El presente fue un año en que sucedieron de modo consecutivo acontecimientos dignos a registrar especialmente para el mejoramiento de las relaciones entre el Norte y el Sur y se abrió una nueva perspectiva para la reunificación de la patria y la unidad nacional.

Hasta fines del año pasado, entre el Norte y el Sur de Corea reinaba una aguda situación en que podía estallar una guerra en cualquier instante. En el escenario internacional se oyeron altamente las voces de inquietud y preocupación de que si estalla una guerra en la Península Coreana, situada en un importante punto estratégico de la región de Asia y el Pacífico, donde se confrontan seriamente los intereses de las grandes potencias, eso se convertiría inevitablemente en una guerra mundial.

Pero, al contrario de la preocupación, se extendió una realidad asombrosa.

El primero de enero de 2018, en su mensaje del Año Nuevo, el Máximo Dirigente Kim Jong Un manifestó: “Viabilizaremos conversaciones, contactos y viajes a todos los que desean con sinceridad la reconciliación y unidad de la nación, incluidos el partido gubernamental y los opositores, los colectivos e individuos de distintos sectores”

En seguida tuvieron lugar conversaciones de alto nivel entre el Norte y el Sur y se llevaron a feliz término los XXIII Juegos Olímpicos Invernales.

En la Península Coreana comenzó a reinar el clima de conversación, reconciliación y distensión en vez de la confrontación.

En su audiencia a los miembros de la delegación del enviado especial del presidente surcoreano que vinieron el 5 de marzo a Pyongyang, el Máximo Dirigente dijo que los recientes juegos olímpicos resultaron una ocasión muy importante para demostrar al exterior e interior el ímpetu y el aspecto majestuoso de la nación coreana y preparar el buen ambiente de reconciliación, unidad y diálogo entre el Norte y el Sur.

También expresó reiteradamente que era la invariable posición de principios de la RPDC y la firme voluntad de sí mismo dar buen impulso a las relaciones Norte-Sur con las fuerzas unidas entre los connacionales y escribir la nueva historia de reunificación de la patria, de modo que lo envidie todo el mundo.

Gracias a su firme voluntad patriótica de la reunificación y decisión audaz, tuvieron lugar el 27 de abril el tercer encuentro y conversaciones Cumbre Norte-Sur en Panmunjom y fue aprobada la “Declaración de Panmunjom para la paz, prosperidad y reunificación de la Península Coreana”.

Esta declaración histórica, apenas fue publicada, provocó la bienvenida y el apoyo de todos los connacionales por reflejar fidedignamente el inconmovible punto de vista y posición, la audacia y confianza en sí mismo de resolver el problema de la reunificación del país entre los connacionales, sus protagonistas.

Al cabo de 29 días desde el encuentro y las conversaciones Cumbre Norte-Sur de abril, o sea el 26 de mayo, se efectuaron el cuarto encuentro y conversaciones Cumbre Norte-Sur y luego, los contactos de trabajo en diversos sectores entre el Norte y el Sur, el encuentro de familiares y parientes separados y se llevaron a cabo sin tropiezos las conversaciones militares Norte-Sur y la labor de inaugurar la Oficina Conjunta de Enlace entre ambas partes.

Por el encuentro y conversaciones Cumbre de Pyongyang de septiembre, la emoción y la alegría de la nación llegaron a clímax.

Mediante la “Declaración Conjunta de Pyongyang de Septiembre” aprobada en el encuentro y las conversaciones y las medidas prácticas para su cumplimiento, todos los coreanos pudieron sentir el fuerte aliento de la época que avanza hacia el futuro brillante de la reunificación independiente, la prosperidad y la paz.

Cuando el Máximo Dirigente subió al Paektu, monte sagrado de la nación, junto con el presidente Moon Jae In, después de terminada con éxito la quinta conversación Cumbre Norte-Sur, todos los connacionales llegaron a convencerse aún más de que el Norte y el Sur son de una nación ligada con una arteria extendida desde el Paektu.

También se produjo un cambio dramático en las relaciones entre la RPDC y EE.UU.

El 12 de junio, bajo la fervorosa bienvenida y el apoyo de todo el mundo, tuvieron lugar el encuentro y las conversaciones Cumbre RPDC-EE.UU. donde fueron discutidos con profundidad los problemas sobre establecer nuevas relaciones bilaterales y el sistema de paz duradera y estable en la Península Coreana.

Acerca de esto, las prensas y los especialistas del mundo entero transmitieron a porfía que Kim Jong Un conduce con iniciativa el curso por la paz de la Península Coreana y la región aledaña y la reunificación de Corea, que su proyecto e iniciativa de abrir una nueva era de la paz y la prosperidad cuentan con el apoyo absoluto de todo el mundo y gracias a él, político de talla mundial y gran hombre, la causa de la reunificación de Corea se logrará sin falta.

El proceso del cambio de la situación de la Península Coreana y las relaciones Norte-Sur, nos muestra que el aseguramiento de la paz en la Península Coreana y la región aledaña y la reunificación independiente de la patria constituyen el anhelo de la nación y el curso incontenible de la época.

Naenara

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén