Kim Jong Un agradece a todo el pueblo por su trabajo en su discurso de Año Nuevo

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Llegó el Año Nuevo 113 de la era Juche (2024) a la patria socialista que escribe la epopeya de gran potencia avanzando para implementar el programa de lucha, presentado por el VIII Congreso del PTC, y alcanzar las metas ambiciosas por la prosperidad de la RPDC y el bienestar del pueblo.

En el momento de despedir el año 2023, todos los habitantes del país balancearon convencidos del futuro maravilloso ese año glorioso, que se registró con letras doradas en los anales de la patria como el de grandes cambios.

Y están expresando la veneración y confianza en el gran PTC que es bandera, organizador y orientador de todas las victorias y glorias.

Se efectuó con solemnidad en el capitalino Estadio Primero de Mayo la gran función por el Año Nuevo 2024.

La sede de gala artística estuvo colmada del orgullo y júbilo de los espectadores quienes recuerdan con profunda emoción toda la trayectoria del año en que lograron los acontecimientos sorprendentes superando todas las dificultades unidos compactamente en torno al PTC.

Los patinadores, los acróbatas y los aficionados a patinaje demostraron movimientos elegantes y hábiles sobre el hielo dando matiz original al preludio de la acogida del Año Nuevo. La prestigiosa banda de tamborileras llevó al clímax el ambiente festivo.

Se realizó la ceremonia de izada de la bandera nacional de la RPDC.

Los participantes rindieron homenaje a la sagrada enseña nacional.

El estimado camarada Kim Jong Un, Secretario General del PTC y Presidente de Asuntos Estatales de la RPDC, presenció la función con los cuadros del Partido, Estado y Ejército.

Mientras se interpretaba la música de bienvenida, él salió al palco con su respetable hija y señora.

Todos los participantes vitorearon hacia el Secretario General del PTC, símbolo de la supremacía y heroísmo de la Corea del Juche y representante de la gran dignidad y honor, quien con su extraordinario liderazgo y capacidad política, llevó al plano cimero del siglo el poderío y prestigio de la RPDC y forja nueva era de prosperidad en que se cumple la obra por el país próspero y el ejército poderoso con la autoestima, autarquía y autodefensa.

Él respondió con su mano alzada a las aclamaciones de la multitud y dirigió votos cordiales a todos los espectadores y queridos habitantes del país que acogen el Año Nuevo.

Tomaron asientos Kim Tok Hun, Jo Yong Won, Choe Ryong Hae y Ri Pyong Chol, miembros del Presidium del Buró Político del CC del PTC, y otros cuadros directivos del partido y el gobierno y los funcionarios de los órganos de fuerzas armadas.

Presenciaron la gala artística los participantes en el 9º Pleno del VIII Período del CC del PTC y en las festividades del Año Nuevo, los capitalinos, los oficiales y soldados del EPC y los alumnos de escuelas revolucionarias.

Se distinguían además los miembros del Cuerpo Diplomático acreditado en Corea.

Actuaron en la ocasión los artistas de los conjuntos artísticos renombrados como el Coro Estatal Benemérito y el Conjunto Artístico Wangjaesan, los matriculados de las instituciones de educación de arte, los patinadores y los niños de esta capital.

En la función iniciada con el preludio “Cantamos el Partido”, se presentaron las piezas de diferentes géneros como las canciones famosas de la época que elogian al PTC que aglutina a todo el pueblo coreano bajo la bandera de patriotismo y conduce el socialismo coreano al ascenso y desarrollo general.

A la hora 0 del primero de enero, resonó la campanada anunciadora del año nuevo, se encendió la antorcha de fiesta y se lanzaron los fuegos artificiales al cielo de esta capital.

El Secretario General y los cuadros directivos del partido y el gobierno recibieron los saludos del Año Nuevo que les dirigían los niños entregándoles los ramos de flores.

La sede de espectáculo estuvo repleta de la felicidad y emoción por acoger el Año Nuevo en presencia del generoso Padre de la gran familia socialista.

La gala artística terminó con las músicas de epílogo “Caiga la nieve del Año Nuevo”, “No envidiamos nada a nadie en el mundo” y “Nuestra bandera nacional” redoblando el fervor revolucionario y ánimo de lucha de todos los habitantes coreanos por adelantar el futuro maravilloso de nuestro gran Estado con el poderío de la unidad monolítica, basada en la fidelidad y patriotismo, bajo la guía del gran CC del Partido.

Terminada la función, volvieron a estremecer los vítores al Secretario General y se lanzaron los fuegos artificiales al cielo nocturno.

Comenzó así con solemnidad el Año Nuevo.

Discurso del Secretario General

El estimado camarada Kim Jong Un pronunció el 31 de diciembre del 112 de la era Juche (2023) un discurso de felicitación.

Su texto completo sigue:

“Camaradas,

Poco nos falta para despedir el 2023, año de la lucha continua.

Con un bregar tenaz a lo largo del año, obtuvimos éxitos con que tanto soñábamos y que deseábamos lograr a toda costa y lo llenamos de acontecimientos significativos que abrirán una coyuntura nueva y trascendental para el avance de nuestra revolución.

Me atrevo a afirmar que en este año, como en ningún otro, los esfuerzos que dedicamos y los padecimientos que sufrimos se han traducido literalmente en éxitos satisfactorios y en transformaciones palpables para cualquiera.

Estos logros inestimables se deben a los esfuerzos tesoneros y la dedicación ilimitada de todos los miembros del órgano de dirección del Comité Central del Partido que aquí están presentes.

Camaradas, en el transcurso del año ustedes han hecho un trabajo realmente formidable.

Ninguno de ustedes ha participado con las manos vacías en este Pleno de Diciembre en que con la frente bien alta hacemos el balance del año. Cada uno de ustedes ha trajinado y ha hecho esfuerzos denodados para cumplir tareas colosales, se ha desempeñado con responsabilidad en su puesto y ha sido fiel a la misión que le han confiado el Partido y el pueblo.

Enormes fueron las penas, pero supieron superar dificultades, forjarse en lo ideológico y espiritual, cultivarse cualidades y aptitudes, adquirir valiosas experiencias, aprender lecciones y tener mayor confianza en sí mismos.

Un éxito tan grande e inapreciable como otros notables que alcanzamos este año es precisamente que nuestros directivos hayan crecido, y esto es lo que más me complace y que le servirá de base a los sucesivos triunfos del Año Nuevo.

Estoy convencido de que si en el Año Nuevo seguimos apresurando los pasos con el firme y activo espíritu emprendedor, podremos asumir intachablemente las altas responsabilidades que nos han conferido nuestra revolución y pueblo y lograr más de lo que esperamos.

Camaradas;

Muchos más quehaceres esperan por nosotros.

El trabajo que hemos hecho es demasiado insignificante y pequeño, comparado con la vida y el futuro felices del pueblo con que soñamos.

No tenemos por qué vanagloriarnos de los logros ni derecho a sentirnos satisfechos de los mismos.

Reflexionando detenidamente y reparando nuestra incompetencia para corresponder en todos los aspectos a la esperanza del pueblo, teniéndolo a toda hora en la conciencia y bien presente y poniéndole de continuo un gran empeño, hagamos del 2024 un año de mayores esfuerzos en aras de nuestro gran Estado y pueblo.

A todos ustedes les propongo este brindis por nuestra gran República Popular Democrática de Corea, por la salud de todo el pueblo, toda la militancia del Partido y todos los oficiales y soldados del Ejército Popular que pronto acogerán el Año Nuevo y por la dicha y paz en todas las familias del país.”

El estimado camarada Kim Jong Un, ofreció dicho discurso el 31 de diciembre del año expirado en la cena de profundo agradecimiento a los miembros del órgano de dirección central del Partido que con la disposición de cumplir fielmente sus honrosos cargos asumidos ante la revolución coreana, dieron muestras de su alto sentido de responsabilidad y voluntad y coraje de lucha resuelta en los debates del Pleno de diciembre de 2023 del CC del Partido que definió el rumbo de marcha histórica de 2024.

Todos los participantes brindaron jurando armarse con más firmeza con la idea revolucionaria del estimado camarada Kim Jong Un, máximo representante de la autoridad absoluta y supremacía del invencible PTC, y luchar más enérgicamente por la prosperidad y desarrollo del gran Estado y por el bienestar del pueblo coreano.

Ese día, el Secretario General se tomó una foto de recuerdo con los miembros del órgano de dirección central del Partido.

Descubre más desde KFA Euskal Herria

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo