Kim Yo Jong condena los ejercicios de tiro de los surcoreanos en la frontera y les manda una advertencia

Kim Yo Jong

La subjefa de departamento del Comité Central del Partido del Trabajo de Corea, Kim Yo Jong, publicó el 7 de julio la siguiente declaración:

En los días recientes, los gángsteres militares de la República de Corea realizaron simultáneamente los ejercicios de tiro de combate en tierra y mar cercanos a la frontera sur de la República Popular Democrática de Corea.

El 26 de junio, reanudaron el ejercicio de fuego naval que habían sido suspendido por algún tiempo en la zona más candente del Mar Oeste de Corea y, a partir del 2 de julio, iniciaron a la vez el entrenamiento de cañonazos a lo largo del frente oriental y el occidental en las cercanías de la frontera sur.

Si eso fuera poco, los enemigos cínicos anunciaron que en lo adelante, desarrollarán regularmente los ejercicios de artillería y unidades móviles en las zonas fronterizas con la RPDC y, en particular, librarán en gran escala la maniobra conjunta de movilidad al aire libre, el entrenamiento conjunto de tiro de las fuerzas terrestres y las navales y otros de distintos tipos.

A decir en claro, esos ejercicios bélicos a las puertas de nuestro Estado son una evidente e injustificable acción provocadora que agrava la situación.

Debido a los entrenamientos bélicos de toda índole y la introducción seguida de los pertrechos ultramodernos de EE.UU. y las fuerzas hostiles, está acumulada ya en exceso en la Península Coreana y su contorno la “energía de guerra” que llega al punto de explotar.

El primer ejercicio militar multiespacial de Estados Unidos, Japón y la RC, Freedom Edge, efectuado hace poco en las aguas marítimas cercanas a la RPDC, ha sido el clímax de la fiebre conflictiva con ésta. Y mostró claramente que sobrepasan el límite de peligro las maniobras de EE.UU. y las fuerzas hostiles para la dominación militar sobre la región.

Bajo la situación actual en que prevalece la crisis tan aguda, es evidente para todos qué peligro entraña el imprudente entrenamiento de tiro del ejército de la RC, que se libra acercándose cada vez más a la frontera de la RPDC.

Entonces, ¿cómo se debe ver tal bravuconada suicida que cometen ellos resignándose aun a sus tremendas consecuencias desastrosas?

El mundo deberá prestar atención al hecho de que en el día de hoy, superó en un millón el número de los habitantes que piden la presentación de la moción de dimisión de Yoon Suk Yeol.

Yoon y sus compinches, empantanados en la peor crisis de gobernación, intentan la “salida de urgencia” de la situación exacerbada.

Por esta razón, crean constantemente la incertidumbre de seguridad en la zona, inculcan el ambiente de guerra y desarrollan sin vacilación alguna hasta el peligroso entrenamiento de tiro en las inmediaciones de la frontera, pese a la condena y rechazo internos y externos a los maníacos de guerra.

Sería difícil ver un ambiente de seguridad como el de hoy, aún en el tiempo pasado de las relaciones entre el Norte y el Sur.

A estas alturas, no habría otra opción que reconocer que ese “presidente”, elegido por el pueblo, ha colgado de un pelo el destino de la RC.

Ellos mismos deberán juzgar por sí solos cuál será el desenlace de sus desesperados y frenéticos ejercicios de guerra.

En el caso de que se saque, según nuestra norma, la conclusión de que los maníacos de guerra violaron la soberanía de la RPDC o cometieron una acción equivalente a la declaración de guerra, nuestras fuerzas armadas cumplirán sin demora su misión y deber concedidos por la Constitución de la RPDC.

ACNC

Descubre más desde KFA Euskal Herria

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo