El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El Mariscal Kim Jong Un, Primer Secretario del Partido del Trabajo de Corea, Primer Presidente del Comité de Defensa Nacional de la República Popular Democrática de Corea y Comandante Supremo del Ejército Popular de Corea, inspeccionó el día 23 el batallón 2 adscrito a la unidad 1973 del EPC galardonada con el título de Séptimo Regimiento de O Jung Hup.

Tras dar como recuerdo a la primera compañía de citado batallón los binóculos, fusil automático y ametralladora, el Comandante Supremo tomó foto junto con los oficiales y los soldados.

Escuchó las explicaciones sobre el monumento en memoria de la visita de orientación, edificado para transmitir para siempre el 8 de febrero de 1974 y el 9 de abril de 2000 cuando los Generalísimos Kim Il Sung y Kim Jong Il visitaron el batallón respectivamente y recorrió la sala de educación en la historia revolucionaria.

Subrayó que serán eternas las hazañas inmortales de los Generalísimos con el estandarte de la unidad.

En la sala de lección militar, el Mariscal se informó de la misión de combate del batallón y el estado de su movilización al combate y de ejercicios.

Tras prestar gran atención al proyecto de combate, el Comandante Supremo dijo que cuando todos los combatientes conocen como a la palma de la mano los objetos militares de los enemigos y los órganos títeres de dominación reaccionaria a ser atacados por ellos mismos y sus características, en tiempo de emergencia, puedan embestir como relámpago el baluarte enemigo y aniquilarlo de un tirón.

Añadió que dado que los combatientes luchen en la zona enemiga donde no hay flancos ni retaguardia, debe desarrollar sustancialmente los ejercicios topográficos para que tengan correctas nociones sobre la topografía y prepararlos como los combatientes con infalibilidad en tiros y cuerpo robusto capaces de combatir uno contra cien enemigos.

Destacó que los oficiales deben preocuparse siempre de que pueda estallar la batalla si pasa este momento, que no haya falta en los preparativos del combate y que los combatientes estén listos para cumplir satisfactoriamente con su misión en la zona enemiga y encomendó que deben organizar intensivamente los ejercicios y formar todos ellos como maestros en la guerra moderna.

Recalcó que el partido cree en los combatientes y que si ocurre el gran acontecimiento revolucionario para la reunificación de la patria, ellos deben mostrar el verdadero coraje de combate del EPC y su voluntad de aniquilar a los enemigos, al destruir más que nadie el centro de los enemigos.

Agregó que deben golpear reiteradamente a los enemigos para que no vuelvan en sí y aniquilarlos sin piedad.

Acto seguido, el Mariscal recorrió el almacén de soya del batallón.

Enseñó que pensando en el Dirigente quien preguntaba sobre la cosecha de soya cada vez que visitaba la unidad, deben preparar este año abundante cosecha de soya.

A continuación, dio vuelta por la biblioteca y la sala de lección de la Universidad Política O Jung Hup.

En la biblioteca, apuntó que deben establecer entre los uniformados el estilo revolucionario de estudio y utilizar bien los libros para que ellos lean muchos libros.

Al preguntar uno tras otro sobre el contenido de la lección y la capacidad de los profesores, instruyó hacer bien la labor docente conforme a la psicología y la propiedad de los combatientes y dispensó gran benevolencia a las Universidades Políticas O Jung Hup de la gran unidad combinada.

El Mariscal recorrió la sala de educación, dormitorio, cocina y otras instalaciones de cultura, educación e intendencia de la compañía heroína Kim Sun Son adscrita al batallón.

En la sala de educación, él dijo que hay que oírse siempre las voces del partido en la compañía, célula y unidad principal de combate del EPC.

Señalando que él dejó a los soldados a los oficiales, subrayó que está muy contento cuando se encuentra con los oficiales que cuidan bien a los soldados a quienes cuida y ama el partido y se siente digno de la inspección a la unidad cuando los uniformados viven bien.

El Mariscal dirigió los ejercicios de los militares del batallón.

Viendo los ejercicios de los militares, se mostró muy satisfecho de que ellos se hayan preparado bien tanto en lo técnico-militar como en lo físico, evaluó altamente el éxito de su entrenamiento y presentó las tareas programáticas que sirven de guía para fortalecer por todos los medios la combatividad.

El mismo día, el Mariscal organizó de modo inesperado y dirigió los ejercicios de tiro de pistola y fusil automático de los comandantes del batallón.

Los combatientes deben preparar en lo político y ideológico, en lo militar y técnico y en lo físico y tener el arte de tiro infalible, dijo y enseñó la maestría de tiro.

Instruyó a los Estudios de Filmes Científicos y Documentales Militares del EPC a fabricar videos de diversos métodos de tiro y enviarlos a todo el ejército para que se unifique el propio método de tiro de combate.

Le acompañaron Choe Ryong Hae, Hyon Yong Chol, Kim Kyok Sik, Hwang Pyong So y Son Chol Ju.

KCNA