A la pregunta de un periodista del Joson Inmingun formulada en relación con que en estos días la parte de las tropas norteamericanas muestra extraños movimientos provocativos en Phanmunjom donde están agudamente enfrentadas cara a cara ambas fuerzas armadas del Norte y el Sur, el jefe de guarnición de la parte de la República Popular Democrática de Corea dio el día 26 la siguiente respuesta:

    Como ya sabe todo el mundo, Phanmunjom es la zona aguda donde se enfrentan cara a cara las fuerzas armadas de ambas partes.

    En esta zona dividida solamente por una línea de separación militar, un pequeño accidente eventual o malsano movimiento podría engendrar en un instante el catastrófico choque militar.

    A pesar de esto, en estos días, la parte de las tropas norteamericanas recurre a menudo a la provocación, ofendiendonos a nosotros en esta zona.

    Emite a veces con megáfono en el lugar muy cerca de la Línea de Demarcación Militar los “avisos” unilaterales de varios títulos o pone el sobre de contenido malsano sobre la línea de separación militar y desaparece como ladrón.

    Varias veces abre la puerta norteña de la sala de reunión de la ex “Comisión de Supervisión de Naciones Neutrales” y agita la “carta de invitación” que rechazamos totalmente.

    También insertó atrevidamente en el fotograbado de las banderas de los países participantes en la Guerra Coreana, instalado en la sala de reunión de la ex “Comisión de Armisticio Militar”, las banderas de Noruega, Dinamarca e Italia que no participaron en la guerra.

    Con estas maniobras absurdas, trata de engañar el mundo como si existiera la “Comandancia de las Fuerzas de la ONU” y la organización de armisticio y buscar el pretexto para introducir siquiera un país más en el frente de Corea en el caso de emergencia.

    Lo más grave es que instaló en la cresta de la zona de la sala de reunión de Phanmunjom la gran torre de vigilancia y perpetra los actos de vigilancia y exploración contra nuestra parte.

    Desde el inicio de la obra de instalación de la torre advertimos a la parte norteamericana aclarar el propósito y la dimensión de la obra y prohibir cualquier movimiento contra el orden de seguridad.

    Entonces la parte de tropas norteamericanas afirmó que ese trabajo es “solamente para la guardia de la zona de Phanmunjom”.

    Pero, ahora está vigilando abiertamente no sólo la zona de Phanmunjom sino hasta la profundidad de la parte nuestra con el elevador vertical y los diversos aparatos de vigilancia e interceptación, instalados en la torre dividida en tres plataformas.

    No podemos estar con brazos cruzados ante estos extraños movimientos cada vez más graves de la parte norteamericana, después de que Obama dijo disparates conflictivos anti-RPDC durante su visita al Sur de Corea.

    Los centinelas de Phanmunjom del Ejército Popular de Corea están observando con alta vigilancia los movimientos provocativos de la parte de tropas norteamericanas y están totalmente dispuestos a hacerle frente.

    Las tropas norteamericanas deben actuar con prudencia reflexionando profundamente cuál consecuencia aguda producirán sus actos hostiles.

    Advertimos seriamente a la parte de tropas norteamericanas suspender todos los actos hostiles que ofendan a su contraparte y agraven la situación de Phanmunjom.

    Los combatientes de Phanmunjom de la parte nuestra no permitirán cualquier provocación pequeña de las tropas norteamericanas en esta zona aguda.

KCNA