EPC, KCNA, KHED DPRK RPDC, Pyongyang, Sur de Corea, USA

EE.UU. es el violador de resoluciones de la ONU

 EE.UU. es el autor que viola las resoluciones de la ONU en la Península Coreana.

    Así dijo a un reportero de la ACNC Ri Kyong Chol, jefe de sección del Instituto de Justicia de la Academia de Ciencias Sociales y continuó:

    EE.UU. cuestiona el lanzamiento de prueba y el entrenamiento de lanzamiento de proyectiles teledirigidos tácticos de la República Popular Democrática de Corea como «acto amenazante que aumenta la tensión de la región».

    EE.UU. y sus satélites suelen hablar de las «resoluciones» de la ONU que prohíben el ejercicio de derecho independiente de la RPDC.

    Las resoluciones no. 1718 y no. 1874 del Consejo de Seguridad de la ONU son productos de ilegalidad y despotismo que desprecian hasta los derechos internacionales universales superiores que las resoluciones de la ONU, razón por la cual no las hemos reconocido ninguna vez.

    Preguntamos a los que santifican tanto las resoluciones de la ONU. ¿Cómo ustedes trataron la resolución de la ONU sobre la retirada de todos los ejércitos extranjeros del suelo surcoreano, aprobada ya hace cerca de 40 años en el 30º período de sesiones de la Asamblea General de la ONU?

    El proyecto de resolución conjunta de 43 países miembros de la ONU sobre el problema coreano, aprobado en aquel entonces, demanda tomar las medidas prácticas para desmantelar la «comandancia de las fuerzas de la ONU», retirar todos los ejércitos extranjeros estacionados en el suelo surcoreano, sustituir el Acuerdo de Armisticio por el convenio de paz, aliviar la tensión entre el Norte y el Sur de Corea y preservar la paz duradera.

    Si se hubiera cumplido esta resolución, la situación regional no estaría tan tensa como ahora y ya se habría resuelto el problema nuclear de la Península Coreana.

    La historia revela que EE.UU. es el enemigo de la paz mundial que abusa de la ONU y desprecia las voces de justicia de la sociedad humana.

    EE.UU. demostró a todo el mundo su verdadera naturaleza de gángster con sus actos arrogantes e insolentes en cuanto al lanzamiento de proyectiles teledirigidos tácticos de la RPDC.

    Sería mejor que EE.UU. y sus seguidores se hallen sin decir nada y vean con la boca cerrada las medidas de fortalecimiento de las fuerzas de autodefensa nacional de la RPDC.

KCNA

Deja un comentario