Los “fugitivos norcoreanos” cometieron crímenes contra la patria y el pueblo y huyeron al Sur de Corea traicionando hasta a sus familiares y paisanos. Para mantener su vida sucia, ellos actúan ahora como brigada de choque de la campaña de confrontación fratricida y de las intrigas de los títeres surcoreanos contra la República Popular Democrática de Corea.

    En la RPDC, los “fugitivos norcoreanos” querían ganar el dinero sin trabajar y perseguían la vida degenerada y viciosa dañando los intereses de la sociedad y el colectivo.

    El representante de la “Federación de Movimiento por el Norte Libre”, Pak Sang Hak, es uno de aquellos delincuentes.

    Pak llevaba una vida infrahumana en Japón sufriendo humillaciones de toda índole y pudo vivir dignamente desde que repatrió a la RPDC.

    La patria atendió con gran amor su vida y le hizo cursar los estudios universitarios con que no pudo imaginar Pak cuando vivía en Japón capitalista.

    Si él tuviera la menor conciencia, se habría esforzado por responder a esos grandes beneficios del país.

    Por el contrario, enloquecido por el dinero, vendió ilegalmente los patrimonios culturales nacionales como porcelanas de verdeceladón y fue condenado al duro castigo jurídico.

    Entonces, lejos de arrepentirse de su crimen, traicionó a la patria y huyó al Sur de Corea.

    En el suelo surcoreano también llevó una vida corrupta sin dejar sus vicios. Al mismo tiempo, actúa como brigada de choque de la confrontación fratricida y las intrigas anti-RPDC bajo el amparo e instigación de las autoridades surcoreanas.

    Al tomar el cargo de representante de la “Federación de Movimiento por el Norte Libre”, se puso al frente del lanzamiento de volantes de contenido anti-RPDC. Se presenta hasta en los programas radiales para calumniar la máxima dignidad de la RPDC.

    Esta escoria humana, que no tiene la conciencia elemental del hombre, se pasea libremente todavía, lo cual es una vergüenza para la población surcoreana.

    Son muy ridículos y miserables los conservadores surcoreanos que utilizan a ese tipejo en su campaña publicitaria que busca el enfrentamiento de regímenes de las partes connacionales.

KCNA