EPC, GEIJ, Historia, Juche, KHED DPRK RPDC, Kim Il Sung, Kim Jong Il, Kim Jong Un

Kim Jong Un otorga la pistola «Paektusan» a comandantes militares

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Con motivo del aniversario 67 del gran triunfo en la Guerra de Liberación de la Patria, Kim Jong Un, Presidente del Partido del Trabajo de Corea y del Comité de Estado de la República Popular Democrática de Corea y Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas de la RPDC, otorgó la pistola memorial «Paektusan» a los principales comandantes de las fuerzas armadas de la RPDC.

La ceremonia de entrega tuvo lugar con solemnidad por la tarde del día 26 de julio en la sede del Comité Central del PTC.

El Máximo Dirigente del Partido, el Estado y las fuerzas armadas salió al lugar para otorgar personalmente la pistola «Paektusan» a los principales comandantes de las Fuerzas Armadas de la RPDC.

Los participantes le recibieron con saludo militar haciendo votos por él quien va abriendo el período de esplendor de la construcción del ejército revolucionario del Partido con su genial clarividencia militar, destacada idea militar, diestras estrategias y probado arte de mando.

Tomaron parte en la ocasión el vicemariscal del EPC, Pak Jong Chon, jefe del Estado Mayor General del EPC, los comandantes de los tipos de ejército y de las unidades a nivel de cuerpo de ejército del EPC, el director de Seguridad del EPC, el ministro de Seguridad Estatal, el ministro de Seguridad Pública, el comandante de Escolta, el director de Escolta, el jefe del Departamento de Escolta, el director de Escolta del Comité de Estado y los comandantes principales de los órganos de fuerzas armadas de distintos niveles y los integrantes de la comisión ejecutiva del Comité del PTC en el EPC.

Se distinguían también los cuadros del CC del PTC.

El Máximo Dirigente dijo en la ceremonia que quiere otorgar como recuerdo la pistola «Paektusan», desarrollada y producida nuevamente por la clase obrera de industria bélica, a los comandantes principales de las Fuerzas Armadas de la RPDC con motivo del día de gran victoria en la guerra.

Agregó que eso constituye una muestra de gran confianza y esperanza del Partido en los comandantes militares de nueva generación encargados de continuar y llevar a feliz término la causa revolucionaria del Juche tomando firmemente el arma de la revolución.

Instruyó a ellos que se prepararan como verdaderos revolucionarios uniformados que posean la fidelidad más fuerte y sincera a nuestro glorioso Partido y Estado, como los más fuertes en la idea y convicción que estén colmados de la única ideología y espíritu revolucionario de nuestro Partido y como competentes activistas militares que sean versados en la idea, teorías y métodos militares del Juche.

Como sello de su confianza, él otorgó personalmente la pistola memorial «Paektusan» en que está inscrito su nombre a los principales comandantes de las fuerzas armadas de la RPDC, expresando la seguridad de que ellos serán muy fieles a su misión asumida ante el Partido, la revolución, la patria y el pueblo y recorrerán hasta el final el largo y arduo trayecto de la revolución siguiendo al Partido por la victoria definitiva de la causa revolucionaria del Juche.

Los comandantes militares, que tuvieron el inmenso honor de recibir la pistola, juramentaron en coro la fidelidad al Máximo Dirigente Kim Jong Un y al CC del Partido poniendo en sus pechos esa arma de la revolución con que compartirán la vida o muerte en los días de batallas severas.

Guardando en el corazón hasta la última gota de sangre la pistola memorial «Paektusan», concedida por el Máximo Dirigente, le confiaremos y seguiremos siempre en cualesquier vientos y mareas y cumpliremos nuestra sagrada misión de defender el líder, la patria y el pueblo, al igual que los combatientes que superaron la enconada guerra antijaponesa y la antiyanqui empuñando el fusil de la revolución entregado por el Presidente Kim Il Sung y como los comandantes militares de la época del Songun que habían defendido con firmeza el frente avanzado de defensa del socialismo tomando como pilar de su convicción y voluntad la pistola otorgada por el Dirigente Kim Jong Il, juraron solemnemente ellos hacia la bandera del PTC.

El Máximo Dirigente se tomó una foto de recuerdo con ellos.

Al manifestar su decisión de luchar hasta la muerte por el Máximo Dirigente levantando en alto la pistola «Paektusan», los comandantes militares aseveraron que dedicarán toda su energía a desarrollar todo el ejército como fuerzas de flor y nata y cuerpo armado más poderoso y apoyarán la gran causa del PTC manteniendo la perfecta disposición de guerra sin olvidar ni un momento la confianza y esperanza del Partido.

ACNC

Dejar una respuesta