COVID-19, Kaesong, KCNA, KHED DPRK RPDC, Osasuna | Salud

Rodong Sinmun exige alta vigilancia frente el Covid-19

Recientemente, el Partido del Trabajo de Corea aprobó en la reunión ampliada emergente del Buró Político de su Comité Central la resolución de pasar del sistema de profilaxis emergente del Estado al de máxima emergencia, frente al estado peligroso creado en la ciudad de Kaesong.

Inició así el diario Rodong Sinmun, órgano oficial del Comité Central del Partido del Trabajo de Corea, en unos artículos individuales divulgados el día 4 y 5 de agosto:

En relación con que el examen hecho sobre un individuo, quien regresó a su tierra natal cruzando ilegalmente la línea de demarcación, dio el resultado ambiguo que puede calificarlo de sospechoso de ser contagiado con SARS-Cov-2, el PTC declaró el estado emergente en la zona correspondiente y emitió alarma de clase especial.

Para que salgan fructíferas las medidas tomadas por el Partido y el Estado, todo el pueblo debe enfrentarse unidos a la actual crisis profiláctica.

Serán inefectivas esas disposiciones, aunque sean fuertes y estrictas, si se toleran la indiferencia y relajamiento momentáneos de los funcionarios y trabajadores, que son ejecutores y cumplidores de las mismas.

El resultado de la presente campaña profiláctica depende del punto de vista y determinación de los participantes.

La campaña antiviral no es un problema limitado a un individuo, sino una cuestión directamente relacionada con la seguridad de la sociedad, el colectivo y el Estado y con la vida del pueblo.

Todos deben revisar sus labores profilácticas y trabajar con alta vigilancia y precaución acatando siempre la voluntad del Partido.

Para superar la crisis profiláctica de hoy, todos los habitantes deben participar como un solo hombre en la campaña de profilaxis emergente asumiendo la posición de responsables directos.

A cada ciudadano de la RPDC le toca la sagrada tarea de defender con firmeza la seguridad de la patria y el pueblo.

La actual batalla contra el virus letal causará consecuencias fatales si una o dos personas se descuidan o violan las reglas y normas de acción establecidas. Por esta razón, ella exige la movilización de todos para bloquear la entrada y la proliferación de la COVID-19.

El éxito de la campaña antiviral no depende del papel de algunas ramas, órganos y funcionarios especializados, sino de la participación activa de las masas populares.

Ahora es cuando todos los miembros de la sociedad deben aceptar la campaña antiepidémica como un problema vital relacionado directamente con su destino y mantener la posición de participante voluntario y entusiasta.

Pues, será superada exitosamente la crisis profiláctica de hoy cuando todos mantengan la unanimidad de voluntades y acciones.

ACNC

Dejar una respuesta